Edición n° 2744 . 27/05/2024

EL MUNDIAL DE LES NIÑES

Alejandro Malowicki/ Director de cine-Docente

«El fútbol es dinámica de lo impensado»

(Dante Panzeri, periodista).

Volviendo de la manifestación una amiga peruana me preguntó sorprendida que como era posible que hubiera tantos niñes y de todas las edades caminando con sus familias sin tener en cuenta los peligros que podían correr. ¿Qué peligro? ¿Acaso entre los millones de personas y por supuesto de niñes hubo víctimas que lamentar? Inmediatamente le aclaré que en todas las manifestaciones las familias humildessiempre caminaban con suspibes y sus pibas por las avenidas de las ciudades a veces para festejar y otras para protestar.

La pregunta también me ayudó a rememorar lo vivido en las calles como así tambiénlos testimonios fotográficos y en videopara concluir que la presencia de les niñes era lo que más se destacaba, incluyendo alos más pequeñitos marchando sobre los hombros de sus felices papás.

¡Y quién mejor que les chiques saben festejar un juego! Si como afirmaba Sigmund Freud en el niño está en ciernes un adulto― no por la cronología sino porque en todo adulto hay algo de la infancia que no caduca con el tiempo― fueron cuatro/cinco millones de niñes los que salieron a las calles para festejar el campeonato mundial de futbol y saludar a la selección.

Y si de un juego estamos hablando ¡y de un juego que ya no es patrimonio de los varones porque en los potreros y en las canchitas de los clubes de barriotambién lo juegan las pibas!, fueron también elles les que no solo vieron los partidos por la televisión sino que al mismo tiempo en sus cabecitas deliciosamente fantasiosas imaginaban ser cualquiera de los 11 futbolistas y árbitres que estaban en la cancha ¡jugando! como cuando los varoncitos imaginan  cabalgar un hermoso caballo montando una escoba y las mujercitas ser mamá cuando visten a sus muñecas. 

Es por las infancias que está asegurada la memoria de todo lo acontecido en el Mundial de Futbol 2022.