Edición n° 2747 . 30/05/2024

El movimiento obrero bonaerense moviliza a la Plaza del Congreso/También habrá movilizaciones en el interior de la provincia de buenos aires.

“Milei se va a sorprender porque se viene un parazo”

por Andres Miquel

La CGT, las dos CTA y los trabajadores de la economía popular confluyeron en un plenario de organización de cara al paro general y movilización de este miércoles.

Con todo preparado para movilizarse este 24 enero y con un mensaje de unidad, el movimiento obrero de la provincia de Buenos Aires se reunió en La Plata y llevó a cabo un plenario para poner sobre la mesa lo que está viviendo cada sector a partir de las medidas adoptadas por Javier Milei. La CGT, la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular confluyeron en un encuentro para ratificar la solidez de la relación entre las organizaciones sindicales y coincidieron en que el paro general de este miércoles será “un capítulo histórico para el movimiento obrero organizado”.

“Milei se a sorprender porque se viene un parazo”, fue una de las frases que se escucharon en la sede de la CGT Regional La Plata-Berisso-Ensenada, donde se dieron cita los secretarios generales de la mayoría de los ochenta gremios que componen la regional en conjunto con las otras centrales sindicales y organizaciones sociales.

Los planteos fueron variados y unánimes: el avasallamiento que representa el DNU y la ley ómnibus a los derechos laborales, la caída del poder adquisitivo de los asalariados, el “hambre” que avanza como consecuencia de la crisis económica actual, el amedrentamiento del gobierno de Milei hacia el movimiento obrero, el llamado a “no permitir que un legislador traicione la confianza del pueblo” y el pedido de movilizar en paz y no caer en las provocaciones del Gobierno Nacional.

La expresión de los trabajadores bonaerenses no será únicamente en la Plaza de los Congresos. Desde las cabezas dirigenciales informaron que en la provincia de Buenos Aires habrá movilizaciones en distintas ciudades ante las posibles complicaciones que pueda haber para viajar hacia la Ciudad Autónoma. Mar del Plata y Bahía Blanca serán los epicentros en el interior. Pero también en Olavarría, Junín, Tandil, Miramar, Pergamino, Tres Arroyos, Zárate, Bolívar, Azul y otra decena de localidades habrá manifestaciones organizadas por la CGT y la CTA.

Además, informaron que en quince capitales de distintos países habrá marchas en acompañamiento al reclamo de los trabajadores argentinos y, a su vez, en cerca de treinta embajadas argentinas alrededor del mundo se llevará a cabo la entrega de “una nota en repudio a la ley ómnibus, al DNU y al protocolo” con el que se pretende disuadir las concentraciones masivas.

“Nos sorprende la cantidad de gente que nos pide ir”, destacan los referentes sindicales de cara a la masiva movilización que las centrales obreras esperan para este miércoles, que servirá para acompañar al paro que comenzará a las 12 del mediodía.

Cada gremio tiene organizado su punto de encuentro y su mecánica de traslado para la marcha. La columna de la CGT, por ejemplo, ingresará por Avenida de Mayo y la avenida 9 de Julio, desde donde caminará hasta la Plaza de los Congresos y se apostará frente al escenario que estará ubicado en la avenida Entre Ríos.

Unidad y el «miedo al hambre»

A la cabeza del encuentro estuvo el triunvirato que lidera la regional: Julio Castro de Obras Sanitarias, Héctor Nieves de UPCNBA y Antonio Di Tomasso de la UOM. A su vez, también estuvieron sentadas a la mesa la Secretaria General de UPCNBA, Fabiola Mosquera, y la ministra de las Mujeres, Estela Díaz. Para el cierre y la posterior conferencia de prensa, arribaron Roberto Baradel, quien está al frente de SUTEBA y representó a la CTA de los Trabajadores, junto con Oscar De Isasi, de la CTA Autónoma.

Además, hubo otro sector que se sumó al encuentro y estuvo a la par de las voces sindicales: los trabajadores de la economía popular. Daniela Torres, en representación dela UTEP, tomó la palabra durante la conferencia y marcó la realidad que le toca vivir a sus compañeros que cobran, en promedio, 70 mil pesos mensuales. “Nos dimos cuenta que nosotros somos la casta, y hoy la garrafa cuesta 15 mil pesos, un paquete de fideos cuesta 2 mil pesos y ni siquiera hablo de la carne porque no accedemos a la carne y de a poco tampoco a la verdura”, señaló durante su intervención.

Torres fue también quien clarificó el punto donde lel amedrentamiento del gobierno de Milei respecto a descontar días o sanciones quedan sin efecto. “Nuestro sector le tiene más miedo al hambre y a no dar de comer a los hijos que a las amenazas”, lanzó.

Ante la consulta sobre la posibilidad que haya descuentos salariales en la provincia de Buenos Aires tal cómo lo profetiza el Gobierno Nacional, Nieves tomó el micrófono y aseguró que cuentan con la palabra de Axel Kicillof que “no habrá descuentos ni ningún tipo de reprimenda”. «Que todos esten tranquilos», reafirmó.

Baradel, en representación de los docentes, hizo hincapié en un punto que el propio Kicillof se encargó de marcar en las primeras reuniones con el peronismo a fines del año pasado: “Acá no ganó Milei”. El titular de SUTEBA remarcó que en la provincia de Buenos Aires ganó “otro modelo” y que si desde el gobierno de Milei “piden que respetemos la voluntad popular, que respeten lo que se decidió en la provincia”.

El dirigente docente indicó que desde la Nación quieren “recortar en un 11 por ciento los recursos que la provincia necesita para funcionar” y espera que se “revea” la situación. “Es el debate que se viene”, señaló.

Para Fabiola Mosquera, Secretaria General de la seccional bonaerense de UPCN, “lo grave es que le den superpoderes al Presidente”. “A nuestros representantes les pido por favor que tengan en cuenta que los 114 artículos que modificaron del texto original de la ley, con un sólo año de superpoderes los limpian de un plumazo”, afirmó frente a la prensa. “Confiamos en que esos legisladores pensarán que deben volver a sus provincias y tendrán que ver la cara a los trabajadores”, agregó.

Las preguntas continuaron a lo largo de cuarenta minutos. A su turno, Di Tomasso habló sobre la situación de sus representados que pertenecen al sector privado. Aseguró que los metalúrgicos son “muy disciplinados” en materia gremial y que tienen en claro que “la pequeña y mediana industria va a desaparecer”.

A su vez, resaltó que la normalización de más de ochenta delegaciones regionales a lo largo de los últimos años posibilitó y “favoreció la pelea y la organización del movimiento obrero”.

Por su parte, Oscar De Isasi de la CTA Autónoma destacó la operatoria que hubo a partir de las convocatorias multisectoriales que impulsó Kicillof. “Por eso este miércoles se verá a los sectores productivos, religiosos, a las mujeres, y todo un abanico de sectores que va más allá de los trabajadores y trabajadoras porque todos se ven afectadas por la política nacional”, apuntó.

Quien se encargó de abrir la conferencia y cerrarla fue Castro, que al frente del gremio que trabaja en la empresa que suministra agua potable en la provincia, un “recurso natural que este gobierno quiere vender”. “Producir un kilo de carne lleva 15 mil litros de agua, y sólo dos mil millones de personas en el mundo acceden al agua potable, como para que tomemos dimensión de su valor”, remarcó.

Al mismo tiempo, puso énfasis en remarcar la estrategia del CGT en materia judicial que logró fallos a favor de frenar las modificaciones impulsadas por el DNU y la ley ómnibus. “Se visitó a todos los legisladores para explicarles a todo lo que nos oponemos y el valor de este paro”, indicó. Además, destacó el fuerte apoyo de los intendentes peronistas a la jornada. 

Más voces de la jornada

Ante la consulta de Buenos Aires/12 la ministra Estela Díaz dijo que el Gobierno Nacional lleva adelante un proyecto netamente consevador y machista». Puntualmente, y respecto a al presidente, fue contundente: “Milei odia a las mujeres»

 También fue parte del encuentro por parte de La Bancaria regional, Ona Parrilli, quien anunció que al mediodía de este 24 también se hará un abrazo simbólico a la sede platense del Banco Nación en rechazo al proyecto privatizador de la entidad que encabeza la Nación. 

Sobre el proyecto presentado por Milei que pide el retorno del impuesto a las ganancias, la representante afirmó a este medio que es un golpe «brutal» a los empleados bancarios. «En la última paritaria se acordó un salario mínimo por encima de los 900 mil pesos, así que esto tocará a todos», advirtió.