Edición n° 2654 . 27/02/2024

El mito de que Chile le cobra 40% a las mineras y Argentina solo el 3%

Decir que Chile le cobra a las mineras el 40% y nosotros solamente el 3%, es el mismo dislate que cometió Patricia Bullrich diciendo que el 50% de los alumnos de las universidades publicas son extranjeros, cuando es el 4%. Eso es hablar de temas importantes sin informarse lo suficiente. Y lo hace la derecha y la izquierda…

Desde hace un tiempo, alguien instaló esa frase, y a partir de allí, muchos comunicadores, militantes y algunos dirigentes políticos la repiten como una verdad revelada. Cosa que nos deja con una profunda inquietud: “Al final, aunque los dejemos fuera de la Copa del Mundo, los chilenos son cuarenta veces mas vivos que nosotros”.

Bueno, la verdad es que en Chile y Argentina las empresas mineras tributan más o menos lo mismo, depende del mineral y del proyecto de explotación. Aunque, para llegar a esta conclusión, es necesario informarse y reflexionar al respecto.

Chile nos lleva años de distancia en lo que refiere a la actividad minera. De hecho, la minería es el primer rubro de sus exportaciones (58,8% del total de sus ventas al mundo). En 2022 exportaron 43.000 millones de dólares, mientras que Argentina en el mismo año exportó minerales por 5.700 Mu$s  Compartiendo la misma cordillera, se supone que tenemos igual cantidad de minerales de este lado.

Pero, mientras nuestras clases dominantes porteñas, no avanzaron mas allá de las riquezas que le daba la pampa húmeda, los chilenos, privados de vacas y trigo, pusieron el énfasis en la minería. Un dato no menor es que en Chile, desde 1958 hasta el 2020, por ley, el 10% de los ingresos de las exportaciones mineras iban directamente a las Fuerzas Armadas.

Chile a diferencia de Argentina es un país unitario. El equivalente a nuestras provincias son las regiones. Recién a partir 2017, los gobernadores de cada región los eligen por voto, hasta ese momento se llamaban intendentes y eran designados por el presidente de la nación. Por lo tanto, los recursos minerales son propiedad nacional, a diferencia de nuestro país donde por la Constitución Nacional (1994) pertenecen a las provincias

Los datos que expongo a continuación pertenecen al documento de la CEPAL “Renta económica, régimen tributario y transparencia fiscal de la minería del litio en la Argentina, Bolivia (Estado Plurinacional de) y Chile” (marzo 2022). El autor es Michel Jorrat.

Chile no tiene un sistema de regalías provinciales, pero cobra el Impuesto Específico a la Actividad Minera (IEAM) que varía según los proyectos, puede ir del 3 al 5%, y ha tenido sucesivas modificaciones de subas y bajas a lo largo del tiempo. El impuesto más importante (equivalente a nuestro Impuesto a las Ganancias) es el Impuesto sobre las utilidades (ISU) que es del 27%. Luego suman otros gravámenes. La Patente Minera, 6 dólares por hectárea del área de concesión. La Contribución para el Desarrollo Regional, por su parte, grava un 1% de la inversión, pero todavía no está en vigencia. Y, en algunos contratos de explotación de litio, se estableció un “Aporte a las Comunidades” del 1,7% sobre el valor de venta, que sería lo mas parecido a las regalías provinciales nuestras.

En Argentina, por su parte, las empresas mineras pagan un 3% de regalías a las provincias. Después, pagan el 35% de Impuesto a las Ganancias al estado nacional. También, pagan retenciones a las exportaciones que van del 4,5 al 8%, según el mineral. Impuesto al cheque del 1,2%. Además, las provincias dueñas del recurso han creado empresas provinciales que se asocian con las empresas mineras: Santa Cruz creo Formicruz, que tiene el 7,5% de acciones en Cerro Vanguardia (explotación de oro y plata); Jujuy creó JEMSE, que tiene el 8,5% de acciones en las dos mineras de litio; Catamarca creó CAMYEN y así todas las provincias establecen distintos tipos de acuerdos.

Como vemos, no es cierto que Argentina cobra el 3% y Chile el 40%. A valores nominales, el 35% de Impuesto a las Ganancias nuestro es superior del 27% del ISU chileno. Además nosotros cobramos retenciones y Chile no. Pero, los sistemas tributarios son bastante diferentes y para hacer un cálculo fino hay que tomar cada proyecto en particular y hacerlo analizar por un especialista en impuestos. El trabajo al que hice mención concluye que en determinados proyectos de litio, por ejemplo, la imposición puede ser mayor en Chile que en Argentina, pero, en algunos pocos puntos porcentuales. Nunca del 3 al 40% que es la fake news tan repetida.

Además, debemos considerar que según un informe presentado por el Centro de Estudios para la Producción XXI (CEP XXI) del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, poco más de la mitad de la facturación de las empresas mineras que operan en Argentina, se destina a proveedores nacionales. Incluso, entre esos proveedores figuran la empresas nucleadas en la Caprosemitp, que es la primera Cámara Pyme de Pueblos Originarios de Salta, Jujuy y Catamarca. Todas estas empresas tributan impuestos provinciales y nacionales y dan trabajo formal a miles de personas.

En enero del 2023, el Ministerio de Trabajo informó que existen 38.000 puestos de trabajo directos en la actividad minera; mas 114.000 puestos indirectos, un total de 152 mil trabajadores argentinos. Además, los trabajadores directos con un promedio salarial de $519.000 (a marzo del 2023) .

Por supuesto que las empresas mineras (chinas y canadienses, las más importantes) no son sociedades de beneficencia, sino empresas que buscan el lucro. Y, si pueden pagar menos impuestos a través de la evasión o elusión, lo hacen. En eso interviene la capacidad, que cada estado nacional y provincial, tenga en materia de control y vigilancia.

Obvio que en materia de control y vigilancia estatal, siempre se puede y se debe mejorar más; pero no es cierto que tengamos un estado bobo incapaz de controlar nada.

También es cierto que nuestra legislación impositiva requiere de permanente actualización, y que seguramente, podemos avanzar más sobre la renta de las empresas y mejorar los indices de recaudación del Estado. Claro que para cobrarle impuestos primero deben venir las inversiones y a juzgar por los resultados de Chile y Argentina en materia de minería ellos han tenido 10 veces mas éxito que nosotros. Y nada explica que si desde la famosa ley de minería de los 90, nosotros cobramos 3% y los chilenos el 40%, por qué entonces las empresas mineras durante 30 años se establecieron en Chile, y no en Argentina donde supuestamente “nos dejamos estafar con alegría” (por no usar otra metáfora).

Un economista insospechado de liberal como Andrés Asiain escribió ayer en Página 12: “La posibilidad de generar un gobierno soberano que atienda las demandas de justicia social, requiere la conquista de la independencia económica, es decir, juntar dólares.”

La verdad es que Argentina ha decidido que la minería sea uno de los pilares, que nos permita romper la soja-dependencia, en materia de juntar divisas por exportaciones. Existen hoy inversiones en marcha y otras en proyecto, por más de 20 mil millones de dólares, que nos van a permitir en los próximos diez años cuadruplicar las exportaciones minerales, y por supuesto avanzar en la incorporación de valor agregado como ya lo está iniciando YPF – Litio y otras empresas estatales, privadas y mixtas.

FUENTE: Agencia Paco Urondo