Edición n° 2765 . 17/06/2024

El lobby por un lado, los números por el otro

La entidad empresaria, que expuso en el último Coloquio un panorama general negativo, puso a votar a 250 ceos que manifestaron recuperación en ventas, exportaciones, inversión y una rentabilidad por lo menos sostenida. 

( Por Leandro Renou ) Los empresarios nucleados en IDEA dieron a conocer su Encuesta de Expectativas, una serie de preguntas sobre la economía que respondieron 250 ceos y que marcó una coincidencia mayoritaria en que la actividad está en un proceso de recuperación en casi todos los frentes. Las mejoras en la percepción de lo que viene en el próximo semestre en materia de rentabilidad, exportaciones, inversión y ventas, es la contracara de la posición pública que el conglomerado de firmas que la integran juega en el discurso público. IDEA, un polo empresario que en la galaxia del establishment queda del lado de los más cercanos a la línea Cambiemos, reflejó que hay una recuperación que se ve, sobre todo, en dos frentes: la reactivación por reapertura post pandemia, y un consumo que encuentran «pospuesto». 

El trabajo, presentado en una conferencia con el director de IDEA y ex YPF, Daniel Gónzalez, el economista Luis Secco y el encuestador Eduardo D’Alessio, mostró, por caso, que en materia de ventas, 7 de cada 10 empresas consideraron que estarán igual o mejor, número que es el mejor en dos años. En exportaciones, en tanto, los consultados opinaron que sus ventas al mundo serán iguales o mejores en 8 de cada 10 empresas; la inversión, por su parte, será igual o mejor en el 64 por ciento de las empresas; y la rentabilidad, en 5 de cada 10, será igual o mejor. «También vemos un crecimiento de las importaciones de 10 puntos por encima del período anterior, lo que muestra que la economía crecer», destacó Secco.

An employee stands as he operates a machine at industrial manufacturing company Gottert in Garin, on the outskirts of Buenos Aires, Argentina November 1, 2018. Picture taken November 1, 2018. REUTERS/Marcos Brindicci

Estos números, como se ve en relación al corto plazo y también en el largo, son un poco caprichosos e incluyen cierta inclinación por los modelos. Un ejemplo: en 2018, en la previa a que el Gobierno de Mauricio Macri fuera el FMI, con una crisis muy marcada, alta inflación, sin crédito y ell consumo derrumbado, la percepción de estos mismos empresarios fue positiva duplicando el nivel de hoy. «Son perspectivas de negocios, de clima», expresó González ante la consulta de Página I12 sobre la lógica que se aplica a las respuestas a la encuesta, si operan o no allí factores de simpatía, más que de realidad y contexto socio económico. 

Naturalmente, el escenario económico y político argentino atraviesa hoy una recuperación aún heterogénea y convive con problemas serios, como una inflación muy elevada, escasa distribución del ingreso, contrastes políticos en la interna del Gobierno y el cierre pendiente del acuerdo con el Fondo Monetario. A esta foto, los ceos le agregan otras quejas, como que falta un plan económico claro, que la brecha cambiaria es grande y las dos constantes: un gasto público fuerte y presión tributaria alta. También apuntan que revisar los marcos laborales sería una de las medidas «para incentivar la inversión».

Un dato curioso de la encuesta es la posición de las empresas sobre el teletrabajo. El 63 por ciento estimó que estimó que se va a un esquema «híbrido, con algunos días de teletrabajo»; un 28 expresó que seguirá el esquema remoto con los que puedan hacerlo en sus casas; mientras que el resto negó que siga el empleo remoto o bien admitió que, todavía, no lo discutió. 

Entre las conclusiones, el trabajo reflejó que «con signos de reactivación, se reduce el pesimismo sobre el futuro de la economía»; «el saldo neto del empleo privado continúa en negativo, aunque en menor medida. Que «hay un cambio de tendencia en las exportaciones» y que «la inversión como proporción de las ventas estimada para el año próximo repite el piso del 2021». Por último, apuntaron que la reducción del déficit fiscal es la variable que, según el prisma de IDEA, permitiría un ordenamiento macro y general.