Edición n° 2739 . 22/05/2024

El futuro del trabajo en la mirada de las Corporaciones Digitales

“Los Estados y sus Gobiernos deberán formar y capacitar los perfiles y aptitudes profesionales que necesitamos”

( Por Alfredo Moreno) El reciente informe del WorldEconomicForum (WEF)[i] sobre el futuro del trabajo, asegura que una cuarta parte de los puestos de trabajo cambiarán en los próximos cinco años.

Las tendencias económicas, sanitarias y geopolíticas han creado resultados divergentes para los mercados laborales de todo el mundo en 2023.

En los países de ingresos altos prevalecen condiciones laborales seguras, en los países de ingresos bajos y media-bajos el desempleo sigue siendo más elevado o más informal que antes de la pandemia de COVID-19.

Según el informe, la adopción de tecnología seguirá siendo un motor clave de la transformación empresarial en los próximos cinco años. Más del 85% de las organizaciones encuestadas identifican el aumento de la adopción de tecnologías nuevas y de vanguardia y la ampliación del acceso digital como las tendencias con más probabilidades de impulsar la transformación en su organización.

La adopción integral de tecnología, la ciencia de datos o datos masivos (macrodatos), la computación en nube y la Inteligencia Artificial ocupan un lugar destacado en la probabilidad de apropiación.Más del 75% de las empresas prevén adoptar estas tecnologías en los próximos cinco años.

Los datos también muestran el impacto de la digitalización del comercio. Las plataformas digitales y las apps (aplicaciones) son las tecnologías con más probabilidades de ser adoptadas por las organizaciones encuestadas, con un 86% de empresas que esperan incorporarlas a sus operaciones en los próximos cinco años.

Se espera que el comercio electrónico y el comercio digital sean adoptados por el 75% de las empresas. En segundo lugar, se sitúan las tecnologías de la educación y la mano de obra, que el 81% de las empresas prevé adoptar de aquí a 2027.

La adopción de robots, la tecnología de almacenamiento de energía y las tecnologías de Blockchainocupan los últimos puestos de la lista.

El informe se fundamenta en una encuesta realizada a 803 empresas que conjuntamente emplean a 11,3 millones de trabajadores en 27 sectores industriales de 45 países de todo el mundo.

Según las estimaciones, los empleadores prevén que se crearán 69 millones de empleos nuevos y se eliminarán otros 83 millones de los 673 millones, lo que supone un descenso neto de 14 millones de empleo o el 2 % del empleo actual.

Los empleos de más rápido crecimiento se basan en la tecnología y la digitalización. Los datos masivos (macrodatos) se sitúan en la primera posición de las tecnologías que se consideran creadoras de empleo y el 65 %
de los encuestados esperan que aumenten los puestos de trabajo relacionados con ellos. Se estimaque el empleo de analistas y científicos de datos, especialistas en ciencia de datos, especialistas eninteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático y profesionales de la ciberseguridad crecerá un 30 %
por término medio hasta 2027.

En elpróximo quinquenio, el 42 % de las empresas encuestadas priorizaran la formación de trabajadores para que utilicen inteligencia artificial y ciencia de datos, pensamiento analítico (48 %) y pensamiento creativo (43 %).

Elcomercio digital generará los mayores incrementos absolutos del empleo: se estima que se crearánalrededor de 2 millones de puestos nuevos basados en la digitalización, como especialistas encomercio electrónico, especialistas en transformación digital y especialistas en mercadotecnia yestrategia digitales.

La tecnología y la digitalización serán las que más aceleren la pérdida depuestos como los de administración o secretariado, entre ellos los cajeros de bancos y comercios olos administrativos dedicados a la carga de datos.


Si bien las expectativas de desplazamiento del trabajo físico y manual por las máquinas handisminuido, se cree que el razonamiento, la comunicación y la coordinación, características queofrecen una ventaja comparativa a los humanos, serán más automatizables en el futuro. Se esperaque la IA, sea adoptadapor casi un 75 % de las empresas encuestadas. El 50 % de las empresas creen que generará empleo y el 25 % que provocará la pérdida depuestos de trabajo.

En una apretada síntesis del informe de referencia, se puede destacar:

  • Las corporaciones digitales, estiman que alrededor de un 23 % de los puestos de trabajo cambien de aquí a 2027, con la creación de 69 millones de nuevos empleos y la eliminación de otros 83 millones.
  • La adopción de tecnologías y la creciente digitalización también crearán empleo neto pero con mayores pérdidas; la ralentización del crecimiento económico, la escasez de la oferta ylainflación son los mayores riesgos para el empleo.
  • Los puestos de trabajo que crecerán más rápidamente son los de especialistas en inteligenciaartificial y aprendizaje automático, especialistas en sostenibilidad, analistas de inteligenciaempresarial y especialistas en seguridad de la información
  • El mayor crecimiento absoluto seespera en la educación, la agricultura y el comercio digital.

Incremento de los empleos ecológicos, educativos y agrícolas


La inversión en la transición ecológica y en la mitigación del cambio climático, así como la crecienteconcientización de los consumidores en materia de sustentabilidad, están impulsando la transformaciónde la industria y abriendo nuevas oportunidades en el mercado laboral.

Se cree que los efectos másfuertes de creación de empleo neto serán generados por las inversiones que faciliten la transiciónecológica de las empresas, según lo que esperan más de la mitad de los encuestados.

A medida quelos países busquen más fuentes de energía renovables, aumentará la demanda de perfiles como losde técnicos en energías renovables y técnicos en instalaciones y sistemas solares.


La inversión también impulsará el crecimiento de empleos más generalistas en el ámbito de lasustentabilidad, como especialistas en sustentabilidad y profesionales de protección ambiental, que seestima que aumentarán un 33 % y un 34 % respectivamente, lo que significa un crecimientoaproximado de 1 millón de puestos de trabajo.


Sin embargo, los mayores incrementos absolutos de empleo se producirán en la educación y laagricultura. El informe prevé que los empleos en el sector de la educación crecerán en torno a un10 %, lo que supondrá 3 millones de puestos de trabajo adicionales para profesores de formaciónprofesional y profesores de enseñanza universitaria y superior.

Se estima que los puestos de trabajopara profesionales de la agricultura, especialmente operadores de maquinaria agrícola, calibradoresy clasificadores, aumentarán entre un 15 % y un 30 %, lo que supondrá 4 millones de empleosadicionales.


Las empresas dicen que los déficits de competencias y la incapacidad de captar talento son losprincipales obstáculos para la transformación, lo que indica una clara necesidad de formación yreciclaje profesional en distintas industrias. Seis de cada diez trabajadores necesitarán formación
antes de 2027, pero solo la mitad de los empleados tienen acceso a oportunidades de formaciónadecuadas en el momento actual. Al mismo tiempo, el informe estima que, por término medio, untrabajador necesita actualizar el 44 % de sus competencias.


Según el 45% de las empresas encuestadas,la financiación de la formación por competencias por parte de los Gobiernosayudaría a conectar el talento con el empleo.


En respuesta a la crisis del costo de la vida, el 36 % de las empresas reconocen que ofrecer salariosmás altos podría ayudarles a captar talento. Sin embargo, las empresas planean mezclar inversión ydesplazamiento para conseguir que sus empleados sean más productivos y rentables. Cuatro de cadacinco empresas encuestadas tienen previsto invertir en aprendizaje y formación en el puesto detrabajo y en la automatización de sus procesos en los cinco próximos años. Dos tercios de lasempresas esperan obtener un rendimiento de su inversión en formación por competencias en elplazo de un año, ya sea en forma de mayor movilidad entre puestos o de mayor satisfacción o mayorproductividad de los trabajadores.


Los empleadores otorgan cada vez más valor a las habilidades cognitivas, lo que refleja la crecienteimportancia de la capacidad de dar soluciones a problemas complejos en el lugar de trabajo. Seconsidera que las competencias más importantes para los trabajadores en 2023 son el pensamientoanalítico y el pensamiento creativo, y se cree que seguirá siendo así en los cinco próximos años.

Apropiación y regulación

En paralelo a los debates alrededor del futuro del trabajo, también hay un capítulo asociado a la regulación de las nuevas tecnologías y su impacto en la

desigualdad socio-económica.

El informe estima que el valor de mercado de las empresas vinculadas a los desarrollos tecnológicos de frontera, entre las cuales está la IA, junto al hidrógeno, impresión 3D, robótica, Big Data, Blockchain (Cadena de Bloques) e Internet de las cosas, pasaría de los 1,5 billones de dólares en 2020 a unos 9,5 billones en 2030.En lo que respecta a esas nuevas tecnologías, el panorama del conocimientoestá dominado por los Estados Unidos y China, a los que correspondeconjuntamente el 30 % de las publicaciones y casi el 70 % de las patentesa escala mundial. Otros países compiten en categorías específicas,
en particular Alemania, Francia, la India, el Japón, el Reino Unido de Gran
Bretaña e Irlanda del Norte y la República de Corea.

Las tecnologías mencionadas, se encuentran en las fronteras del cambio, pero
algunas están más maduras que otras, como demuestra el registro depatentes y publicaciones. Sobre la base de los años en que se solicitaronpor primera vez las patentes y del período durante el cual se citaron laspatentes originales, la tecnología más madura es la IA.

La IoT, por su parte, es relativamente inmadura, ya que el promedio de los
años de solicitud de la patente es 2017 y el promedio de las fechas de las
patentes citadas es 2016. Esto da a entender que el diseño dominante que
subyace a la innovación en la IoT se actualiza con periodicidad casi anual, lo
que refleja una tecnología que sigue evolucionando rápidamente.

Nota: El número que figura en el gráfico de barras muestra la madurez de la patente de cada tecnología, esto es, la diferencia entre el promedio ponderado de los años
de solicitud de las patentes y el promedio ponderado de los años (entre 2000 y 2021) de las 20 patentes más citadas en ellas

Artífices de nuestro propio destino

La capacidad de los países en desarrollo para tener incidencia en la producción de estas tecnologías depende en buena medida del poder de los Estados para generar espacios académicos y deinvestigación aplicada y coordinar acciones para apoyar al entramado productivo local.

Para los países en desarrollo, que necesitan recuperar terreno, las tecnologías más maduras pueden parecer opciones más sencillas y asequibles, ya que exigen menos investigación y desarrollo. La biomasa y la energía solar fotovoltaica, por ejemplo, incorporan tecnologías sobradamente probadas que los países en vías de desarrollo pueden absorber y utilizar importando maquinariadel exterior.

Pero también el Estado tiene una función regulatoria relevante. La Unión Europea desarrolla un nuevo marco jurídico que apunta a asegurar la calidad de los datos y su transparencia, la supervisión humana y la rendición de cuentas de las empresas de Inteligencia Artificial. También pretende abordar cuestiones éticas y los retos de aplicación en diversos sectores.

Cuando empezamos a plantear nuestros propios objetivos, encontramos que el estilo tecnológico global no tiene respuesta para muchísimos de los problemas prácticos que estos objetivos nos obligan a resolver; entonces debemos asumir una decidida actitud creativa y construir muestro propio estilo tecnológico (ET).

Un ET que este en función del modelo nacional con desarrollo inclusivo que impulse el desarrollo tecnológico autónomo, concatenado y motorizado por la participación del Estado, de las empresas medianas y pequeñas y del sistema nacional de Ciencia y Tecnología y de el de formación profesional. Disminuir las inequidades para cerrar la brecha tecnológica necesita de estos actores centrales.

La primarización tecnológica no es tan evidente, porque asociamos a este sector con la producción de valor agregado. Este concepto, parte de considerar al sector independiente del resto de la economía y solo ponderar el factor de estar produciendo y exportando bienes y servicios tecnológicos y no valorar la integración de las cadenas productivas de manera vertical y horizontal. Exportar horas de programación o proyectos tecnológicos e importar programas o bienes de mayor valor tecnológico es análogo a exportar el cuero e importar los zapatos.

El Prof. Dr. Fernando D. Stefani, Vice-Director del Centro de Investigaciones en Bionanociencias da un ejemplo que ilustra las diferencias de modelos tecnológicos: “Imaginen que una emprendedora argentina desarrolla una nueva antenita para celulares, mucho mejor que las existentes. ¿Qué puede ocurrir? La va a vender a Huawei o Motorola, ganará algunos millones de dólares y va a salir en todos los diarios. Será objeto de nuestro orgullo. Y al poco tiempo compraremos el teléfono con la antena de la emprendedora argentina. Pero el balance para el país será negativo: invirtió en criarla, educarla y formarla, le permitió desarrollar su emprendimiento hasta el punto en que una empresa lo consideró suficientemente interesante.”

Los avances tecnológicos que definen la transformación digital actual, como las tecnologías mencionadas en el informe WEF son el eje transversal que afectan a todos los sectores transformando la manera de producir bienes y servicios. Son estas tecnologías los factores transversales que impactan en toda la vida cotidiana de las personas, de las ciudades y de todos los ecosistemas y sectores de la economía y la producción.

Los servicios basados en el conocimiento, en un modelo de desarrollo sustentable, agregan valor a un bien o servicio tangible de generación nacional. En un modelo de desarrollo sustentable la economía del conocimiento se debe pensar más por su capacidad de impacto transversal en los sectores tradicionales de la economía que por un fin en sí mismo.

En el imaginario colectivo, la ciencia, la tecnología era vista como algo lejano, algo que no tenía que ver con la vida cotidiana de las personas. Ese paradigma comenzó a modificarse. Hemos comenzado a vincular en los hechos los recursos con los resultados; a la ciencia y la tecnología con el crecimiento económico, con el desarrollo y la industrialización. YPF Litio, Invap, Arsat, Sputnik Vida son algunos ejemplos en Argentina.

“La única solución para los países en desarrollo, es recuperar la tecnología como parte realmente integrante de su cultura. Convertirla de elemento exógeno condicionante, en modo legítimo de expresión de sus propios valores y aspiraciones (…) El problema principal es recuperar la capacidad de decisión

social del uso y fines de la tecnología” Amílcar Herrera[ii].

Alfredo Moreno

Profesor en Tecnologías de la Información en Univ. Nac. de Moreno

Ing. TIC en ARSAT

Integrante de la red PLACTS


[i]https://es.weforum.org/reports/

[ii] Amílcar Herrera, “La Creación de Tecnología como Expresión Cultural”, p. 61, en Nueva Sociedad, Nº 8/9, septiembre-diciembre, Santiago de Chile, 1973