El Frente de Todos logró dictamen de mayoría al proyecto de reforma de la Ley de Compre Argentino

El Frente de Todos (FdT) logró hoy en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados emitir dictamen de mayoría sobre el proyecto de reforma de la Ley de Compre Argentino, que tiene por objeto promover la mayor participación de la producción nacional en las compras públicas y estimular procesos de innovación y de generación de agregado de valor en sectores estratégicos, por lo que la iniciativa quedó en condiciones de ser debatida por el plenario del cuerpo.

El proyecto presentado por el Poder Ejecutivo e impulsado por el oficialismo fue firmado por 40 legisladores de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Industria, 39 propios del FdT más el respaldo del representante del Frente de la Concordia de Misiones.

En tanto, la propuesta de Juntos por el Cambio, de rechazo total al proyecto, fue avalada por los 38 integrantes que tiene el bloque opositor en ambas comisiones.

De las ochenta firmas que integran el grupo de trabajo legislativo que abordó el tema, no adhirieron a ninguno de los dos textos el diputado de Córdoba Federal/Interbloque Federal, Ignacio García Aresca, con doble incidencia por ser parte de ambas comisiones.

El presidente de la comisión de Industria, Marcelo Casaretto (FdT), explicó los lineamientos centrales del proyecto, así como las últimas modificaciones realizadas al texto original del Poder Ejecutivo al asegurar que busca mejorar «la preferencia planteada por la ley vigente, llevándola al 15% para todas las empresas nacionales, ampliada al 20% para las mipymes, y se agrega una preferencia adicional del 3% para empresas que tengan mujeres en su conducción, cumplan pautas de desarrollo ambiental sostenible y cumplan requisitos regionales”, precisó.

Desde Juntos por el Cambio, el diputado Alejandro Cacace (Evolución Radical) consideró que “la propuesta que hace el Poder Ejecutivo es ampliar el margen de preferencia, esto es lo que nosotros no encontramos justificado y no encontramos respuesta de por qué hacerlo».

La quimera del “compre nacional” – Agencia TSS


«Nosotros hablamos del ´Compre Caro´ porque con lo que se está proponiendo efectivamente podemos terminar pagando mucho más de lo que son los precios de mercado”, resumió el legislador radical.

En respuesta a Cacace, la diputada Victoria Tolosa Paz (FdT) defendió el proyecto, al considerar “que esa polea de tracción del Estado va a hacer que las industrias del norte puedan ser desarrolladoras de empleo de calidad y formal. Necesitamos construir una Argentina previsible y eficiente, no solamente en la búsqueda del precio, sino en algo fundamental como el rol estratégico del Estado”.

Desde la oposición, la diputada Laura Rodríguez Machado (PRO) criticó la iniciativa: “No disfracemos un subsidio a las pymes, con un beneficio de ´Compre Caro´, si queremos beneficiar a las pymes tenemos que busca instrumentos generales para beneficiar al conjunto del entramado”.

Desde el oficialismo, el presidente de la comisión de Presupuesto y diputado del Frente de Todos, Carlos Heller, dijo -con tono irónico-. que “pareciera que vinimos con un proyecto inflexible pero lo primero que escuchamos fue el tema de la inclusión del PAMI y lo sacamos. Y no se puede decir tan a la ligera que es el ´Compre Caro´”.

“Cuando se privilegia el Compre Argentino se privilegia el trabajo argentino, que a su vez genera consumo argentino y eso a la vez genera ingresos fiscales”, continuó Heller y concluyó que “las leyes se hacen siempre o deberían hacerse con el criterio de proteger a los más débiles, porque los poderosos no necesitan las leyes, ganan con el mercado”.

A su turno, la diputada Carolina Yutrovic (FdT) consideró que “el proyecto no solamente plantea las compras, sino un sistema de desarrollo de industrias”. “Vamos a involucrar un financiamiento de aquellas empresas que vayan hacia la innovación, agrega muchísimo valor a un sistema de compras públicas que ya existía”, manifestó.

«Nos veremos en el recinto, cuando el tema sea incluido dentro de la orden del día de la próxima sesión. A seguir trabajando por la industria nacional», dijo Casaretto al dar por finalizado el plenario y anticipando la intención del oficialismo de avanzar con la aprobación del proyecto.

Para lograr ese objetivo el oficialismo necesitaría sumar respaldos para llegar al quórum necesario, por lo que es clave la posición que adopten desde el Interbloque Federal, donde en negociaciones informales plantearon reparos sobre «las diferencias entre grandes empresas y pymes, la posibilidad de que se puedan realizar facturas electrónicas y el monto asignado para el fideicomiso del sistema».

La iniciativa que el oficialismo busca sancionar contempla la posibilidad de elegir como proveedora a una empresa nacional pese a que sus precios se excedan -hasta un determinado tope- a las propuestas que puedan hacer compañías extranjeras.

A través de su implementación, el Gobierno estima que podría ahorrar US$ 500 millones por priorizar la compra de productos nacionales.

Uno de los puntos centrales es que eleva las preferencias de presupuestos propuestos por las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) nacionales -de un 15% a un 20%-, en tanto que las demás pasan del 8% al 15%.

En el encuentro de hoy también expusieron los diputados del interbloque Juntos por el Cambio Germana Maria Figueroa Casas, José Carlos Núñez, Víctor Hugo Romero, Pedro Jorge Galimberti, Ingrid Jetter, Miguel Ángel Bazze y Graciela Ocaña. Y los legisladores del Frente de Todos Carolina Yutrovic, Sergio Casas, Guillermo Carnaghi y Eduardo Toniolli, entre otros.