Edición n° 2741 . 24/05/2024

El ‘falso profeta’ contra el Papa: Argentina enfrenta un choque de ideologías en las elecciones

Javier Milei, un populista de guerra cultural y entrenador sexual que ganó las primarias abiertas del país, se enfurece contra el pontífice «comunista» mientras apunta a convertirse en presidente.

Por Uki Goñi para TheObserver

En una esquina del ring se encuentra Javier Milei, de 52 años, quien se describe a sí mismo como ex entrenador de sexo tántrico, anarcocapitalista outsider y favorito en las próximas elecciones presidenciales de Argentina; en el otro, su compatriota el Papa Francisco , de 86 años, campeón mundial de los pobres, repetidamente ridiculizado por el probable próximo presidente de Argentina como “un jodido comunista” y “el representante del mal en la Tierra” por promover la doctrina de la “justicia social”. para ayudar a los desfavorecidos.

Milei, un desconocido político hasta 2020, se ha comprometido a librar una “batalla cultural” para transformar a Argentina en un paraíso libertario donde la eficiencia capitalista reemplace la asistencia social, los impuestos se reduzcan al mínimo y las personas con problemas de liquidez puedan vender sus órganos corporales en el mercado abierto.

Desde Roma, el Papa Francisco ha expresado su grave preocupación por el surgimiento de políticas tan insensibles en su país de origen. “La extrema derecha siempre se reconstruye, es el triunfo del egoísmo sobre el comunitarismo”, dijo en una entrevista televisiva en marzo cuando se le preguntó sobre las próximas elecciones en Argentina.

En palabras que parecían referirse a Milei, la única candidata en la votación del 22 de octubre sin experiencia política antes de 2021, el Papa añadió: “Me aterrorizan los salvadores de la nación sin una historia de partido político”.

La doctrina de justicia social del Papa es sinónimo de robo en el partido Liberty Advances de Milei porque depende de los ingresos fiscales. “Jesús no pagó impuestos”, tuiteó una vez Milei, etiquetando la cuenta oficial del Papa.

En un emocionante discurso de victoria después de las primarias abiertas de Argentina el 13 de agosto, Milei, con el pelo alborotado, prometió la desaparición de los beneficios gubernamentales porque están “basados ​​en esa atrocidad que dice que donde hay una necesidad, nace un derecho, su máximo expresión siendo esa aberración llamada justicia social”.

Milei ha trolleado a Francisco con repetitivos tuits tóxicos llamándolo “imbécil comunista”, “pedazo de mierda” y acusando al pontífice de “predicar el comunismo al mundo”.

Juan Grabois, un peronista progresista con estrechos vínculos con el pontífice y que perdió la candidatura peronista ante el actual ministro de economía, Sergio Massa, llama a Milei un “falso profeta”, pero atribuye su ascenso a la terrible crisis económica de Argentina.

«Con una inflación superior al 115% más una caída del 25% en el poder adquisitivo de los trabajadores informales en los últimos siete años, los votantes tendrían que poseer una madurez política imposible para votar nuevamente por aquellos que les han fallado tan completamente», dijo Grabois al Observer .

Los votantes desencantados tanto con el partido de derecha Juntos por el Cambio, que ocupó el cargo hasta 2019, como con los peronistas en ejercicio han migrado en masa hacia el recién llegado Milei. “La música del flautista suena dulce para aquellos que han perdido toda esperanza. Pero no tiene sentido culpar a los electores ni al propio flautista, hay que abordar los errores cometidos por quienes tenemos una concepción humanista de la política”, afirma Grabois.

Humanista no es un término que pueda aplicarse a la economía de Milei. Además de legalizar la venta de órganos corporales, su puntiaguda agenda propone “dinamitar” el Banco Central, abolir el sistema de educación pública gratuita de Argentina y desmantelar los servicios públicos de salud gratuitos. Milei también está entrando sin miedo en territorio anti-despertar diciendo que restablecerá la prohibición del aborto, legalizada en 2020, cerrará el ministerio de la mujer, género y diversidad, así como los ministerios de ciencia: “el cambio climático es una mentira socialista”. – salud, educación, trabajo y obras públicas, y legalizará la venta de armas de fuego.

A pesar de esta mezcla embriagadora, Milei es ampliamente considerado el presidente indiscutible y atractivo, particularmente entre los hombres jóvenes desfavorecidos. Milei obtuvo el 30% de los votos en las primarias abiertas de principios de este mes, frente al 28% de Patricia Bullrich de Unidos por el Cambio y el 27% del candidato peronista Massa. El ascenso de Milei ha sido nada menos que fascinante. Economista durante mucho tiempo del multimillonario argentino Eduardo Eurnekian, se convirtió en una estrella de televisión hace cinco años como un economista de cabello revuelto y entrenador sexual tántrico que se jactaba en el aire de su resistencia sexual y su gusto por los tríos, asegurándole de pared a pared apariciones en programas de entrevistas diurnos.

Estos arrebatos televisados ​​hacen que muchos se pregunten si Milei podría desquiciarse bajo el estrés de una eventual presidencia.

“¿ Qué pasa si un país inestable es gobernado por un líder inestable?”, pregunta el periodista Juan González, autor de una biografía de Milei titulada El Loco publicada el mes pasado. «Me preocupa que realmente intente imponer sus impracticables teorías económicas que devastarán aún más la economía y provocarán violentos disturbios sociales».

Milei es consciente de la probabilidad de que se produzcan protestas callejeras violentas. “Voy a meter presos a los líderes de los que tiran piedras y si rodean la Casa Rosada [el palacio presidencial] me van a tener que sacar muerto”, dijo recientemente. De manera más pragmática, ha anunciado planes para incorporar al ejército en la lucha contra las “nuevas amenazas” de las bandas narco, los traficantes de personas y posiblemente los conflictos internos.

En un país que celebrará cuatro décadas de democracia ininterrumpida después de décadas de régimen militar cuando el nuevo presidente asuma el cargo el 10 de diciembre, la perspectiva de que los militares reasuman un papel en los “conflictos internos” está haciendo sonar las alarmas.

«La remiliarización de la seguridad y la inteligencia se propone con comandos militares listos para una rápida intervención estratégica a nivel nacional: esta idea de seguridad nacional es muy problemática», dijo Paula Litvachky, directora de la organización de derechos humanos Centro de Estudios Legales y Sociales.

El Papa no ha dicho si las diatribas de Milei le han afectado. “Sé que dicen cosas de mí pero lo ignoro por mi salud mental”, dijo en una entrevista televisiva. «Rezaré por ellos.»