Edición n° 2707 . 20/04/2024

El endeudamiento de Schiaretti con acento macrista 

Por Raúl Dellatorre/ Página 12 / Director de Motor Económico

Fiesta de pocos, deuda de todos

El 34% de pagos de deuda externa provinciales del año son de Córdoba. Schiaretti exige que el BCRA le dé los dólares y se niega a usar los propios.

La decisión del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, al llevar a la Justicia el reclamo para que el Banco Central le venda los dólares a valor oficial sin límites para el pago de su deuda externa, desató una controversia en torno al origen de la deuda provincial. Los vencimientos por intereses y amortizaciones de la deuda cordobesa de todo el año 2023 suman 535,7 millones de dólares, mientras que el resto de las provincias, todas juntas, suman 1050,4 millones en el mismo concepto y período.

«Entre 2015 y 2019, Schiaretti duplicó la deuda provincial en dólares con el visto bueno del por entonces presidente, Mauricio Macri. Así, la deuda se incrementó de U$S 1.419 millones en 2015 a U$S 2.736 millones hacia 2019, con la particularidad de que la deuda contraída se pactó a muy corto plazo», explicó el diputado nacional por la provincia de Córdiba Eduardo Fernández, del Frente de Todos, quien viene haciendo un minucioso seguimiento de la economía de la provincia y las consecuencias de las políticas del gobierno provincial para sus habitantes.

Esa excesiva concentración de vencimientos en los primeros dos años de esta década, obligó al gobierno de Schiaretti, no bien iniciada la segunda gestión, en 2020, a reestructurar los plazos de pagos, del cual surgió el esquema actualmente vigente. 

Como se observa en el gráfico, en los años 2023, 2024 y 2025 se acumnulan vencimientos por más de 530 millones de dólares en los dos primeros y por más de 600 millones en el tercero. Tal como se señaló más arriba, los vencimientos de compromisos de pago en dólares de este año de la deuda cordobesa, de 535,7 millones de dólares entre intereses y amortizaciones de capital, representan por sí sola el 51 por ciento de los compromisos sumados de todo el resto de provincias del país con acreedores externos (1050,4 millones).

«Penosamente, se acordaron nuevamente plazos mínimos que este año ponen al pueblo de Córdoba frente a la obligación de una suma aun mayor a la que hubiera correspondido en el acuerdo original», subrayó el diputado Eduardo Fernández.

«Hace tiempo vengo sosteniendo –agregó– que el modelo económico de Schiaretti se basa en favorecer a unos pocos en perjuicio de muchos. Su gestión de la deuda provincial es un eje central en el sistema de reparto inequitativo durante estos últimos 8 años. Los grandes beneficiados de las políticas de Schiaretti han sido los sectores económicos concentrados: agroindustria, desarrolladores inmobiliarios y sus socios de la obra pública. Mientras tanto, cordobeses y argentinos discutimos de dónde sacar los dólares para pagar ese festín».

El legislador cordobés del Partido Solidario también cuestionó la postura del gobierno provincial, que presentó un recurso judicial contra el Banco Central por la normativa que restringe el acceso a las divisas para el pago de deudas financieras a acreedores del exterior.

«El 97% de la deuda provincial está en moneda extranjera. Esto implica que llegado el vencimiento, el Banco Central deberá disponer de las divisas para venderle al gobierno provincial. Es aquí cuando el endeudamiento irresponsable amenaza no sólo a la economía provincial sino también a la nacional y la estabilidad macroeconómica».

Amparo judicial

A través de un recurso de amparo presentado ante la Justicia Federal de Córdoba, el gobierno de Juan Schiaretti obtuvo un fallo favorable ordenando al Banco Central venderle a precio oficial las divisas requeridas para pagar u$s 143 millones que vencían el pasado viernes. La autoridad monetaria cumplió la orden judicial, pero le pidió al juez interviniente (Sanchez Freytes) que revocara la medida cautelar con respecto a los próximos vencimientos. La provincia mediterránea afronta compromisos por 140 millones de dólares entre julio y diciembre del corriente año. 

Según recordó el diputado Fernández, «en este 2023 la provincia habrá gastado 535,6 millones de dólares para honrar sus deudas, lo que representa el 34% de los dólares que necesitan todas las provincias de la Argentina para pagar deuda este año, razón por la cual el caso de Córdoba es tan relevante. En el actual contexto de escasez, que una sola provincia se lleve un tercio de los dólares requeridos para todas las deudas subnacionales, siendo este recurso un insumo esencial para el desarrollo y el normal funcionamiento de la economía, pone en jaque al federalismo y la equidad», advirtió.

El legislador del FdT sostuvo que «una manera de esquivar esta situación, hasta que se normalicen los ingresos por comercio exterior, es que las provincias enfrenten al menos parte de sus pagos con dólares propios. Esta normativa del Banco Central, cuestionada por el gobierno de Schiaretti, fue realizada en conocimiento de que las provincias cuentan con los recursos para hacerlo».

«El compromiso de la estabilidad macroeconómica –agregó el diputado cordobés– debe ser asumido por todos los niveles de gobierno, sobre todo en un país federal donde las divisas son escasas y representan un bien común vital para el desarrollo de todas las provincias».