Edición n° 2745 . 28/05/2024

El debate presidencial, con pantalla caliente y picos de 42 puntos de rating

Todos los canales trasmitieron el debate. La TV Pública fue la pantalla más elegida entre los canales de aire. Hubo programas especiales, abordaje futbolero y audiencia de cientos de miles a través de streaming.

Por Emanuel Respighi

El primer debate presidencial fue seguido por la mayoría de los argentinos que ayer entre las 21 y las 23 estuvieron viendo TV. Según los datos suministrados por el “minuto a minuto”, la transmisión del debate en el Fórum de Santiago del Estero se mantuvo a lo largo de sus dos horas por encima de los 35 puntos de rating, con picos de 42 en la segunda hora, sumando las audiencias de todas las señales informativas de TV paga y los canales de TV abierta que lo emitieron. El interés ciudadano por las propuestas de los cinco candidatos presidenciales fue tan notable que superó a las audiencias de los anteriores debates. Al rating televisivo hay que agregarle, además, a cientos de miles que siguieron el debate por streaming.

A las 21.01, el rating total del debate superaba los 31 puntos de rating. En ese horario, en TV abierta El Trece acaparaba la mayor audiencia con un promedio de 5,8 puntos, superando a los 3,4 puntos de la TV Pública. Por su parte, en la TV Paga C5N y TN igualaban en 5,4 puntos. Apenas veinte minutos después, cuando el rating sumado alcanzaba los 38 puntos de audiencia, la TV Pública subió a los 5 puntos, convirtiéndose en la pantalla más elegida entre los canales de aire, superando los 4,8 de El Trece y los 2,5 de América. En la TV Paga, C5N y TN mantenían sus audiencias cautivas clavadas en 5,4 puntos, igualando sus marcas, superando los 4,5 puntos de LN+, los 4,3 de A24 y los 3,5 de Canal 26.

Todas las señales informativas de TV Paga nacionales transmitieron el debate presidencial 2023 en directo. En TV abierta, El Trece, América y la TV Pública levantaron su programación para emitir el debate en directo, con previas periodísticas que intentaron adelantar lo que iba a suceder más tarde. Las únicas excepciones fueron Telefe, que continuó con su programación habitual, y El Nueve, que contó con una edición especial en vivo de Vivo para vos hasta la finalización del debate, para luego darle paso a Romina Manguel y Opinión Pública.

Durante toda la jornada, la agenda mediática argentina tuvo como tema central al debate presidencial. Matizada con las repercusiones del superclásico y del “Yategate”, la cobertura de las señales informativas se concentraron en todo lo que pasaba en Santiago del Estero. La cobertura especial contó con los análisis de las principales figuras de cada canal en el antes y en el post del debate, casi como si se tratara de una jornada electoral. La exageración, tal vez, llegó de la mano de C5N: el canal de noticias mantuvo en pantalla un cronómetro en cuenta regresiva con el tiempo que faltaba para el comienzo del debate. Hubo un denominador común entre los canales en la previa: la pregunta sobre quién ganará el debate se repitió en las encuestas en todas las pantallas, en un abordaje futbolero que marcó la cobertura televisiva.

La Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión (CAPIT) fue la encargada de producir para todo el país el debate presidencial. La asociación que reúne a los principales productores de la pantalla chica contó para la realización con un presupuesto de $164.500.000 para las dos instancias (la de ayer y la del próximo domingo), al que se le agregarán $70.500.000 en caso de que sea necesario un tercer debate.

La producción televisiva de CAPIT de los debates 2023 es el resultado del convenio que la Cámara Nacional Electoral (CNE) firmó con la cámara el 23 de mayo, en conjunto con RTA S. E. Si bien CAPIT ya estuvo en la organización de los debates 2015 por encargo de la ONG “Argentina Debate”, y en 2019 a pedido de la CNE, este año por primera vez la entidad no derivó la transmisión a alguno de sus asociados, sino que se encarga ella misma de la producción en forma directa.

Fuente: Página 12