Edición n° 2768 . 20/06/2024

El Born del «helicóptero» y de Vidal

Por Leandro Renou

Marcos Pereda Born presidirá el CICYP plena guerra campo-Gobierno. Fue el principal aportante de la ex Gobernadora y recorre sus campos a fuerza de hélice. 

En el momento más caliente de la relación entre el Gobierno y el campo, a las puertas de un nuevo lock out patronal, la cámara empresaria más importante de la actualidad será presidida por uno de los popes de la Sociedad Rural (SRA). El elegido para encabezar el Consejo del Comercio y la Producción (Cicyp) es Marcos Jorge Celedonio Pereda Born, que reemplazará en el cargo al titular de la Unión Industrial (UIA), Daniel; Funes de Rioja. Pereda Born es el vice de la SRA, uno de los dirigentes del agro históricamente más opositores al peronismo y el principal aportante de fondos a la campaña de María Eugenial Vidal a la gobernación, contienda en la que cayó en la urnas ante Axel Kicillof. 

Si bien suele haber alternancia de consenso en estas cámaras, es curiosa la designación de Pereda Born porque va contra la dinámica de las gremiales empresarias: poner al frente a dirigentes que tengan, de uno u otro modo, perfiles negociadores y lecturas moderadas respecto a los gobiernos de turno. Hasta ahora, el Cicyp había sido presidido por Funes y antes por Miguel Acevedo, ex titular de la UIA y uno de los ceos que entendía como un activo la negociación con los gobiernos, más allá de la confrontación. 

Pereda Born fue, junto a Nicolas Pino, titular de la SRA y el jefe de CRA, Jorge Chemes, quienes terminaron validando el lock out patronal de venta de carnes y granos que empieza este miércoles y que tenía como objetivo quejarse por evidentes faltantes de gasoil. Integrantes de las Mesa de Enlace, se vieron presionados por las bases de autoconvocados -el campo más vinculado a Cambiemos- a ir a un paro que rechazaron las economías regionales y la agroindustria. 

El futuro titular del Cicyp -cámara empresaria que en su último almuerzo recibió al ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro-, es dueño del Grupo Bermejo y es hijo de Matilde Born Frías, hermana de los empresarios Jorge y Juan Born, dueños del emporio Bunge y Born. El Grupo Bermejo tiene explotaciones en Lincoln, Gualeguaychú y Olavarría, y produce allí carnes, miel, papel y maderas. En 2007, fue noticia por haberle comprado las 29 mi, hectáreas del Establecimiento El Potrero a descendientes de Justo José de Urquiza. Esas tierras tienen una particularidad, están ubicadas justo al frente de la pastera Botnia. 

En el sector, a Pereda Born le pusieron un mote que tiene que ver una costumbre respecto a la movilidad. Le dicen «el hombre del helicóptero», porque opta por ese medio de transporte para moverse entre los campos que tiene en diferentes zonas del país. Son pocos los empresarios del agro que tienen ese tipo de gustos alejados de las rutas. 

Según los registros oficiales en los que se inscriben los aportes de campaña que hace particulares y empresas, Marcos Jorge Pereda Born fue el principal financista de la candidatura de la ex gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Fue el que más dineros destinó a una de las figuras de PRO en lo que fue su derrota en 2019. Puso dinero en carácter personal y a través de dos de sus empresas. Por un lado, desembolsó casi 3,4 millones de pesos de su propio bolsilo, a los que se sumaron 1,6 millones vía Eduardo Pereda Agropecuaria S.A. y Pereda Agro, por valor de 630 mil pesos. 

Marcos Pereda fue elegido vice de la SRA en la elección en la gremial empresaria más conservadora del agro, en la que jugó fuerte el PRO para correr al entonces titular, Daniel Pelegrina. En aquel entonces, el ex ministro de Agricultura de Macri, Luis Miguel Etchevehere, puso a su delfín, Nicolás Pino, a competir. Y armó una lista en la que no sólo estaba Pereda sino también uno de los hermanos de Ecthevehere. Esa toma por asalto de la SRA también se leyó en el sector como un posicionamiento más radicalizado en una entidad que integra el Grupo de los Seis y que, hasta ese momento, venía con posturas cercanas a Cambiemos pero tenía una dinámica más negociadora. 

Fuente: Pagina 12