El Astillero Río Santiago botó la segunda embarcación producida en los últimos seis meses

«Venimos de una época donde el programa económico y la decisión política era dejarnos sin Astillero, sin industria, ni soberanía. No pudieron cerrar esta empresa, ni desactivar la industria naval, ni romper un proyecto de país», destacó Kicillof en en la planta naval.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el ministro de Defensa, Jorge Taiana, encabezaron este miércoles en el Astillero Río Santiago (ARS) la botadura de la Lancha de Instrucción de Cadetes de la Armada (LICA) «Ciudad de Berisso», la segunda de este tipo que se pone en funcionamiento en los últimos seis meses, durante una ceremonia que se llevó a cabo en la planta naval ubicada en Ensenada.

«Venimos de una época donde el programa económico y la decisión política era dejarnos sin Astillero, sin industria, ni soberanía. Hoy estamos botando un barco para la Armada. No pudieron cerrar esta empresa, ni desactivar la industria naval, ni romper un proyecto de país», destacó Kicillof ante la presencia de autoridades políticas y cientos de trabajadores.

El mandatario estuvo acompañado por los ministros de Producción, Augusto Costa, y de Trabajo, Mara Ruiz Malec; el Jefe del Estado Mayor de la Armada, Julio Horacio Guardia; el presidente del ARS, Pedro Wasiejko; el jefe de Asesores, Carlos Bianco; el secretario general de ATE, Hugo «Cachorro» Godoy; y los intendentes de Berisso y Ensenada, Fabián Cagliardi y Mario Secco.

«Esto es posible gracias a la resistencia de los trabajadores y del pueblo de Berisso, La Plata y Ensenada para evitar que en el Gobierno anterior se cerrara el Astillero. Actúan así, cortan contratos y después hablan de déficit; generan problemas que luego pretender solucionar con recorte y ajuste», apunto Kicillof en referencia al Gobierno de Cambiemos.

El gobernador rememoró que cuando en octubre pasado se botó la lancha Ciudad Ensenada, «hacía nueve años» que no se ponía en funcionamiento una embarcación en el Astillero «y 35 que no se producía desde este lugar algo para la Armada».

«Dejemos en claro algo. Vinimos a recuperar el Astillero Río Santiago y lo estamos logrando, porque es un emblema de la industria y la soberanía nacional», subrayó.

Los trabajos de construcción de esta embarcación y la LICA “Ciudad de Ensenada” que se envió al agua en octubre pasado, fueron paralizados durante los Gobiernos de Mauricio Macri (en Nación) y María Eugenia Vidal (en provincia de Buenos Aires), y reactivados a partir de diciembre de 2019.

A su turno, desde la Dársena 4, donde se desarrolló el acto, Taiana expresó que «Berisso y Ensenada son sinónimo de trabajadores y del esfuerzo de construir riqueza en un país que aspira a la industrialización y el desarrollo. Son ciudades emblemas de fábricas, de esfuerzo, de igualdad y de búsqueda de derechos. Y por eso las dos últimas Licas que se botaron acá llevan sus nombres».

«Ese esfuerzo que se realiza acá es un ejemplo de la voluntad de reconstruir una industria nacional que impulse el desarrollo de la Argentina», continuó y evaluó que ello permite al Estado «no depender de los flujos y mareas del mercado mundial porque no queremos ser rehenes del mundo financiero».

Posteriormente, expuso que el Astillero «es ejemplo de lucha» y graficó: «Quisieron destruir la industria argentina, pero no lo han conseguido; hoy tenemos un elemento de la reconstrucción de la industria».

Foto: Eva Cabrera

«Seguimos comprometidos con el desarrollo industrial autónomo argentino desde la producción para la defensa. Unimos el esfuerzo de garantizar un control y defensa de nuestra soberanía que impida intento de avasallarnos en este siglo XXI dañado por guerras en diversos continentes», cerró.

A partir de una iniciativa de la Armada Argentina, ingenieros del ARS diseñaron íntegramente esta embarcación para responder a las necesidades de esta fuerza.

«La LICA botada hoy tiene 34 metros de eslora, ocho metros de manga, una potencia instalada de dos motores de 550 hp. La unidad permitirá a los cadetes y cadetas adquirir conocimientos en navegación, control de averías y reaprovisionamiento en el mar en una plataforma segura y robusta», indicaron fuentes del ARS.

«Ese esfuerzo que se realiza acá es un ejemplo de la voluntad de reconstruir una industria nacional que impulse el desarrollo de la Argentina»

Jorge Taiana

Construida en acero naval, los trabajos se llevaron adelante bajo la supervisión de la sociedad de clasificación japonesa NK “con el fin de obtener los máximos estándares de calidad mundial para este tipo de buques”.

Trabajaron en su diseño y construcción ingenieros, técnicos y operarios de distintas áreas: Gerencia Técnica, Taller de Estructuras, Prefabricado, Montaje, Soldadura, Alistamiento (tanto de buques mercantes como de buques militares), Mecánica, y Control de Calidad.

A su turno, el jefe del Estado Mayor de la Armada, el almirante Julio Guardia, explicó que la LICA se utilizará para la formación de los cadetes y se mostró esperanzado con que haya «nuevos proyectos en el Astillero».

Por su parte, el ministro Costa recaló que la de este miércoles fue «la segunda botadura en cinco meses» y añadió que ello refleja «el trabajo que hacen desde el Astillero sus trabajadores y autoridades».

«Quisieron destruir la industria argentina, pero no lo han conseguido; hoy tenemos un elemento de la reconstrucción de la industria»

Jorge Taiana

«El ARS está trayendo una respuesta a necesidades de las Fuerzas Armadas, aportando a la recuperación de la industria naval que la pasó mal y ahora crece. La provincia tiene el 80% de la industria naval argentina. El compromiso es seguir apostando por el trabajo y la producción».

A la vez, Wasiejko, como presidente de ARS, se mostró «orgulloso por esta obra, una embarcación para entrenamiento de cadetes de la escuela naval» y subrayó que «el Astillero se está poniendo en marcha con el apoyo claro del gobernador Kicillof».

El Secretario General ATE Ensenada, Francisco Banegas, puso de relieve la «fiesta de nuestro Astillero, a pesar de los enemigos que en 2018 quisieron cerrarlo» y manifestó que «acá estamos presentes porque pusimos el pecho, porque recuperamos los derechos que nos habían sacado y continuamos las obras que paró el neoliberalismo».

Fuente: Telam