Edición n° 2744 . 27/05/2024

El 56,8% de la superficie implantada tiene una condición hídrica “entre regular y sequía”. Qué pasa con los cultivos

La sequía, que es la más grande en décadas, está produciendo un daño serio en los campos argentinos y en las posibilidades de mayores exportaciones de granos. Un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires expresó que más de la mitad de la superficie implatada oscila entre la característica «regular y sequía», y el daño sobre los cultivos se pone cada vez más serio. La entidad aclaró además que es un golpe extra la temperatura a niveles récord, que se suma a la falta de agua para riegos. 

Del trabajo «Panorama Agrícola Semanal que elabora la Bolsa, se desprende que las «altas temperaturas y la ausencia de precipitaciones continúa generando mermas adicionales, mientras el 62,2 por ciento (10 millones de hectáreas) de las 16,2 millones de hectáreas de soja, se encuentran definiendo rendimientos (R3-R6), concentrándose sobre el centro del área agrícola”. En esa línea, el 56,8% de la superficie implantada muestra una condición hídrica “entre regular y sequía”.

La entidad no descartó que si el escenario climático sigue como hasta ahora, podría modificarse el cálculo de producción para este año, que se había establecido en 33,5 millones de toneladas. Este diario consultó hasta dónde podría bajar ese número pero no hay al momento detalles porque no se sabe cuánto durará el impacto del combo calor y sequía. 

Los cultivos, bajo la lupa

La Bolsa observó «rindes por debajo de los inicialmente proyectados» en el caso del maíz temprano, pero no modificó aún la proyección actual de producción, que quedó en los 41 millones de toneladas. 

Aclararon, de todos modos, que en el caso del maíz tardío, hay un 31 por ciento del área que «se encuentra definiendo rendimientos (R1)» porque «las altas temperaturas junto a la ausencia de precipitaciones sobre el centro continúan afectando la formación de rendimientos”. 

En la otra esquina, la cosecha de girasol llegó ya al 26,7 por ciento del área apta, con un progreso del 2,2 por ciento en la semana. “Se da por finalizada la cosecha sobre el Centro Norte de Santa Fe. Se prevé que el rinde medio nacional mejore una vez que la recolección avance en la provincia de Buenos Aires”, señaló el informe de la Bolsa de Cereales sobre este cultivo. 

Por último, en los referente al sorgo, destacaron que “las precipitaciones por debajo de los promedios de las últimas campañas en gran parte del área agrícola nacional comienzan a hacer descender la expectativa de rinde”.

Estos datos se suman al impacto que la agroindustria ya mostró para este año en materia de menores exportaciones de procesados de soja. Según la cámara CIARA CEC, habrá una pérdida de unos 10 mil millones de dólares en ingresos de divisas.