Edición n° 2799 . 21/07/2024

Eduardo Toniolli: «No hay posibilidad de que a las cooperativas les vaya bien con una Nación en derrota»

El presidente de la Comisión de Asuntos Cooperativos, Mutuales y ONGs de la Cámara de Diputados advirtió por la dura situación del sector y expresó que para frenar los ataques del gobierno se necesita «la presión y movilización» de las entidades.

Por: Agencia ANSOL

El Día Internacional de las Cooperativas en este 2024 encuentra al sector en un complejo escenario por la recesión que vive la Argentina. Por ello, desde que la Cámara de Diputados de la Nación constituyó la Comisión de Asuntos Cooperativos, Mutuales y Organizaciones No Gubernamentales, se hicieron presentes los referentes del sector cada vez que pudieron.

Fue en abril pasado que el diputado nacional Eduardo Toniolli (UxP) quedó al frente de la Comisión y, desde entonces, abrió el espacio para que las Cooperativas de Trabajo, las de Servicios Públicos, las de Cuidados, las Agrarias, las de Consumo, y Vivienda, entre otras, se acerquen a contar sobre su situación y proponer ideas legislativas para el sector.

Toniolli es oriundo de Rosario, Santa Fe, y una de las figuras claves en el Movimiento Evita. Formado como doctor en Ciencias Políticas, desde 2021 integra la Cámara de Diputados, y ahora preside la Comisión donde Cooperativas y Mutuales relatan cómo viven la crisis. En diálogo exclusivo con ANSOL brindó detalles de los ejes que le ineteresan trabajar y aseguró que para lograr imponer la agenda del sector es necesaria «la participación, la presión y la movilización activa».

¿Cómo analizás la situación del sector en el marco de este Día Internacional de las Cooperativas?

El sector no está ajeno al escenario económico y social en general que está inmersa la Argentina, con una profunda recesión, que no es producto de la impericia en la gestión del gobierno nacional, sino una clara decisión política de llevarnos a este escenario. En ese marco, las cooperativas que están ligadas al mercado interno, porque generan trabajo, producen servicios y están siempre atadas a la suerte un poco de la comunidad nacional, la verdad que están atravesando una situación difícil, compleja.

¿Cuáles son los pedidos que más han recibido en la Comisión hasta ahora?

Nosotros hemos tenido en la Comisión varias audiencias informativas, y tenemos planificadas otras, y allí aparece la complejidad que comentaba. La primera de las reuniones que hicimos, además de la reunión constitutiva, fue con cooperativas eléctricas y servicios públicos, mayormente con las confederaciones y federaciones del sector. Ahí hay un problema importantísimo, donde el gobierno nacional ha decidido básicamente internacionalizar los precios y esto impacta fuertemente en las cooperativas eléctricas, que son el primer eslabón de una larga cadena. La segunda reunión que realizamos fue con cooperativas de trabajo de distintas actividades, que también nos expresaron sus dificultades, a lo que se suma cierta gestualidad del Gobierno que tiene que ver con intentar instalar la idea de que hay un mundo del sector cooperativo y mutual que tiene intereses ligados a la defensa de algún curro corporativo, porque es un gobierno que tiene una enorme desconfianza con todo lo que tenga que ver con la organización comunitaria.

toniolli

En el universo Cooperativas de Trabajo, ¿cuáles son los principales problemas que están advirtiendo?

Es el grueso de nuestra agenda, y sobre todo por la enorme dificultad que hay a la hora de poder sostenerse, producto del achicamiento del mercado interno, básicamente esa es la centralidad. Los problemas van desde dificultades en el acceso al crédito para seguir sosteniendo sus niveles de producción, hasta la dificultad para acceder al certificado MiPyme. Entendemos que el sector está conversando con Ejecutivo la posibilidad de extender estos beneficios, y nosotros nos hemos puesto adisposición para colaborar o intervenir desde el Poder Legislativo. Con esto, no minimizo otro tema que muchas de ellas nos expresaron, que tiene que ver con la persecución política de este Gobierno a algunos de los sectores de la sociedad civil, que tiene que ver con la clara desconfianza del Ejecutivo para cualquier cosa que tenga que ver con organización popular y organización comunitaria.

-Hay otro de los temas donde las cooperativas se destacan que es la sustentabilidad. ¿Están trabajando esa agenda?

Sí. Porque muchas cooperativas son herramientas importantísimas en nuestra comunidad para prestar servicios ambientales. Yo siempre señalo que en un municipio como el mío, el de la ciudad de Rosario, el trabajo de los recolectores informales, llamados cartoneros, le ahorraba al municipio un 20% en materia de disposición final de residuos, era un 20% menos de inversión, y además prestaban un servicio ambiental importantísimo, que incluso llegaba más lejos que el sistema formal de recolección. Estoy hablando de lo que tiene que ver con el reciclado. Bueno, nosotros creemos que ahí el Estado tiene que acompañar ese impulso, colaborar con la organización de esos sectores de la actividad laboral, dignificarlos, y una herramienta que muchos de estos trabajadores y trabajadoras han adoptado para organizarse y para dar la disputa por su integración al circuito formal de recolección y de reciclado, son las cooperativas, que son una enorme herramienta de formalización del trabajo de la economía la economía popular.

Daría la impresión que en este contexto, más aún luego de la sanción de la Ley Bases, mucho no se puede hacer para traccionar leyes que beneficien al sector…

Se puede hacer, y se puede hacer mucho. Entiendo que no desde el funcionamiento exclusivamente formal de la Cámara de Diputados y desde el libre juego parlamentario, sino básicamente con la participación activa, la presión activa y la movilización activa del sector. Lamentablemente, porque no debería ser así, como el tango, donde «el que no llora no mama». Hemos visto como la enorme movilización de los trabajadores del 24 de enero y la enorme movilización de la comunidad universitaria en abril, han alterado la agenda de un Congreso mucho más abocado a la agenda del Ejecutivo, que repito tiene su ADN una política clara de agresión a todo lo que tenga que ver con las Pymes, todo lo que tenga que ver con el mercado interno, el asociativismo y la organización comunitaria. Para salirse de esa agenda es necesario una participación activa del sector y diputados y diputadas que sean leales a esos reclamos. Nosotros humildemente queremos que la Comisión de Cooperativas, Mutuales y ONGs sea una plataforma para eso, una tribuna para eso, y por eso la abrimos a reiteradas reuniones informativas que tienen el objetivo de convertirse entre una en caja de resonancia, y generar herramientas para impulsar determinadas iniciativas legislativas.

La ONU declaró al 2025 como el Año Internacional de las cooperativas. ¿Cómo imaginas al sector para ese entonces?

Nosotros acabamos de presentar en las últimas horas un proyecto solicitando desde Diputados que el Ejecutivo adhiera esas celebracionesy además ponga al Estado a tono con las políticas necesarias para la actividad del sector. No pedimos solo no atacarlo, sino promover la actividad del sector asociativo con una política activa. Y sobre cómo espero el 2025… va a estar como esté la comunidad en general. Si hay algo propio del mundo cooperativo y mutual es que está muy atado al destino de la misma comunidad. No hay posibilidad de supervivencia de este sector en una comunidad con desocupación creciente, con recesión brutal, sin consumo. Hay pocos sectores que estén tan atados al suelo y al pueblo argentino como lo es el sector cooperativo y mutual. No hay posibilidad de que al sector le vaya bien con una Nación en derrota. Nuestra apuesta es que podamos salir adelante, pero bueno, para eso hace falta trabajar y pelear todos juntos para poner un freno a este tipo de políticas agresivas contra con nuestro pueblo, y para que podamos recuperar el terreno perdido.