Edición n° 2747 . 30/05/2024

“Donde nos convocan nosotros vamos a cuidar a ese adulto mayor porque están necesitando de ese acompañamiento”

Con once años de trayectoria en la capital salteña, son una opción calificada para evitar la internación del familiar en una institución geriátrica. La capacitación de las cuidadoras para un servicio idóneo y eficiente, ocupa un lugar central en su dinámica laboral.

“Estábamos cursando una capacitación, un curso de cuidados de adultos mayores. Éramos alrededor de 120 inscriptos, y lo terminamos 15 personas. Fue una capacitación bastante ardua, donde muchos la tuvieron que abandonar. Una vez que terminamos esos 15, nos preguntaron si queríamos armar una Cooperativa. Nosotros no sabíamos nada acerca del camino del asociativismo, pero nos animamos y ahí empezó la historia que ya lleva 11 años, siendo 50 integrantes hoy en día. Creo que uno entra al cooperativismo y no sale más, es una forma de vida”, comentó la presidenta de la Cooperativa de Trabajo Cui.D.Ho. Ltda., Carolina Ramos.

“Yo era ama de casa. Pasé por un mercado y leí el cartel del curso. Me decidí a anotarme y mi vida cambió una vez que lo terminé. Fue importante el crecimiento económico y personal tanto para mí como para mi familia, asunto que siguió por las constantes capacitaciones que tuvimos que pasar tanto en el cuidado de adultos como por el cooperativismo”, añadió.

La Cooperativa Cuidho se compone de 49 mujeres y un hombre. La mayoría de estas mujeres son jefas de hogar, y sostén económico de la familia: “Donde nos convocan nosotros vamos a cuidar a ese adulto mayor porque están necesitando de ese acompañamiento. Nos suelen llamar familias que quieren evitar la institucionalización de ese adulto mayor, para que lo cuidemos en sus casas, con sus cosas, para que estén cerca de la familia. Nos organizamos por turnos, entre todas”.

Las capacitaciones para cuidadores de adultos mayores en Salta duran alrededor de cuatro meses, entre clases teóricas y prácticas: “Estamos bastante actualizadas con el tema de capacitaciones. Incluyen todo: La parte emocional, la parte física como trasladar a la persona de una cama a un sillón, por ejemplo, la escucha activa, cómo tratarlos, inclusive psicología y ciertas patologías que uno se puede encontrar a esa edad”.

“Nuestra población tiende a tener más adultos mayores. Yo le diría a cualquier persona interesada que busque una capacitación o curso, que es una salida laboral rápida y en crecimiento, en pos de mejorar la calidad de vida de esa persona”, concluyó.

Fuente: Elaboración propia a partir de entrevista realizada en Radio comunitaria Ore Tape (Benito Juárez, Buenos Aires).