Edición n° 2762 . 14/06/2024

Discurso con el que la «Nanny» Fran Drescher se convirtió en líder y portavoz de la huelga más importante de las últimas décadas es Hollywood

Se hizo famosa en los años 90 como la Nanny Fran Fine, una histriónica joven judía de Queens que se convierte en niñera de una familia británica de clase alta en Nueva York. Pero hoy es la voz detrás de la huelga más grande de los últimos 60 años en Hollywood.

«Este es un momento histórico», declaró Drescher el jueves al anunciar el comienzo de un paro del principal sindicato de actores de Estados Unidos.

«Si no nos mantenemos firmes en este momento, todos vamos a estar en problemas. Todos vamos a estar en peligro de ser reemplazados por máquinas y grandes empresas«, dijo en el discurso que se hizo viral.

Drescher, de 65 años, se convirtió en 2021 en la presidenta del poderoso Screen Actors Guild (Sindicato de Actores de Pantalla), más conocido por sus siglas en inglés: SAG.

El gremio, famoso por entregar los prestigiosos SAG Awards, que cada año premian las mejores actuaciones en cine y TV de EE.UU., agrupa a unos 160.000 miembro

El jueves, el sindicato aprobó de forma abrumadora (con más del 97,9% de votos a favor) sumarse a una huelga que mantiene desde comienzos de mayo un gremio más pequeño: el de los guionistas (el Writers Guild of America, que tiene 11.500 miembros).

Ambos grupos se enfrentan con la poderosa Alianza de Productores de Cine y Televisión (Amptp en inglés), y en particular con los nuevos «reyes» de Hollywood: las empresas de streaming, como Netflix, Disney, Amazon Prime, Paramount y Warner Bros.

En su discurso el jueves, Drescher llamó a estas empresas «repugnantes» por negarse a compartir más de sus ganancias con las personas que generan el contenido que transmiten.

Criticó que estas compañías «ahora alegan pobreza, que están perdiendo dinero a diestra y siniestra, al mismo tiempo que les dan cientos de millones de dólares a sus directores ejecutivos».

«Es asqueroso. Me avergüenzo de ellos», agregó.

Fran Drescher presentando su muñeca de La Nanny.
Pie de foto,»La niñera» fue una de las series televisivas más populares y queridas de los años 90.

La actriz aseguró que la lucha que está dando su sindicato es «histórica» porque el problema de base no solo afecta a Hollywood.

«Lo que sucede aquí es importante porque lo que nos está pasando a nosotros está sucediendo en todos los campos laborales, cuando los empleadores hacen de Wall Street y la codicia su prioridad y se olvidan de los contribuyentes esenciales que hacen funcionar la máquina».

A la vez, se refirió a cómo los cambios tecnológicos -el creciente mundo digital, la aparición del streaming y el uso de la inteligencia artificial (IA)- requieren repensar el vínculo entre empleados y empleadores.

«No se puede cambiar el modelo de negocio tanto como ha cambiado y no esperar que cambie también el contrato«, señaló.

«No vamos a seguir haciendo cambios incrementales en un contrato que ya no respeta lo que está sucediendo en este momento con este modelo de negocio que se nos impuso. ¿Qué estamos haciendo… moviendo muebles en el Titanic? Es una locura».

Pero ¿cómo llegó la «Niñera» Fine a convertirse en una poderosa líder sindical que ha paralizado Hollywood?

Activismo político

Para quienes no siguieron la carrera de Drescher después de que terminó «La niñera» en 1999 -hizo otras comedias, pero ninguna tan popular-, verla en este nuevo rol como líder combativa puede resultar toda una sorpresa.

Pero lo cierto es que esta actriz cómica fue políticamente activa a lo largo de su carrera.

En 2008 respaldó a la entonces senadora Hilary Clinton para la presidencia y consideró brevemente postularse para reemplazar a Clinton como senadora por Nueva York antes de decidir no hacerlo.

Hillary Clinton y Fran Drescher
Pie de foto,Drescher consideró postularse a la vacante en el Senado que dejó Hillary Clinton.

Drescher siempre apoyó abiertamente políticas de izquierda. En una entrevista en 2017 con la revista Vulture, se describió a sí misma como «anticapitalista«, y señaló que no estaba «en contra de hacer dinero», pero que debe «calibrarse dentro del espectro de lo que es un valor real».

Su activismo político finalmente la vio lanzar una campaña para liderar el SAG, en 2021.

Según el periodista de BBC News Matt Murphy, la campaña, que la enfrentó con el actor Matthew Modine, el otro candidato, fue «feroz».

«Ambos representaban a diferentes facciones del sindicato y la contienda se volvió tan amarga que Modine acusó a Drescher de difundir mentiras sobre él», contó Murphy.

Deadline Hollywood citó a Modine después de las elecciones, afirmando: ‘Estoy avergonzado de Fran Drescher, estoy decepcionado. Pero será juzgada por la gente en mundo después de su marcha, o por el Dios que ella adore'».

A pesar de esta rivalidad, Drescher logró apaciguar las diferencias, anunciando antes de asumir el cargo que pondría fin a lo que llamó la «división disfuncional en este sindicato».

Parece haber logrado su cometido: la facción que apoyaba a Modine en 2021 recientemente anunció que apoya la reelección de Drescher al mando del SAG.

Fran Drescher con el cartel del SAG
Pie de foto,¿Podría Drescher saltar más adelante a la política, como hizo uno de sus antecesores en el cargo, Ronald Reagan?

La atención que está acaparado ahora ha llevado a más de un observador a especular sobre cuál podría ser su futuro político.

Muchos recuerdan que en la década de los 50, el líder de ese sindicato era un actor poco conocido de westerns llamado Ronald Reagan, quien pasaría a convertirse 30 años más tarde en el 40º presidente de EE.UU.