Edición n° 2564 . 29/11/2023

Detectan sobrefacturación en la importación de neumáticos para conseguir dólares a precio oficial

Triangulaciones delictivas

La Aduana multó a una firma vinculada a Pirelli en 20 millones de dólares. Operaban entre empresas del mismo grupo, inflando la cifra pagada al exterior para obtener más divisas al cambio oficial

Por Mara Pedrazzol

Aduana detectó operaciones de triangulación y sobre-facturación de importaciones de neumáticos entre firmas del grupo económico dueño de Pirelli. Mediante una tercera empresa italiana se aumentaba el monto comercializado por una filial argentina que de esa forma obtenía dólares al tipo de cambio oficial. El director de Aduana, Guillermo Michel, viene informando sobre dos prácticas ilegales detectadas en el sector: el contrabando a través del noroeste argentino y la sobre-facturación de importaciones. Se multó a Prometeon Tyre Group de Argentina por 20 millones de dólares.

De acuerdo a los datos de Indec, las importaciones de neumáticos rondaron los 650 millones de dólares en 2022, de modo que la cifra imputada por Aduana no resulta menor. Prometeon Tyre Group es la dueña italiana de la empresa Pirelli pero ambas pertenecen a su vez al grupo de empresas chino ChemChina, experto en fabricación de neumáticos “fuera de camino”, esto es para maquinarias viales, agrícolas y de minería.

Pirelli se especializa en neumáticos para automóviles y desde aquí se abastece a distintos puntos de la región. La importación / exportación de neumáticos responde a las lógicas de organización de la producción global de las grandes empresas del sector, ya que “no tiene sentido que una misma planta produzca todas las medidas de neumáticos necesarias”, explican fuentes del sector.

En términos comerciales, Argentina es deficitaria en la relación exportación / importación de neumáticos. Asimismo, “alrededor del 50 por ciento del mercado de neumáticos es abastecido con importaciones”, afirma Pedro Wasiejko, actual Secretario General de Fetia, de la mesa de CTA. Pirelli, Bridgestone y Fate son las tres empresas fabricantes de neumáticos del país, tienen plantas localizadas en la provincia de Buenos Aires: en Merlo, Llavallol y San Fernando respectivamente. 

Esas grandes productoras abastecen, con producción local o importada, a las distribuidoras que proveen a las terminales por zonas. Esas distribuidoras son medianas empresas controladas en realidad por las fabricantes. Por otro lado, están las firmas que únicamente importan, como Guerrini, Larocca, Michelin y Goodyear entre las más conocidas en Argentina.

Guerrini y Larocca habían quedado en la mira de Aduana a fines del año pasado por la creciente solicitud de cautelares ante la justicia para importar neumáticos. En el marco del conflicto por las paritarias del gremio de neumáticos, que paralizaron buena parte de la producción en septiembre de 2022, aparecía la excusa perfecta para importar.

Pero el organismo que dirige Guillermo Michel viene prestando atención no sólo a las cautelares (entre las que destaca casos burdos en textiles, neumáticos y productos puntuales) sino a otros dos procedimientos también comunes en el negocio de los neumáticos. Por un lado, el contrabando por vía terrestre a través del noroeste del país, como ocurre también en el caso de la soja. Por el otro, las triangulaciones / sobrefacturaciones mediante operaciones con empresas vinculadas, como es el caso de Pirelli.

De acuerdo con la información brindada por Aduana, se detectó en el caso de Prometeon Tyre Group de Argentina (la dueña de Pirelli) una sobrefacturación de aproximadamente el 30 por ciento, en promedio, en las importaciones realizadas durante el período 2020-2022. 

En todos los casos,los neumáticos eran enviados directamente desde Brasil a la Argentina pero la facturación de las operaciones se triangulaba con un trader con domicilio en Milano, Italia, perteneciente al mismo grupo económico. Mediante cruces de información con el Sistema INDIRA de aduanas se constató que los valores registrados por la exportadora brasilera eran entre un 15 y un 30 por ciento inferiores a los declarados por la importadora de Argentina, y como no se detectaron aportes tangibles de valor agregado por parte de la operadora italiana, concluyeron que se trataba de un delito.

El valor total documentado de operaciones asciende a 86 millones de dólares, pero el fraude fue por un monto menor: permitió que la firma argentina se hiciese de 20 millones de dólares al tipo de cambio oficial que no fueron utilizados para traer mercadería. Por ese valor se multó a Prometeon Tyre Group de Argentina. 

Al respecto, el director general de Aduanas, Guillermo Michel, dijo: “Nuestra tarea es cuidar los dólares para sostener la producción local y el trabajo de los argentinos, no vamos a permitir que se utilicen mecanismos irregulares para girar divisas al exterior de manera encubierta”. 

En tanto que el administrador federal, Carlos Castagneto, señaló que “la AFIP articula sus áreas operativas en forma conjunta y este trabajo de la Aduana también lo utilizaremos para, a través de la DGI, ajustar el impuesto a las ganancias de Prometeon Tyre Group, dado el ahuecamiento que realizó sobre su base imponible al sobrefacturar sus costos de importación”.

Son señales importantes que se envían a un sector de los más dinámicos de nuestro país, y de los más importadores también. El tamaño del mercado interno de neumáticos no es menor, considerando una producción anual promedio de vehículos de 550.000 unidades, se estima en unos 3 a 5 millones de neumáticos por año que consume la industria automotriz. La mitad, aproximadamente, vienen del extranjero y esta situación no puede potenciar prácticas fraudulentas que dañen al tejido industrial nacional.