Edición n° 2705 . 18/04/2024

Detectan irregularidades por dos mil toneladas de granos

En un operativo realizado en un campo aledaño a la localidad entrerriana de Basavilbaso se encontraron en los silos disponibles existencias superiores a las registradas en los sistemas, es decir, sin documentación legal respaldatoria.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Dirección General Impositiva (DGI) detectó irregularidades en una Cooperativa de Entre Ríos e incautó 2.000 toneladas de maíz, soja y trigo.

El establecimiento, ubicado en la localidad de Basavilbaso (Nota de la redacción: la fuente oficial no revela el nombre, pero no son muchas las agropecuarias en esa zona), posee dos plantas de acopio con capacidad de 39 mil toneladas en silos de chapa y celda y 68 silobolsas para el almacenamiento de granos.

Agentes del organismo conducido por Carlos Castagneto encontraron en esas instalaciones existencias superiores a las registradas en los sistemas. El volumen de la mercadería interdicta equivale a la carga de 65 camiones y tiene un valor de mercado de más de 128 millones de pesos.

Las tareas de cubicaje realizadas por los inspectores de la DGI arrojaron diferencias significativas entre el stock observado y el que surgía del Registro Sistémico de Movimientos. La firma no contaba con la documentación legal que respalde la tenencia de esa cantidad de granos que avalara su procedencia legítima.

A raíz de estas inconsistencias, el personal de la AFIP procedió a incautar la mercadería, que consistía en 765 toneladas de trigo, 817 toneladas de maíz y 383 toneladas de soja. Las acciones de la DGI especializadas en actividades agropecuarias focalizan sus esfuerzos para desarticular potenciales maniobras de evasión impositiva y garantizar el cumplimiento de la normativa vigente para evitar que los distintos actores de la cadena cometan irregularidades que redunden en competencia desleal para los productores legítimos.

Fuente: Argentina.gob.ar