Edición n° 2704 . 17/04/2024

De bares, Buenos Aires, escritores y sus historias/ Por Gabriela Sharpe*

«El bar es la última oferta de la eternidad, la última oferta que queda de la libertad, del peligro que pierdas tu novia, a que te enojes con tu amigo, a que aparezcan personas desconocidas», así lo definía Enrique Symns.

El bar es el punto de encuentro para los porteños, por eso en la literatura nacional casi siempre aparece alguna descripción de ellos.

Hoy un fragmento de Pacho O’Donnell

BAR IBERIA

El bar era el Iberia en avenida de Mayo y Salta. Allí se reunían republicanos que hacía ya años que estaban fuera de España, corridos por la miseria, que habían vivido la guerra pegando la oreja a la radio y comprandoCrítica, a los que se sumaron los que llegaba huyendo de los fusilamientos de Franco y de la guerra mundial.

….

El caudillo se afirmaba en el poder haciendo caso omiso al odio impotente de los parroquianos del Iberia que de vez en cuando se desquitaban atacando a los franquistas o a políticos que se reunían en El Español. Cruzaban la avenida gritando más que cantando:

Se miraron la cara y atacó el negro primero

El gallo rojo es valiente pero el negro es traicionero

Volaban entonces sillas, se volcaban algunas mesas, llovían los puñetazos y, sobre todo, se intercambiaban insultos de todos los colores. (Pacho O’Donnell; Las patrias lejanas)

El Iberia es otro de los Bares Notables de CABA que permanece cerrado

*Editora de Buenosairessos.