Edición n° 2710 . 23/04/2024

De bares, Buenos Aires, escritores y sus historias/ Hoy: «El Molino»

Por Gabriela Sharpe

Hoy un fragmento de una histórica confitería, a punto caramelo para reabrir sus puertas.

CONFITERÍA DEL MOLINO

A las 3 en punto llegué a la Confitería del Molino.

Sinatra ya estaba allí.

Me senté frente a él.

-Buenas tardes, inspector.

Pedí un café con crema.

Eché un vistazo alrededor.

Saludé con la cabeza a varios conocidos, ex diputados y senadores que conspiraban puerilmente a la vista de todo el mundo.

Miré a los viejos políticos murmurando en sus mesas.

Acompañando las palabras con entrecejos fruncidos.

Y dedos amenazantes por el aire.

Entre las columnas de mármol.Y el humo

Y el olor del chocolate caliente, las masas y los postres.

El olor del café y de la manteca,

Sumergidos en un coro de voces bajas.

Y ruido de vajilla. (Juan Carlos Martiní; Los asesinos las prefieren rubias)