Edición n° 2741 . 24/05/2024

Cumbre presidencial en Brasil: Cafiero destacó que trabajan en mecanismos específicos del comercio bilateral para sostener la producción nacional

El canciller Santiago Cafiero afirmó que la reunión del presidente argentino Alberto Fernández con su par de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva en el Palacio de la Alvorada, “fue un encuentro de trabajo de 4 horas donde se revisaron todos los temas de la agenda bilateral, pero haciendo hincapié en la cuestión comercial”.

Cafiero señaló: “Lo que vinimos a plantear es que debemos encontrar rápidamente mecanismos específicos, para resolver que los insumos industriales de Brasil sigan viniendo a nuestro país y que no se detenga la cadena productiva, porque eso significa caer en los niveles de actividad”.

En ese sentido, detalló: “son mecanismos que lo que buscan es liberar la tensión sobre el intercambio de dólares. Como Brasil es nuestro principal socio comercial y gran parte del entramado productivo comercial de Argentina se abastece de insumos brasileños, se trabaja en generar un mecanismo en reales y que eso se pueda compensar”.

En declaraciones radiales, el canciller argentino puntualizó que la reunión de ayer se enmarca en el trabajo que vienen llevando adelante ambas administraciones desde la asunción de Lula da Silva que “se venía trabajando con el embajador Daniel Scioli en una serie de puntos para volver a ponerla en funcionamiento ya que con Bolsonaro había sido muy difícil, había muchos desencuentros” y puntualizó que en la visita del 23 de enero a nuestro país por parte de Lula, “hicimos una serie de acuerdos donde muchos avanzaron muy rápido, como en el intercambio de tecnología, de ciencia, cultural, y el acceso a la conectividad entre ambos países”

Por último, Cafiero confirmó que Argentina estará presente el 30 de mayo en Brasil.en el encuentro de Presidentes convocado por Lula para relanzar la UNASUR y sostuvo que ambos mandatarios dialogaron sobre la Organización “porque tienen una vocación integracionista y entienden que en este contexto y respecto de la realidad geopolítica de las grandes potencias, la única manera que tiene América del Sur de contrapesarlo es juntándose, teniendo posiciones en común”.