Cristina llamo a buscar «un punto en común» y criticó la «irresponsabilidad» de Guzmán

Desde El Calafate, la vicepresidenta se refirió a la intempestiva salida del ministro de Economía y llamó a los argentinos a acordar sobre determinadas cuestiones, entre ellas, la economía bimonetaria. Además, mostró la mecánica de las corridas cambiarias: «Si no sacan los dólares que quieren del país, se comportan como adictos», afirmó.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner llamó a la población a encontrarse en una autoconvocatoria para la «construcción de una Argentina en paz», subrayó que esa tarea debe realizarse «sin rencores pero con muchas ideas» y consideró como un «inmenso acto de irresponsabilidad política y desestabilización» a la renuncia del ex ministro de Economía Martín Guzmán.

«Les pido a todos que tenemos que encontrar un punto en común, si no no habrá Argentina para nadie. La política no es eso que le quieren hacer creer a los argentinos. Sin rencores, pero con muchas ideas, pero con mucha esperanza de que podamos hacerlo, es que debemos autoconvocarnos para la construcción de una Argentina en paz, que presupone una Argentina con paz social», apuntó Cristina Fernández de Kirchner.

«La patria, el país, merece una discusión en serio de los problemas que tenemos los argentinos, en un mundo donde todo tiende a agravarse», expresó la vicepresidenta al encabezar la inauguración del Cine Teatro Municipal de la ciudad de El Calafate, en Santa Cruz, junto a la gobernadora de esa provincia, Alicia Kirchner.

Foto Prensa Cristina Fernandez de Kirchner
Foto: Prensa Cristina Fernandez de Kirchner.

Por otra parte, se refirió a la renuncia del exministro Guzmán al afirmar que «el sábado nos enteramos de la intespestiva renuncia del ministro de Economía» y dijo que «fue un inmenso acto de irresponsabilidad política».

«Porque yo, todos los espacios que he ocupado fueron por voto popular», manifestó y señaló que «tenemos que tener responsabilidad política ante nuestra sociedad y fue un acto de irresponsabilidad política y también un acto de desestabilización».

En esa línea, advirtió que «hacerlo enterar al Presidente la renuncia por Twitter, nada más y nada menos que del ministro de Economía, no me parece bien» y consideró la dimisión como «un gesto de inmensa ingratitud hacia el Presidente».

«La patria, el país, merece una discusión en serio de los problemas que tenemos los argentinos, en un mundo donde todo tiende a agravarse»

«Este Presidente había bancado a ese ministro de Economía como nadie, enfrentándose incluso con las propias fuerzas de su coalición«, destacó la vicepresidenta.

Foto Prensa Cristina Fernandez de Kirchner
Foto: Prensa Cristina Fernandez de Kirchner.

Los dólares en la economía del país

Luego, resaltó que la provincia de Santa Cruz «es la que más dólares produce para su aparato productivo» y dijo que «hay cinco provincias argentinas que producen dólares, la primera es Santa Fe, la segunda es Córdoba, la tercera Buenos Aires, la cuarta Chubut y la quinta, Santa Cruz».

«Si miro la cifra de dólares per cápita, esta provincia es la primera en materia de producción de dólares», destacó y pidió en ese sentido que «averigüen cuál es la que más gasta dólares y no produce dólares», ante lo cual subrayó qeu se trata de «CABA, con más de 7 mil millones de dólares».

En ese contexto, en alusión a la gobernadora santacruceña, resaltó que «cuando esta señora llegó al gobierno esta provincia era la última productora de oro y plata y hoy es la primera».

«Se pueden hacer políticas mejores, no porque se sueñen con utopías, sino porque las hemos hecho», advirtió.

Foto Prensa Cristina Fernandez de Kirchner
Foto: Prensa Cristina Fernandez de Kirchner.

Cristina resaltó el Previaje y el rol de Aerolíneas

En el comienzo de su exposición, Fernández de Kirchner se refirió a la empresa Aerolíneas Argentinas al pedir que se carguen en el balance de la empresa «todas la ganancias del sector turístico a lo largo y a lo ancho del país, porque también le pertenecen a Aerolíneas Argentinas».

«Y les ruego a los que tienen la suerte de vivir en CABA, que hay argentinos que necesitan viajar y que si no va Aerolíneas Argentinas no va nadie», afirmó.

En ese marco, destacó el Programa Previaje, señaló que «en términos fiscales es expansión» y pidió que «no condenemos las cosas per se, alejémonos de los dogmas, no son buenos, ni los de derecha ni los de izquierda».

«Si el Estado hace una inversión de la magnitud del Previaje, bueno, contribuyan con un acuerdo de precios y el que no quiera fijar precio, bueno, vos no estás adherido entonces al Previaje y a vos no te liquidamos», explicó.

Además, recordó que la gobernadora de Santa Cruz «antes fue ministra de Desarrollo Social» y tras aclarar no iba a «revolear ningún ministro», destacó que «cuando era ministra recibió planes que le transfirió el ministro de Trabajo» de entonces.

«A partir de allí se comenzó a desarrollar una política, las políticas no se desarrollan solo en el ministerio de Desarrollo Social», sino «también en el ministerio de Economía» y dijo que «en 2015, cuando terminábamos el gobierno, de aquellos 2.200.000 planes que recibió apenas quedaba un diez por ciento».

«No estoy promoviendo a Alicia como ministra de Desarrollo Social, está muy bien acá, quédense tranquilos», afirmó.

Foto Prensa Cristina Fernandez de Kirchner
Foto: Prensa Cristina Fernandez de Kirchner.

Educación

En el acto, en el que también se firmaron convenios con universidades nacionales para dictar carreras y tecnicaturas en el Centro de Universidades Nacionales de El Calafate, hablaron el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk; la gobernadora de Santa Cruz y el intendente de El Calafate, Javier Belloni.

Perczyk, explicó que los convenios firmados «tienen que ver con que la universidad llegue a El Calafate y el segundo, con que los chicos de la escuela primaria pública tengan más horas de clase» y sostuvo que eso es «para que aprendan más».

«La universidad tiene una tradición muy importante en la Argentina», expresó el ministro, afirmó que «en el gobierno anterior se hizo una obra, en una universidad, en una provincia», destacó que «antes, se habían construido miles» y señaló que «hay claramente otra mirada en este proyecto».

Por su parte, la gobernadora dijo que «hoy estamos preocupados», recordó que «forma parte de la Liga de Gobernadores» y manifestó que la Ciudad de Buenos Aires «pretende tener mayor coparticipación que el resto del país, sacándole fondos al resto del país».

«No estoy enojada con las personas que viven en la CABA, sino con los que se creen el ombligo del mundo» dijo y afirmó que «mil Cabas entran en nuestra provincia, por eso estamos defendiendo estos derechos».

A su vez, el intendente de El Calafate destacó «lo mucho que el Estado nacional nos ayudó en este tiempo» y agradeció a la vicepresidenta al expresar que en estos dos años «mucha cosas pasaron porque ella siempre estuvo presente».

«TENEMOS QUE ENCONTRAR UN PUNTO DE COINCIDENCIA»

La vicepresidenta hizo un llamado que trascendió al Frente de Todos y pidió «una discusión en serio de los problemas que tenemos en un mundo donde todo tiende a agravarse«. «Ni yo voy a renunciar a mis ideas ni le voy a pedir a nadie que renuncia a las de ellos, pero tenemos que encontrar un punto de coincidencia común sino no va a aber Argentina para nadie», aseguró Cristina. 

En ese tono, la titular del Senado –donde los bloques opositores mantienen una férrea negativa para debatir– pidió que «sin rencores, pero con muchas ideas y con mucha esperanza de que podemos hacerlo, debemos autovoncarnos para la construcción de una Argentina con paz social».

«AYUDAR NO ES CALLARSE LA BOCA Y ESCONDER LA MUGRE ABAJO DE LA ALFOMBRA» 

«Ni yo voy a renunciar a mis ideas ni le voy a pedir a nadie que renuncia a las de ellos, pero tenemos que encontrar un punto de coincidencia común sino no va a haber Argentina para nadie«, dijo en otro tramo de su discurso la vicepresidenta.

Fernández inició el discurso retomando sus críticas a la gestión de los planes sociales y poco después retomó las hechas a principios de junio al ex ministro de Producción Matías Kulfas, por no exigir a la empresa Techint que realizara en el país la producción de los caños para el gasoductor Néstor Kirchner.

«Hoy, Clarín, publicó que Techint acaba de comprar por 460 millones de dólares una fábrica de caños sin costura en Lousiana, Estados Unidos, casi la mitad de los 200 millones que le dejaron sacar del país», apuntó. Y afirmó: «Yo quiero ayudar, pero ayudar no es callarse la boca y esconder la mugre abajo de la alfombra. Si estoy equivocada, que me convenzan. A mí con argumentos y razones me llevan a cualquier lado, a las trompadas a ninguno».

«SI NO SACAN LOS DÓLARES QUE QUIEREN DEL PAÍS, SE COMPARTAN COMO ADICTOS»

«La brecha siempre se produce cuando hay regulación cambiaria, cuando no se deja acceder a los dólares que quieran en el mercado. Mientras vos no regulás el mercado de cambios, forman activos en el exterior, cuando se comienza a regular salta la brecha«, apuntó la vicepresidenta al mostrar un gráfico con el que comparó su primer presidencia, la gestión de Macri y lo que transcurrió del gobierno del Frente de Todos. 

«Durante el gobierno de Macri se endeudaron primero y sacaron los dólares después. Durante mi primer gobierno los activos en el exterior eran con dólares genuinos producidos en el país. Los dos están mal, pero el de nuestro gobierno es menos nocivo. Y no se puede impedir, porque cuando lo hacés denuncian que hay cepo«, apuntó la vicepresidenta. 

«Si no pueden sacar los dólares que quieren del país, se compartan como adictos. Si no es por las buenas, es por las malas. Y si es por las malas, hacen estallar la economía del país», denunció la vicepresidenta a quienes fugan en dólares las ganancias obtenidas en el país.

«ES MUY IMPORTANTE QUE LOS ARGENTINOS ACORDEMOS SOBRE DETERMINADAS CUESTIONES»
«Es muy importante que los argentinos acordemos sobre determinadas cuestiones», insistió la vicepresidenta Cristina Kirchner para volver a hablar de la economía bimonetaria. La vicepresidenta la definió como el tema que une todas las crisis del país: la escasez de dólares, la corrida de cambiaria, las devaluaciones y las inflaciones. «Están todas histérica y históricamente unidas», sentenció.

La vicepresidenta recordó que la primera vez que comenzó a insistir con revisar la economía bimonetaria fue en el Congreso, como senadora, en 2018. Poco antes de que el gobierno de Mauricio Macri recurriera al FMI para frenar la crisis económica que enfrentaba. Cristina mostró una gráfica de corridas cambiarias y advirtió sobre el fogoneo de noticias sobre el dólar blue, el «contado con liqui». «Cuando no te pueden obligar a devaluar insisten con la brecha», sentenció.

“LA RENUNCIA DE GUZMÁN FUE UN ACTO DE IRRESPONSABILIDAD POLÍTICA”
“Es importante que dejemos de discutir a las personas y discutamos políticas. En este episodio que vivimos el sábado de la intempestiva renuncia del ministro de Economía, creo que fue un inmenso acto de irresponsabilidad política”, aseguró la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en referencia a los hechos del sábado pasado, cuando Martín Guzmán comunicó por tuiter su renuncia a la cartera económica durante un discurso de CFK en Ensenada.

“El voto democrático es una sagrada ceremonia que nos llena de orgullo pero que también nos debe generar responsabilidad. También creo que en cierto punto fue un acto de desestabilización institucional. Con el mundo como está no parece bien hacerle enterar al presidente de una renuncia por Twitter. Y creo que fue un acto de ingratitud hacia el presidente. Este presidente había bancado a este ministro de Economía como nadie, ¿se merecía eso?”, afirmó.

“Cuando se negoció con el FMI, todos los medios, todos los partidos, todo el establishment, planteaba que el ministro era racional y la postura era enfrentarnos, porque se discuten personas, no políticas”, resaltó.

Y luego se refirió a la intervención de Wado ante empresarios de la Unión Industrial: “La UIA elevó su propuesta para los próximos 4 años, en producción industrial, empleo industrial, empresas industriales, exportaciones e inversión. En producción industrial proponen un aumento del 27 por ciento para llegar al 2011, que fue el punto más alto. Proponen un 22 para llegar al 2012. El máximo de industrias fue en 2008, plena crisis. En exportaciones, el tipo lo tuvimos en 2011. Y la meta de inversión es de 2013. Hay que crecer en 30 mil millones de dólares para llegar a eso, y lo dice la UIA”.