Edición n° 2744 . 27/05/2024

Cristian Girard: “El Estado tiene que intervenir para cerrar brechas de desigualdad”

Tras defender el proyecto de Ley Impositiva enviada por el ejecutivo provincial, el titular de ARBA recalcó la apuesta por “buscar los recursos con progresividad” y mostró su optimismo de cara a la aprobación de la ley.

Por Andrés Miquel

El titular de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, defendió este el proyecto de Ley impositiva ante los legisladores oficialistas y opositores, que se mostraron muy conformes tras la reunión en el Palacio Legislativo de la capital provincial.

“Si los gastos y políticas de transferencias no se financian con progresividad, hay una limitación”, reflexionó Girard ante los periodistas que lo consultaron luego de su exposición. La idea de una estructura tributaria progresiva fue la respuesta reinante en el discurso el titular de ARBA. Es así que, ante a la consulta sobre la posible regresividad de Ingresos Brutos, el director ejecutivo recordó que la provincia está proponiendo continuar con la profundización de régimen simplificado para monotributistas, lo que implica “una exención del componente de IIBB por 12 meses para las nuevas altas” al cual “ya se encuentran adheridas más de 600 mil personas y esperamos 350 mil más”.

Según destacó Girard, el proyecto va en línea con los objetivos del gobierno provincial y se plantea el desafío de “buscar los recursos con progresividad, alineando las cargas tributarias de acuerdo a la verdadera capacidad contributiva”.

Los objetivos del gobierno comandado por Axel Kicillof es combinar un aumento de los gravámenes para las clases medias y bajas por debajo de la inflación, estimada en un 60% en el proyecto del Presupuesto con media sanción en el Congreso de la Nación.

Al ser consultado por el impuesto automotor, Girard celebró estar “bajando las alícuotas”, y destacó que existirá un tope del 40% para el aumento sobre el gravamen a las patentes. En este marco, explicó que en “sólo los dos tramos de ‘arriba’, los de más de 8 millones de valor de mercado, el impuesto varía según el valor del vehículo”. “Estamos bajando la alícuota máxima del último tramo, y podemos decir que estamos en un proceso de ajuste de la carga impositivo”, remarcó el funcionario. “Es decir, estamos bajando la patente”. El titular de ARBA también destacó la “política de progresividad” que se aplicará en el inmobiliario, que experimentará subas que superarán el tope del 60%.

Dentro de los beneficios anunciados, Girard destacó los esquemas de alícuota disminuida para Pymes, una medida que permite que “150 mil empresas se vean beneficiadas por el ajuste del monto de facturación para mantener la alícuota disminuida y pagar menos IIBB”. “Estamos haciendo un trabajo de administración tributaria para reducir la presión de regímenes de recaudación y con eso reducir los saldos a favor”, anticipó el titular del ente recaudador provincial.

En lo referido a la evasión, el director ejecutivo de ARBA destacó la existencia de “un control más inteligente enfocado en buscar maniobras de evasión en los grandes jugadores de la economía”. Para ejemplificar este avance en la fiscalización tributaria, Girard recordó el caso en que la herramienta permitió descubrir la existencia de un conjunto de supermercadistas que utilizaron un beneficio impositivo originalmente dirigido a las carnicerías. “Los supermercados declararon la venta de carne como si fueran carnicerías, evadiendo 6 mil millones de pesos”, puntualizó.

Con todo, el funcionario que ocupa su lugar desde el primer día de gestión mostró optimismo respecto a la sanción del proyecto de ley. “Todo lo que se pretende modificar se puede modificar, salvo que sea técnicamente inviable”, apuntó el titular de ARBA, que especuló con que “no va a haber mayores inconvenientes para aprobar la ley”.