Edición n° 2761 . 13/06/2024

 #CrisisSinFin:Protesta en la ex Johnson & Johnson por congelamiento salarial y amenaza de despidos

Los trabajadores afirman que la empresa ex Johnson & Johnson desconoce acuerdos salariales realizados en el Ministerio de Trabajo y que amenazan con despidos. Perjudica a más de 200 empleados. Más del crash industrial.

La crisis en las industrias de Pilar se profundiza. Ahora la que muestra el stress en la producción ante el duro momento que atraviesa el sector es la ex Johnson & Johnson- actualmente Kenvue -, histórica planta del distrito ubicada a la vera de la autopista Pilar-Pergamino.

Allí, desde la madrugada de este lunes un grupo de trabajadores acompañados por el Sindicato de Textiles realiza una protesta en la entrada a las instalaciones, denunciando incumplimientos salariales y amenazas de despidos por parte de los titulares de la firma.

Según el portal Pilar a Diario, Carlos Ledesma, el secretario General de la delegación Pilar de Johnson & Johnson, indicó: «Estamos manifestándonos junto a la comisión ejecutiva de la delegación Pilar de Textiles y trabajadores de la planta, ya que venimos sufriendo el congelamiento del salario de todos los compañeros, además de recortes. A esto le sumamos presiones por parte de la patronal la semana pasada».

Ledesma detalló que los afectados son 140 trabajadores que están bajo el convenio de textiles y otros 80 que están fuera de convenio. En varios casos se trata de personas con 40, 20 o 15 años de antigüedad.

Además, «hace 30 días que la empresa ya sacó a todos los eventuales que tenía; también ha tercerizado muchas funciones que antes eran para compañeros con convenio».

Más señales de la crisis industrial: Protesta en la ex Johnson & Johnson por congelamiento salarial y amenaza de despidos

En Pilar, la principal actividad de la planta es la fabricación del shampú Johnson´s Baby y toallas femeninas, entre otros productos.

Acerca de los pasos realizados, el manifestante indicó que en los últimos tiempos «tuvimos las actuaciones pertinentes a través del Ministerio de Trabajo, pero la empresa cortó el diálogo y el viernes tuvimos un apriete por parte de la patronal, insinuando que se iban a producir despidos a partir del reclamo legítimo de los trabadores».

Además, recordó «la buena fe de los trabajadores cuando Johnson & Johnson cambió de firma y pasó a ser Kenvue. Pudieron hacer este paso y hoy la empresa está incumpliendo lo firmado en el Ministerio de Trabajo, congelando el salario».

Por lo pronto, a pesar de la protesta en su entrada la planta está trabajando: «No impedimos el ingreso del turno mañana y nos manifestamos con trabajadores de otros turnos –explicó Ledesma-, no queremos perjudicar las fuentes de trabajo. Comprendemos la situación pero no es recíproco y la patronal ajusta los salarios».