Edición n° 2799 . 21/07/2024

Crisis en las automotrices: Seis paran la producción toda la semana por deudas con los proveedores

La fabricación de vehículos sufre la retracción de la demanda y la falta de insumos. El sector automotriz no logra recuperarse y seis empresas del sector deben parar las máquinas. Más allá de las razones que dieron las empresas, fuentes involucradas aseguraron a InfoGremiales que se trata principalmente de deudas con proveedores que frenaron el envío de piezas, insumos clave para la producción.

Seis automotrices decidieron hoy y mañana parar la producción en sus plantas. Las razones que dieron para tomar esta drástica decisión fueron la baja del mercado interno, la caída de las exportaciones y los problemas de abastecimiento de piezas.

Más allá de las declaraciones que dieron las empresas a diversos medios, fuentes involucradas aseguraron a InfoGremiales que se trata principalmente de deudas con proveedores, los que frenaron el envío de piezas, insumos clave para la producción.

Una de las fábricas queda en Córdoba y se producen vehículos para Renault y Nissan. Desde hace 10 días se había comunicado al personal el cese de actividad por la caída del nivel de demanda.

Además, se rumorea que Renault analiza también la reducción de 8 a 6 horas para los dos turnos de producción a partir de julio, lo que también afectaría a Nissan, en este caso para el único turno en el que produce.

Toyota – el principal fabricante del país – tampoco fabricará vehículos toda la semana. Decidió parar la línea de producción también hoy y mañana. Esos días no trabajados se compensarán con el sistema de “horas crédito” que manejan. En este caso, la justificación para detener las máquinas fue que no llegaron piezas necesarias importadas.

Toyota acaba de concluir un plan de retiro voluntario, como consecuencia de la caída de las exportaciones a Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Todos mercados que están en baja de ventas internas.

Fiat también aduce problemas con la llegada de piezas desde Brasil que todavía padece las consecuencias de las graves inundaciones que sufrió.

General Motors, en Santa Fe, por su parte, viene de un ajuste de personal y está acomodando la producción a la demanda actual.

El último caso es el de la división Van de Mercedes-Benz en Virrey del Pino, en el conurbano bonaerense. El motivo sería, supuestamente, reforma en la planta de pintura.