Edición n° 2769 . 21/06/2024

Crisis en el gabinete de Milei/ Guillermo Ferraro, ¡afuera!

La demostración de fuerza de la CGT, sumada a los problemas del Gobierno para imponer su Ley Omnibus en el Congreso agudizaron las internas en el oficialismo. Acusado de haber filtrado el enojo de Javier Milei, fue despedido uno de los ministros más relevantes.

La serie de internas en el gobierno de Javier Milei derivó este jueves a la noche en el despido del ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro. La cartera es de enorme importancia ya que abarca Transporte, Obras Públicas, Vivienda, Telecomunicaciones, Energía y Minería. Todo indica que el motivo de la eyección es que Ferraro filtró dos frases de Milei contra los gobernadores que se oponen a partes de la Ley Omnibus: “los voy a dejar sin un peso”; “los voy a fundir a todos”. 

La expulsión confirma de hecho que el Presidente se despachó con esas barbaridades, porque si se tratara de una versión falsa, bastaba con desmentir las frases. El episodio, a un mes de la asunción de Milei, evidencia la situación caótica del gobierno: feroces internas y hasta especulaciones sobre quién reemplazará al Presidente cuando la situación ya no dé para más.

Grupo América, ministerio, calle

Ferraro provenía del Grupo América, el conglomerado de Eduardo Eurnekian. Trabajó en uno de los proyectos de mayor envergadura del grupo, el Túnel Trasandino. Como se sabe, también Milei proviene del grupo de Eurnekian y lo mismo ocurre con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

En fuentes de la Casa Rosada no se había dado a conocer el reemplazante de Ferraro, aunque algunas versiones indican que el ministerio podría desaparecer y quedarían seis secretarías, todas dependientes del ministro de Economía, Luis Toto Caputo.

Se trata del primer funcionario de primera línea que tiene que dejar su cargo en el primer mes y medio de Gobierno de La Libertad Avanza. El jefe de Gabinete, Nicolás Posse, habría sido el encargado de pedirle la renuncia a Ferraro.

Tras una relación que no fluyó, lo que habría provocado la decisión de Milei fue una supuesta frase del presidente que se filtró (según el Gobierno el culpable fue Ferraro) de la reunión de gabinete contra los gobernadores por los recursos que podría quitarles si no se aprueba la ley ómnibus. «Los voy a dejar sin un peso», habría sido la frase pronunciada por el mandatario nacional que despertó la contestación del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck

En un momento tan sensible para la negociación, esa información no cayó nada bien en las provincias y en los legisladores. Horas después de una jornada en la que se tensó el diálogo con los mandatarios provinciales y que los votos para la Ley de Bases no están asegurados, Ferraro salió eyectado de la gestión que arrancó el 10 de diciembre pasado.

La noticia de la salida de Ferraro se confirmó este jueves por la noche luego de varias horas de rumores sobre posibles cambios en el Gabinete de La Libertad Avanza.

Ferraro estuvo durante 45 a cargo del mega Ministerio de Infraestructura, que incluye las áreas clave de Transporte, Obras Públicas, Minería, Energía y Comunicaciones. Sin embargo, Milei en su cuenta de Twitter, tras la salida de Ferraro, le dio me gusta a un tuit que afirmaba que «el Ministerio de Infraestructura dejará de existir y pasará a ser Secretaria bajo la órbita de Toto Caputo«.

Por el momento en el Gobierno no tenían confirmado un nombre para reemplazar al saliente funcionario.

Ferraro había sido de los primeros ministros confirmados por Javier Milei, incluso antes de asumir como presidente. Tenía experiencia en el sector público-privado, habiéndose puesto al frente de iniciativas PPP en 2017 y 2019 como director de KPMG Argentina, firma global que provee servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría.

La reunión de Gabinete que terminó con la salida de Ferraro

Este jueves por la mañana, el Presidente reunió a su Gabinete en el Salón Eva Perón de Casa Rosada y avanzó en delimitar las estrategias para conquistar media sanción en la Cámara de Diputados.

Según supo la agencia Noticias Argentinas, el Presidente definió ir a fondo contra los gobernadores y les trasladó a sus colaboradores que deben dejar en claro que «si la ley no se aprueba, las más perjudicadas van a ser las provincias«.

Incluso, instruyó al ministro de Justicia, Mariano Cuneo Libarona, a presentar la propuesta ante el procurador general, Eduardo Casal, para avanzar en la creación de una fiscalía especial que investigue a funcionarios públicos involucrados en episodios de corrupción.

Gabinete de Javier Milei
El Gabinete de Milei.

«Ir con buenas intenciones en algunos sectores no dar resultado, te tenés que poner en hijo de puta», subrayó una fuente de Casa Rosada, y remarcó: «Es un claro mensaje a los gobernadores para que presionen a sus diputados para que voten».

Durante el intercambio que se extendió poco más de una hora, se lo escuchó al ministro de Economía advertir que «si esta ley no llega a buen puerto se va a seguir ajustando el gasto público de todas las maneras alternativas que haya, incluyendo las partidas que se asignan a las provincias».

La intención del Gobierno es «socializar con los gobernadores el costo de la ley» si los cambios económicos que la administración apunta a aplicar no pasan el filtro del Parlamento.

Del encuentro participaron la vicepresidenta Victoria Villarruel, Posse y los ministros Ferraro, Caputo, Guillermo Francos (Interior), Mariano Cúneo Libarona (Justicia), Mario Russo (Salud), Patricia Bullrich (Seguridad), Sandra Pettovello (Capital Humano), y Luis Petri (Defensa), además de los secretarios Karina Milei (General de la Presidencia), Eduardo Serenellini (Comunicación y Prensa) y José Rolandi (Ejecutivo de Gobierno de la Jefatura de Gabinete); el el vocero presidencial, Manuel Adorni y el asesor presidencial, Santiago Caputo.

Horas después de esa reunión, el Presidente culpó a Ferraro por la difusión de los diálogos y decidió echarlo.