Edición n° 2741 . 24/05/2024

Cooperativas/ Inauguran fábrica automatizada de columnas pretensadas de hormigón

Requirió de aportes públicos e inversiones desde el sector privado. Significa un salto de calidad en el rubro industrial para la localidad de Winifreda. Además, producirán hormigón elaborado para obras.

 La Pampa

Con la presencia de autoridades provinciales y municipales, la Cooperativa de Electricidad, de Obras y Servicios Públicos de Winifreda Ltda. (CEW) cortó la tradicional cinta como señal de la nueva etapa para la fábrica que genera nuevos empleos en la localidad pampeana.

Al inicio del acto se proyectó un video en pantalla gigante con las distintas etapas de construcción y funcionamiento de la obra y el locutor destacó que “se estima que a la fecha se han invertido en el proyecto unos 450 millones de pesos a valores actualizados” y “se han creado empleos directos e indirectos”. “Se han elaborado 2250 metros cúbicos de hormigón y se han construido 145 columnas de hormigón pretensado destinadas a redes eléctricas y telecomunicaciones”, reseñó el audiovisual.

A la hora de los discursos, la intendenta García expresó que se trataba de “un día muy especial para Winifreda porque damos un salto de calidad en el rubro industrial. Esta fábrica tiene demanda, vende su producción en otros lugares y en simultáneo da trabajo, genera riqueza y movimiento económico en la localidad. Eso es muy importante porque permite que el pueblo crezca y se mantenga vivo”.

El gerente de la CEW, Hernán Camps, enmarcó la puesta en funcionamiento de la fábrica en los 75 años que cumplirá la CEW el próximo 28 de noviembre y dijo que la entidad “está dinámica y pujante”.

Repasó luego que en 2016 “hubo un cambio en la política del Ministerio de la Producción de La Pampa y fue cuando acercamos el proyecto industrial. Nos llevó siete años poder lograrlo. Con créditos del Compre Pampeano adquirimos el galpón, cerramientos y portones. Después, con ayuda de la Municipalidad y de la secretaría de Asuntos Municipales logramos la terminación de la obra civil. Durante la pandemia tomamos créditos blandos de los bancos Pampa y Nación y compramos los equipos llave en mano a la empresa Tecypro, de Bahía Blanca. Y un aporte no reintegrable del INAES lo destinamos a la compra de un trompo hormigonero, que fue uno de los mayores aciertos porque ya llevamos vendidos más de 2100 metros cúbicos de hormigón”.

Camps señaló que “esto se tradujo en ingresos genuinos para la cooperativa. Su patrimonio crece porque ahora tiene una matriz productiva que toma recursos de otros sectores geográficos. Sentimos un orgullo muy grande”.

“Como winifredense y profesional tomamos este desafío porque amamos la tierra donde vivimos y elegimos quedarnos acá. Esta fábrica es una muestra de que la economía social y solidaria invierte en lugares como Winifreda”, enfatizó.

Fuente: El Diario de La Pampa.