Edición n° 2705 . 18/04/2024

Cómo se financiará la segunda etapa del Gasoducto Néstor Kircher/ Aportes del Estado Nacional y del BNDS de Brasil. También podría sumarse China 

Lo recaudado por Enarsa por el transporte de gas en el primer tramo, tendrá como destino el financiamiento de la expansión de la obra

El Ministerio de Economía aprobó este jueves el Contrato para el Transporte de Gas Natural por el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner entre Enarsa y la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), a través de la resolución 828/2023 publicada en el Boletín Oficial. La norma establece que lo recaudado por Enarsa en concepto de pago por el transporte previsto en el contrato, tenga exclusivamente como destino el financiamiento de la expansión del gasoducto entre Salliqueló (Buenos Aires) y San Jerónimo (Santa Fe) incluyendo obras complementarias y suplementarias para incrementar al máximo la capacidad de transporte. También está confirmado un aporte del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil y podría sumarse Power China. 

En febrero del año pasado, a través del decreto de necesidad y urgencia 76/2022, el Gobierno otorgó a Enarsa una concesión de transporte sobre el gasoducto por el plazo de 35 años, para transportar gas con punto de partida desde las proximidades de Tratayén, en la provincia de Neuquén, atravesando las de Río Negro y La Pampa y pasando por Salliqueló, hasta las proximidades de San Jerónimo.

El gasoducto, una obra clave para el desarrollo energético de la Argentina, concretó el martes la apertura de la primera válvula de llenado como parte del proceso que concluirá el 9 de julio próximo, cuando se realice la inauguración oficial del primer tramo del ducto que llevará el gas de la formación del yacimiento hidrocarburífero no convencional neuquino de Vaca Muerta al centro del país.

Si el primer tramo permitía aumentar la capacidad de transporte, y por ende de producción, en 11 millones de metros cúbicos de gas por día (MMm3/d), el segundo tramo hará lo propio hasta 17 MMm3/d. La capacidad de ambos tramos puede hasta duplicarse con las plantas compresoras y otras obras complementarias. La obra consistirá en una extensión de 467 kilómetros que abrirá la posibilidad de abastecer a grandes ejes urbanos e industrias del centro y norte del país. Y también permitirá exportar los excedentes de producción a Brasil y Chile.

La primera etapa del gasoducto fue financiada íntegramente por fondos públicos. Sin embargo, el ministro de Economía, Sergio Massa, ya anticipó que la segunda etapa combinará fondos públicos y privados. «Queremos que el sector privado y el Estado trabajen de manera colaborativa y asociada», aseguró.

La inversión estimada para esta segunda etapa del gasoducto Néstor Kirchner es de unos 1.500 millones de dólares. El gobierno anunció a mediados de diciembre que el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes) aportará 689 millones de dólares que permitirán financiar los tubos y chapas de acero producidos en ese país. La inversión fue ratificada a fines de mayo de este año el presidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva, cuando recibió en Brasilia al presidente argentino Alberto Fernández.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, también ratificó el interés de Power China en sumarse a la segunda etapa durante el viaje que realizó a Beijing y Shangai junto a Massa.

“Trabajamos en el financiamiento de la segunda etapa del gasoducto a partir de un crédito preacordado con la empresa Power China, cuando se complete el total de la obra nuestro país va a ahorrar casi 8.000 millones de dólares anuales”, aseguró Royón, pero luego no hubo más novedades sobre el tema.

TGS operará el primer tramo

La transportistas de gas TGS confirmó este miércoles que durante los próximos cinco años tendrá a su cargo las tareas de operación y mantenimiento del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, el cual entró ayer en etapa de llenado previo al ingreso al sistema de transporte.

La compañía de energía informó formalmente que se adjudicó la operación y el mantenimiento del tramo Tratayén – Salliqueló de 573 kilómetros, que une la Planta Tratayén, en Vaca Muerta, y Planta Saturno, en la provincia de Buenos Aires, que también forman parte de su sistema.

La elección se realizó mediante un concurso privado, donde la compañía de midstream cuyos accionistas co-controlantes son Pampa Energía y la familia Sielecki, fue adjudicada por la estatal Energía Argentina (Enarsa). De este modo, se impuso sobre Transportadora Gas del Norte.

TGS destacó que su elección respondió a que presentó «la propuesta más eficiente en términos técnicos y económicos, para brindar el servicio de operación y mantenimiento del GPNK por un plazo de 5 años». «Este hito es un orgullo para quienes formamos parte de TGS, una compañía que brinda servicios integrados en toda la cadena de valor del gas natural, comprometida con el desarrollo energético del país», aseguró Oscar Sardi, CEO de la transportista.

TGS realiza desde el martes y hasta el 9 de julio, fecha de la inauguración, las tareas de barrido, presurización y llenado con el shale gas de Vaca Muerta de la traza de 573 kilómetros de ductos construido en 10 meses.