China: los nuevos confinamientos provocan el desplome de bolsas, commodities y el petróleo

Las bolsas de Hong Kong y de Japón descendieron 3,3% y 1,5%, respectivamente

A partir del endurecimiento de la política “cero-covid” en el país, se generó un desplome en el índice que comprende los 300 principales papeles de las bolsas de Shanghái y Shenzhen de 4,94% y el yuan se devaluó a su nivel más bajo desde hace 17 meses por el temor a que se generen fugas de capitales.

Las principales bolsas de Asia y Europa, el petróleo y commodities como el acero y el hierro, registraban este lunes fuertes caídas por el temor al impacto económico por un endurecimiento de la política “cero-covid” en China.

Luego de reportarse un total de 26 casos en Chaoyang, Beijing dispuso este lunes un testeo masivo hacia los 3.500.000 residentes del distrito -el más populoso de la ciudad-, generando preocupación de que la capital china enfrente una situación similar a la de Shanghái, donde 25 millones de personas tienen que confinarse desde hace semanas, según consignó la agencia de noticias AFP.

El anuncio gubernamental generó pánico entre los habitantes de Beijing, quienes se dirigieron a abastecerse de víveres a los supermercados para enfrentar una posible cuarentena total.

Las medidas generaron un desplome en el CSI 300 (índice que comprende los 300 principales papeles de las bolsas de Shanghái y Shenzhen) de 4,94%, la peor jornada desde febrero de 2020, mientras que el yuan se devaluó a su nivel más bajo desde hace 17 meses por el temor a que se generen fugas de capitales.

Del mismo modo, las bolsas de Hong Kong (Hang Seng) y de Japón (Nikkei) descendieron 3,3% y 1,5%, respectivamente.

Las caídas en Asia también tuvieron su eco en Europa donde las principales bolsas operaban con retrocesos de más de 1%.

Por su parte, el sentimiento negativo se extiende al petróleo que registraba desplomes del 4,43% y del 4,41%, en el caso de los barriles WTI y Brent, los cuales, alcanzaban esta mañana un valor de US$ 97,65 y US$ 101,95 el barril, respectivamente.

Si bien en los últimos días la posibilidad de un embargo de Europa hacia el petróleo ruso se mantuvo como un factor alcista en el precio del crudo, el valor se vio contenido por las perspectivas de una caída en la demanda de China, el principal importador mundial.

La demanda china de algunos combustibles (como la gasolina, el gasoil y el combustible para aviones) ya cayó un 20% anual este mes, según fuentes del Ministerio de Energía chino.

El temor en los mercados por los nuevos confinamientos en China se suma a la preocupación por los signos de desaceleración económica en el país gobernado por Xi Jinping

Asimismo, las pérdidas se extendían a algunas commodities metalíferas como el acero y el mineral de hierro que anotaban descensos de hasta 11%.

Pese a que las cifras aún son insignificantes respecto a las de Shanghái, Beijing ya dispuso el confinamiento de más de una docena de edificios residenciales además de estrictos controles de ingreso a la ciudad, incluyendo el requisito de presentar testeos negativos.

“Hay preocupaciones de que la situación del Covid-19 en Beijing se transforme en lo que está pasando en Shanghái con cuarentenas prolongadas que afectan a la economía”, advirtió Kevin Li, especialista en inversiones a la agencia Bloomberg.

El rebrote en Shanghái, que se recrudeció a fines de marzo, produjo más de 400.000 contagios registrados y 138 muertes.

Asimismo, fuera de Shanghái y Beijing, más de 20 ciudades (comprendiendo a más de 30 millones de personas) se encuentran actualmente en cuarentena.

El temor en los mercados por los nuevos confinamientos en China se suma a la preocupación por los signos de desaceleración económica en el país gobernado por Xi Jinping, además de la expectativa de que la Reserva Federal estadounidense (FED) realice una fuerte suba de 50 puntos porcentuales en su reunión monetaria de la próxima semana, lo cual ya provocó el viernes la peor jornada en el Dow Jones desde octubre de 2020.

Asimismo, si bien el Banco Popular de China (el banco central de ese país) prometió una política para estimular la economía y estabilizar el mercado, las palabras aún no se tradujeron en acciones que logren calmar al mercado.

La entidad, si bien redujo los encajes bancarios y prometió asistir a las pequeñas y medianas empresas, no modificó las tasas de interés de referencia como se esperaba.

Fuente: Telam