Edición n° 2741 . 24/05/2024

Carne: Fiestas con más oferta a precio controlado


Reapertura parcial de exportaciones y estímulos para aumentar la oferta

Julián Domínguez presentó este jueves el plan ganadero para los próximos dos años, con el objetivo de recuperar la producción, y presentó el esquema de reapertura parcial de las exportaciones, manteniendo las restricciones de envíos al exterior de los siete cortes de consumo popular de carne vacuna en el país. El ministro de Agricultura y Ganadería anunció, además, que el consorcio de frigoríficos exportadores aceptó el pedido de incrementar la oferta de carne para el mercado interno en 20 mil toneladas durante «las semanas de Navidad y Año Nuevo, al precio de referencia que indique la Secretaría de Comercio Interior». 

Antes de hacerse público, el anuncio fue presentado en un encuentro con los titulares de las cuatro entidades agropecuarias que conforman la Mesa de Enlace: Sociedad Rural Argentina, Federación Agraria, Confederaciones Rurales Argentinas y Coninagro. Domínguez estuvo acompañado por los gobernadores de Santa Fe y Santiago del Estero, y la vicegobernadora de Entre Ríos.

El Plan Ganar 2022/2023, como se lo denominó, establece además un esquema de beneficios directos para los productores, buscando darle impulso al aumento del peso de faena y al porcentaje de destete, así como a la inversión en genética y sanidad animal.

No se enunció expresamente cómo funcionarán los cupos de exportación, pero sí se expuso que la relación entre exportaciones y producción oscilarán, en promedio, en el 27,5% antre los años 2019 y 2022. Teniendo en cuenta que entre 2019 y 2021 ese porcentaje habrìa oscilado en torno al 28%, el próximo año debería descender al 26% aproximadamente para cumplir con ese promedio. Un porcentaje que, para los expertos en el tema, sigue siendo muy superior al de equilibrio (de 22 a 24%, según se estima). 

Pero en el mismo enunciado del plan se destacó que se mantendrá el cumplimiento de todos los compromisos internacionales (Cuotas Hilton, Acuerdo 481, Israel, EE.UU, Chile y Colombia) establecidos de gobierno a gobierno; y que se dispondrá la apertura total de exportaciones para las llamadas «vacas viejas» o «conserva» (categorías D, E y F) con destino a mercados emergentes, cumpliendo con un pedido específico de las entidades.

El único segmento del mercado que se planteó como inhibido para las ventas al exterior es el referido a los cortes «preferidos por los consumidores en el mercado interno: asado, tapa de asado, vacío, matambre, falda, paleta, nalga y/o cuadrada». Esta inhibición se mantendrá durante todo el año próximo, y su precio de referencia será determinado por la Secretaría de Comercio Interior, al mando de Roberto Feletti.

Feletti tiene agendado un encuentro con los directivos del Consorcio ABC, que reúne a los proncipales exportadores, para empezar a definir cómo será la distribución y los precios para las 20 mil toneladas adicionales de carne que se ofrecerán en las últimas dos semanas de diciembre. Domínguez hizo mención ayer que serían 2600 puntos de distribuciòn en todo el país de los que se dispondría,  pero su implementación será supervisada por Comercio Interior. 

Del mismo modo, para el año 2022 los siete cortes de consumo popular no exportables, serían integrados a los programas de Precios Cuidados para poder acordar su valor en mostrador o góndola. El objetivo de Comercio Interior es poder llegar a fin de año con una oferta de precios accesibles y que, dentro de lo posible, permitan «morigerar los incrementos que hubo en noviembre». Para el año que viene, la propuesta sería poder tener un seguimiento permanente del mercado que, a la par la secretaría de Comercio y el miniterio de Agricultura, puedan garantizar el abastecimiento y una evolución de precios previsible. 

En otro orden, el Plan Ganar 2022-2023 fija un plan de fomento a la producción a través de 100 mil millones de pesos para créditos a tasa subsidiada, con asignación directa a los productores. El anuncio formal de esta línea tendrá lugar la semana próxima en la sede del Banco Nación.

Por otra parte, se anunció la conformación de un Consejo Consultivo, que funcionará en el ámbito del Ministerio de Agricultura, que estará integrado por distintos sectores involucrados en la cadena de las carnes. Estará «coordinado técnica e institucionalmente por el INTA y el Senasa, con la finalidad de realizar el seguimiento de las medidas tomadas y las posibles correcciones futuras».

Participarán del mismo el Consejo Federal Agropecuario, representantes de las cuatro entidades de la Mesa de Enlace, cámaras de la industria frigorífica (ABC, Cadif. Fifra, Unica), representantes de los trabajadores, cámara argentina de feedlot, Mesa de la Carne, Instituto de Promoción de la Carne Vacuna, cámara de matarifes y abastecedores, asociación de procutores exportadores de Argentina y representantes de las facultades de Veterinaria y Agronomía.