Edición n° 2648 . 21/02/2024

Cafiero encabezó el acto por los 72 años de la creación del Instituto Antártico Argentino

En el marco de la celebración de los 72 años de la creación del Instituto Antártico Argentino (IAA),el canciller Santiago Cafiero encabezó el acto conmemorativo en el auditorio Manuel Belgrano de la Cancillería argentina e inauguró la exposición “Antártida Argentina: Arte y Ciencia”.  

Acompañado del secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona; la Directora Nacional del Antártico, Patricia Ortúzar; el Director Nacional de Política Exterior Antártica, Fausto López Crozet; y el Director del Instituto Antártico Argentino, Walter Mac Cormack, Cafiero resaltó el rol protagónico del IAA, primer organismo científico creado exclusivamente para el desarrollo de la ciencia antártica en el desarrollo de la política antártica, la ciencia y la cooperación.

El canciller expresó en ese sentido que “los hombres y mujeres del IAA que llevan adelante su tarea están aportando a la patria la defensa de la soberanía nacional a partir del conocimiento y la ciencia”. Y añadió: “Eso es lo que hace único a este Instituto, porque tiene una meta superior, profundamente convocante y emocionante que se realiza a partir de una idea de desarrollo, del acompañamiento que las autoridades de turno pero fundamentalmente de una profunda convicción que hoy queremos reivindicar, ser parte de ese testimonio de vida que ustedes tienen”.

El titular del Palacio San Martín recordó que “el 22 de febrero fuimos junto al presidente Alberto Fernández a la Base Marambio y vimos personalmente lo que allí se hace. Fue muy inspirador ver cómo este concepto de patria se hace carne; este concepto de defensa de la soberanía se hace efectivo y material”.

“En la entrega de los científicos y científicas, de las fuerzas que hoy nos acompañan, en los testimonios personales que pudimos recoger conversando con los equipos de trabajo, se nutre la convicción de que estamos llevando adelante a partir de esa tarea la defensa de todo el territorio nacional y su soberanía”, sentenció Cafiero.

Del mismo modo, Carmona puso en valor “lo mucho que se ha hecho durante el año antártico y su significancia política, sobre todo por la presencia de funcionarios nacionales, periodistas, y hombres y mujeres vinculados a la difusión y la comunicación, algo que valoramos mucho”. Y resaltó la figura de Hernán Pujato, fundador del Instituto Antártico Argentino y referencia a nivel mundial en materia antártica. 

“Quiero destacar tres esfuerzos compartidos: estamos avanzando en la mejora de las instalaciones antárticas con la creación de nuevos laboratorios, entre ellos uno a bordo del Rompehielos Irízar que mejore su capacidad de investigación científica. Por otra parte, la presencia de la Biblioteca Nacional en la Antártida -su director Juan Sasturain está aquí presente-, con más de mil volúmenes en la Base Carlini; y la instalación de una corresponsalía itinerante de Télam que nutre diariamente de muy buena información, para que no tengamos que recurrir a agencias de otros países para enterarnos de qué ocurre en la Antártida argentina”, añadió.

Carmona dijo también que «se está trabajando en una Estrategia Nacional Antártica para tener una visión de largo, corto y mediano plazo, con una profundidad mayor que el plan anual y compartir una mirada a futuro”.  

Durante el acto, se reconoció por primera vez a 34 trabajadores del IAA por su labor, quienes cumplieron funciones científicas, técnicas o administrativas en la institución y se han retirado desde el año 2000 a la fecha. 

Luego de la ceremonia el canciller Cafiero inauguró la exposición “Antártida Argentina: Arte y Ciencia”, que se podrá visitar durante toda la semana en la Cancillería argentina. Esta exposición fue realizada por investigadores e investigadoras del Instituto Antártico Argentino y artistas plásticos de la Galería Torres Barthe, en colaboración con el Museo de la Diplomacia Argentina, y tiene como objetivo relatar el trabajo que desarrolla la ciencia antártica argentina, centro de gravedad del quehacer de nuestro país en el continente blanco.

Sobre el IAA

El Instituto Antártico Argentino fue fundado el 17 de abril de 1951 por decreto Nº 7338/51 del Presidente Juan Domingo Perón, con el propósito de “continuar asegurando en forma irrenunciable para la Nación Argentina los derechos históricos, geográficos y territoriales que la asisten sobre el sector de la zona antártica que le pertenece”, bajo la inspiración del General Hernán Pujato, quien fuera su fundador y primer Director.

Esta institución pionera en el desarrollo de la investigación científica antártica, tiene su sede en el predio Miguelete de la Universidad Nacional de San Martín y depende de la Dirección Nacional del Antártico, bajo la esfera de la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería Argentina que conduce Santiago Cafiero.

Actualmente el IAA está integrado por más de 50 investigadores especializados en diferentes disciplinas científicas, que en conjunto coordinan y desarrollan variados proyectos científicos, han generado aproximadamente 500 artículos científicos en la última década y formado numerosos recursos humanos en distintos campos de la ciencia antártica. A los investigadores se les suma el personal técnico y administrativo que constituye un soporte esencial en las tareas de la institución.

La actividad científica es el eje rector de la actividad de Argentina en la Antártida y todos los medios y recursos se encuentran orientados al apoyo permanente a esta actividad, contribuyendo así de forma sustancial a nuestra soberanía en el Sector Antártico Argentino y manteniendo un firme compromiso con la cooperación científica internacional bajo el marco del Tratado Antártico, suscripto por nuestro país en 1959. Las decenas de países que cooperan con nuestro Instituto en el continente blanco, son la prueba palpable de la realización de tal compromiso.

El IAA desarrolla investigaciones en diferentes disciplinas científicas, tales como biología, geología, física, química, oceanografía, ciencias atmosféricas, ciencias sociales y muchas otras. Entre ellas, aborda con carácter prioritario aquellos estudios que tienden a analizar las manifestaciones del cambio climático y sus efectos sobre el ambiente antártico, así como los estudios relacionados con la conservación del medio ambiente antártico y las acciones para su remediación. Son también prioridad los estudios sobre la alta atmósfera, especialmente aquellos vinculados al adelgazamiento de la capa de ozono y sus efectos sobre el ambiente.