Edición n° 2649 . 22/02/2024

CABA: una familia necesitó $500.000 para no ser pobre

El mismo grupo familiar ya debe cobrar más de 745.270 pesos para ser clasificada de clase media.

Una familia de cuatro miembros que vive en la ciudad de Buenos Aires necesitó en diciembre ingresos de por lo menos 290.411 pesos para no ser considerada en situación de indigencia, de 494.791 pesos para no quedar comprendida en la pobreza y 745.270 pesos para ser considerada de clase media, de acuerdo con los datos difundidos por la Dirección General de Estadística y Censos porteña. Todos los cálculos que lleva a cabo el organismo no incluyen el costo de alquiler, lo que elevaría sensiblemente la suma.

La canasta básica total (CBT), que define la cantidad de ingresos que una familia debe tener para no ser pobre, aumentó 24,71 por ciento en diciembre, tres puntos y medio porcentuales por encima de lo que marcó la inflación general en la ciudad (21,1). En la comparación interanual la canasta Básica se encareció 223,5 por ciento, más de 25 puntos porcentuales que la inflación general interanual que marcó 198,4 por ciento por el impacto de la inflación en los bienes de consumo, principalmente alimentos y bebidas

En lo que respecta a la canasta básica alimentaria (CBA), que define la línea de indigencia, el aumento respecto de noviembre fue de 27,35 por ciento, más que el de la canasta básica total. En esta canasta es más preponderante el peso de los alimentos. El índice subió seis puntos más que la inflación del mes. En el acumulado de los últimos doce meses, la diferencia es más profunda: de 248,3 por ciento frente al 198,4 por ciento de la inflación. La inflación a los indigentes le impactó 20 puntos más.

La Dirección General de Estadística y Censos también estimó la cantidad de recursos para ser considerado de clase media, una categoría que va camino a su extinción, teniendo en cuenta la cantidad de trabajadores que no llegan a cubrir una canasta básica. Una familia necesitó 745.270 pesos para ser clasificada como clase media. 

El dato se da a conocer días más tarde de que el organismo revele la inflación porteña, que cerró el año con una variación mensual récord, de 21,1 por ciento en diciembre, y con un aumento de precios de 198,4 por ciento durante 2023. En el primer dato oficial de precios a días de los resultados nacionales del mes- que se publicará el jueves 11 de enero-, la Ciudad apuntó principalmente al rubro alimentos (principalmente carnes, panificados y lácteos) y, en menor medida, destacó las subas en los valores de los combustibles y lubricantes para vehículos de uso del hogar, de los medicamentos y de los automóviles.