Edición n° 2796 . 18/07/2024

Buscan reactivar la discusión por la reducción de la jornada laboral

La próxima semana la comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados buscará consensos acerca de una ley clave para el universo del trabajo: la reducción de la jornada laboral. Durante la actual gestión, los legisladores del Frente de Todos presentaron varios proyectos de esta naturaleza aunque ninguno prosperó pese a que la intención de debate estuvo muy presente en el contexto de pandemia. Sin embargo, el oficialismo busca reactivar la discusión en el marco de los anuncios que viene realizando el ministro de economía, Sergio Massa; y fue el propio diputado y titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yaski, quien confirmó este lunes que la semana próxima comienza el trabajo en la Cámara baja, donde disertarán, entre otros, funcionarios de países que cuentan con una legislación similar.

Cuáles son los proyectos ingresados a Diputados

Según el sitio web del parlamento hay media docena de proyectos para reducir la jornada laboral ingresados en la Cámara de Diputados. Aunque cada uno con sus particularidades, puede establecerse una diferencia en función de la cantidad de horas que pretenden fijar en cuanto a la jornada laboral. 

Por un lado, el proyecto ingresado por el diputado Hugo Yasky en agosto del 2021, que lleva la firma de más de 12 parlamentarios oficialistas, que propone llevar la jornada laboral a un máximo 40 horas semanales o de ocho horas diarias sin reducción salarial para toda persona ocupada en cuenta ajena en explotaciones públicas o privadas, aunque no persigan fines de lucro. Cabe destacar que no es la primera vez que el sindicalista presenta este proyecto. En el año 2013 obtuvo media sanción en Diputados y fue en el Senado, pero caducó en 2015 por falta de tratamiento.

Sobre la iniciativa, el fundamento del texto destaca que “los métodos de cálculo (de la jornada laboral) son contrarios a la garantía constitucional de limitación de la jornada de trabajo, prevista en el art. 14 bis de nuestra Carta Magna, así como a los principios que se desprenden de los tratados sobre Derechos Humanos y a los convenios Nros. 1 y 30 de la OIT”. 

Por ello, considera que la reducción de la jornada llevaría a una mejora en la calidad de vida de la persona que trabaja, y como consecuencia un mejor rendimiento del empleado a nivel de productividad. 

El otro proyecto que se destaca es el de la diputada del Frente de Todos y dirigenta de La Bancaria, Claudia Ormachea, ingresado en marzo del año pasado. El mismo establece que la duración de la jornada laboral no podrá exceder las seis horas diarias o 36 semanales, sin alteraciones al salario, sea en el ámbito público o privado, incluso sin fines de lucro. Asimismo, el proyecto agrega que la jornada máxima salubre podrá extenderse a siete horas diarias siempre y cuando se lleve adelante de lunes a viernes; y no alcanza a los establecimientos cuyo funcionamiento dependen únicamente de miembros de una familia.

“Kelly” Olmos: “El gobierno respalda la reducción de la jornada”

  En declaraciones a la prensa, la ministra de Trabajo Raquel “Kelly” Olmos sostuvo que la intención del gobierno nacional es llegar progresivamente a las 40 horas de trabajo semanales para quedar en sintonía con el resto de los países. “Es una propuesta que en su momento desde el Ministerio respaldamos porque pensamos que Argentina quedó muy retrasada al mantener desde los años ´30 las 48 horas semanales”, aseveró la titular de la cartera laboral. 

La legislación de la jornada laboral en Argentina tiene un siglo”

César Arese es profesor de la cátedra de Derecho del Trabajo (UNC) y presidente del Círculo de Abogadas y Abogados Laboralistas. En diálogo con La Nueva Mañana destacó la falta de debate respecto de la prolongación de la jornada laboral en el país. El especialista explicó que el convenio número 1 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estableció la jornada máxima de ocho horas diarias y 48 horas semanales para el sector industrial en 1933. “De esto pasó un siglo y desde entonces no ha habido en Argentina una modificación sustancial”, sentenció Arece al sostener que continúa vigente y tal cual la ley 11.544 que regula la jornada laboral. 

En ese sentido, señaló la necesidad que tiene el país de darse un debate serio en la materia con todas las implicancias que conlleva ya que tenemos una de las jornadas laborales más extensas del mundo, “se trata del tiempo que el trabajador pone a disposición del empleador y que significa, por un lado, la pérdida de la libertad, y por otro lado, la disponibilidad hacia el empleador, recortando su participación social, familiar, etc”.

Rubén Urbano, en contra

Uno de los argumentos de quienes promueven la discusión de la reducción de la jornada es que de este modo se habilitarían nuevos puestos de trabajo para cubrir la demanda. Al respecto, el titular de la Unión Obrera Metalúrgica de Córdoba, Rubén Urbano, se mostró escéptico. En diálogo con Radio Nacional Córdoba, el gremialista sostuvo que “actualmente la falta de mano de obra se reemplaza con horas extras en vez de contratar más trabajadores por seis horas, que es lo que corresponde por ley”. Sobre este punto, Arece sostuvo que “hay sectores que tienen estructuralmente considerada la instrumentación de las horas extras” y coincidió con el gremialista en que debe haber un control por parte de la aplicación y discutirse ya que existen límites sobre las horas extras.

Fuente: La Nueva Mañana