Edición n° 2704 . 17/04/2024

BRICS: Otro ladrillo más en la pared

Por Matias Strasorier y Maria Rizzo*/ Especial para Motor Económico

Cuando a principios del siglo XXI, el por entonces director Goldman Sachs, Jim O’Neil metaforizó como ladrillo a la potencia que tenían Brasil, Rusia, India y China en el mundo capitalista, ¿habrá pensado en el potencial muro que 20 años más tarde pusiera freno o disputara la hegemonía angloamericana? Su ensayo “BuildingBetter Global Economic” pronosticaba un potencial desarrollo para el 2050, que hoy es una realidad manifiesta en la disputa: G7 vs BRICS -o mejor dicho BRICSA-.

En enero de 2024 se sumarán nuevos ladrillos en el BRICS. Así fue anunciado en la cumbre desarrollada por los países miembros el pasado miércoles desde Sudáfrica, donde los presidentes de Lula Da Silva de Brasil, Putin de Rusia, DraupadiMurmu de India, Xi Jing Png de China, y CyrilRamaphosa de Sudáfrica, se reunieron para potenciar el bloque que disputa el dominio del sistema capitalista global. Los nuevos miembros serán Argentina, Egipto, Etiopía, Irán, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. ¿Qué impacto económico tiene para la Argentina? ¿Es beneficioso para los productores y los trabajadores argentinos?

El mundo se disputa en lo que para algunos intelectuales llaman G2:

“No son países los que se enfrentan, son corporaciones financieras y tecnológicas, con sus territorialidades, concentradas a niveles nunca antes vistos, que conforman lo que reiteradamente caracterizamos como aristocracia financiera y tecnológica. Dentro de esta, dos “facciones” pujan por imponerse como dominantes de nuestro siglo, con el llamado “G2” de China-Huawei-BAT y EEUU-GAFAM, como contradicción principal de la economía mundial” (Gimenez- Cacciabue, 20 de abril del 2022).

En esta contradicción se van alineando diferentes países, el G7 por el lado angloamericano y el BRICS por el asiático. Y Argentina no está exenta en la disputa.

Los datos y números muestran que los BRICS representan el 26% de la superficie agrícola, el 41% de la población mundial, el 26% del PBI mundial y contribuyen con el 16% de las exportaciones y el 15% de las importaciones mundiales de bienes y servicios. Según el Fondo Monetario Internacional, China es la economía más importante del grupo, con más del 70% del poder económico colectivo, en segundo lugar, se encuentra la India con un 13%, casi empatados en el 3° y 4° lugar, Rusia y Brasil con alrededor del 7% cada una, y finalmente Sudáfrica con un 3%.

¿Qué importancia tienen los BRICS en las exportaciones argentinas?

Argentina juega un rol clave como proveedor de agroalimentos, pero también otros recursos como agua dulce, litio -junto a otros minerales- y combustibles, que aún están en potencial. Esto no es un interés exclusivo de los BRICS, en plena disputa del tablero global, las grandes potencias tienen interés en Latinoamérica en su conjunto, en lo que planteamos como nuevo ALCA: Agua Dulce, Litio, Combustibles y Alimentos. Además de la industria del conocimiento que Argentina posee en su capital científico, el cual se encuentra plenamente consolidado.

Para la Argentina, en el BRICS se encuentran su primer y segundo socio comercial, Brasil y China respectivamente. En lo que va del 2023, Brasil fue responsable de la exportación de casi USD 6.750 millones, correspondientes a USD 4.000 millones de manufactura de origen industrial, mientras que las manufacturas de origen primario aportaron USD 1.000 millones y los productos primarios USD 883 millones.

Por el lado del Gigante Asiático, en 2023, se exportaron mercancías por casi USD 3.160 millones, las manufacturas de origen agropecuario con más de USD1.500 millones y productos primarios con más de USD 1.300 millones. Los productos comercializados son granos de soja, cebada, sorgo y maní; aceites de soja, maní y girasol; rollizos de diferentes maderas como pino, eucalipto, urunday, entre otras; limón y cáscara de limón; fibra de algodón; frutas frescas como cereza y pera; semillas de raigrás, festuca, agropiro, entre otros; té verde y yerba mate; entre otros productos. En 2023 lleva exportado más de 450 mil toneladas de productos y subproductos de origen vacuno; 14 mil Tn de carnes aviar; casi 50 mil Tn de productos pesqueros; y más de 12 mil Tn de productos lácteos.

Los vínculos comerciales con India corresponden principalmente a manufactura de origen agropecuaria, con valores de casi USD 1.800 millones. Mientras que con Rusia la Argentina comercializa principalmente harina de soja y poroto de soja; frutas en fresco como pera, limón, mandarina, naranja, manzana, uva, granada, pomelo y arándano; pasa de uvas, ciruelas desecadas, nuez con cáscara, ajo en fresco, grano de maní, tabaco, poroto, nuez de pecan, almendra, entre otros. En lo que va de 2023 se llevan exportados más de 27 mil toneladas de productos y subproductos vacunos; más de 3 mil Tn de productos de pesca; alrededor de 1.600 Tn de productos equinos; y más de 5.300 Tn de lácteos.

A los vínculos comerciales también hay que sumarle la importancia de pasar a ser miembro del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), por cuya incorporación, Argentina deberá aportar USD 250 millones en bonos soberanos en manos del Tesoro, procedentes del Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y entre otras vías. Esto le “autoriza a garantizar, participar, otorgar préstamos o respaldar a través de cualquier otro instrumento financiero, proyectos públicos o privados, así como invertir en el capital social, suscribir la emisión de capital social de valores, o facilitar el acceso a los mercados de capitales internacionales de cualquier empresa comercial, industrial, agrícola o de servicios con proyectos en los territorios de los países miembro”, informa la agencia Télam.

El impacto Federal de los BRICS

Este bloque representa para la República Argentina un intercambio comercial federal que involucra a todas las provincias con alguno de los países miembros según afirma la BCR (Bolsa de Comercio de Rosario).

“La importancia del aceite de soja en las exportaciones a la Indialo convierte en el principal socio comercial de Santa Fe, provincia que es asiento del grueso de la capacidad instalada de la industria aceitera argentina. Más del 26% de las exportaciones santafesinas tienen a alguno de los países del BRICS como destino. Sólo el año pasado Santa Fe generó exportaciones de más de US $1.400 millones a cada uno de los tres principales destinos comerciales de la provincia: India, China y Brasil” (D’Angelo – Terré, 25 de agosto de 2023).

El mayor impacto en el comercio exterior de la Argentina lo hacen la provincia de Buenos Aires con el 37,9%; Santa Fe con el 22% y Córdoba con el 14,8%. Mientras que el aporte de cada provincia en las exportaciones nacionales es menor al 5%, pero el impacto de los BRICS en sus exportaciones resulta muy importante en la economía provincial. Por ejemplo, el aporte del comercio con los BRICS para Río Negro es del 27,3 %, mientras que su participación en las exportaciones nacionales es del 0,5 %; para el caso de San Juan su comercio exterior con los BRICS es del 46,1% mientras que su participación en las exportaciones nacionales es del 1,3%.

Es decir, que los BRICS en las provincias argentinas son de gran importancia. La participación de países miembros en las exportaciones de Entre Ríos es del 40,7%; de Catamarca el 37%; Misiones el 34%; Chaco el 31,3%; La Rioja el 30,5%; La Pampa el 26,3%; Mendoza el 25,1%; Tucumán el 24,3%; Santiago del Estero el 23,1%; San Luis el 20,7%; Corrientes el 17%; Chubut el 16,8%; Salta el 13,9%; Formosa el 12,1%. Más relegadas quedan Tierra del Fuego con el 9,2%; Neuquén con el 9%; Santa Cruz con el 3,2% y Jujuy con el 2,5%.

¿Suave brisa o huracán? Escenarios posibles de la Argentina en el BRICSA

El mundo se encuentra en una crisis profunda que comenzó en 2008 con la explosión de la burbuja financiera, gestándose un cambio de fase del sistema capitalista global. Como toda crisis y todo cambio no se produce como una suave brisa, sino con fuertes vientos que sacuden las estructuras y los Estados Nación entre los dos polos en contradicción G7 o BRICS.

En 2024, con la Argentina como país miembro del BRICS, se presentan diferentes escenarios, según quién asuma el gobierno nacional el 10 de diciembre de 2023. Entre los que nos encontramos con Sergio Massa como candidato de la actual coalición de gobierno, una fuerza compuesta principalmente por el peronismo y el kirchnerismo, cuyo programa es industrial y agroindustrial, obviamente con sus tensiones internas, pero con la producción y el trabajo como direccionalidad. Esta fuerza es la que propició el ingreso al bloque.

En el polo opositor, encontramos dos candidatos con el mismo programa, Patricia Bullrich, candidata de Juntos x el Cambio, y Javier Milei, candidato de La Libertad Avanza. Ambos candidatos apadrinados por Mauricio Macri, la primera fue públicamente su candidata para enfrentar a Horacio Rodríguez Larreta, la opción moderada de JxC en las PASO. Mientras que Javier Milei ya expresó públicamente que el expresidente sería su embajador pluripotencial, si a partir de diciembre ocupara el sillón de Rivadavia.

Las declaraciones de Patricia Bullrich a minutos del anuncio del presidente de la Nación Argentina, fueron: “Hace unos minutos, el Presidente, que está en una situación de enorme debilidad, comprometió a la Argentina a la entrada a los BRICS mientras se desarrolla la invasión a Ucrania, y con más razón, junto al ingreso de Irán, país con el que la Argentina tiene una herida profunda abierta por los ataques en nuestro territorio”, a modo de introducción, tras lo que afirmó de manera contundente “Bajo mi gobierno, Argentina no va a estar en los BRICS”.

Por su lado, Javier Milei, el candidato más votado en las PASO, tiene una posición clara de que el “alineamiento” en geopolítica de Argentina debe ser con “Estados Unidos e Israel”, afirmó: “Nosotros no nos vamos a alinear con comunistas”, en referencia a China y Rusia. «Eso no quiere decir que el sector privado pueda comercializar con quien se le dé la gana», aclaró el candidato libertario y amplió «Una cosa es la geopolítica. El comercio debería ser libre y el privado debería comercializar lo que sea. Yo no dije que no hay que comercializar con China ni Brasil. Es algo del sector privado en el que no tengo que estar metiéndome», dijo ambiguamente. ¿Pensará Milei que los acuerdos de comercio exterior se cierran sin participación del Estado? Parece bastante improvisado, que, en materia de comercio exterior, el economista televisivo.

En conclusión, hay dos escenarios posibles para el próximo año respecto al contexto global: un gobierno nacional aliado o un gobierno nacional en conflicto con los BRICS. La pregunta es cuál de estos escenarios son convenientes para la mayoría de las y los argentinos.

Cómo muestran los datos y los números del BRICS, resulta más conveniente para la Argentina que el G7. Sin embargo, explotar el potencial en potencia y direccionar la política y la economía argentina hacia un programa productivo, sustentable, federal e inclusivo, es el camino.

Hay una potencia económica y política en la República Argentina que se mantiene en estado de latencia. El proyecto neoliberal desde 1976 a 2001, logró desarmar las bases de un país productivo con estructura económica estatal como por ejemplo la industria naval, puertos, petróleo, de comunicaciones, entre otras. El colapso se produjo en diciembre de 2001, tras tocar fondo solo quedaba subir, 20 años después quedan pendientes de recuperar la soberanía sobre la Cuenca del Plata, los puertos, la marina mercante, y tener una representación pública o mixta (público-privada) competitiva en materia de comercio exterior. Reconstruir las estructuras de conexión federal, promover la inversión para aumentar la producción y generación de trabajo en cada rincón del país. Solo por mencionar algunos puntos estratégicos hacia dónde direccionar el programa político y económico argentino.

*Strasorier es Director del Centro de Estudios Agrarios, Argentina. Maestrando en Estudios Sociales Agrarios (FLACSO) y Analista agropecuario. Rizzo es co-Directora del Centro de Estudios Agrarios, Médica Veterinaria, maestranda en Desarrollo Regional y Políticas Públicas de FLACSO y analista agropecuaria.