Edición n° 2794 . 16/07/2024

BALANCE DE LA SITUACIÓN DE LAS PYMES A 100 DIAS DE LA ASUNCIÓN DEL PRESIDENTE JAVIER MILEI

Los empresarios pequeños y medianos reunidos en la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN), emitieron  un comunicado público  poniendo  de manifiesto su profunda preocupación por la continuidad de sus empresas ante el  enorme  deterioro de la actividad económica que se ha profundizado  en las últimas semanas,  La CEEN destacó que los efectos críticos  son  especialmente percibidos por las pymes, siendo su rol central en la economía   nacional  y las mayo empleadoras del país 

 

Al cumplirse los primeros 100 días de gobierno del Presidente Milei  la entidad empresaria representativa de mipymes de capital nacional   expresa su alarma ante  la caída de la actividad de sus empresas  : diciembre 26,9%, enero 30%, febrero 9,9% y marzo continúa la misma tendencia. «Todo esto esta agravado por la suba de tarifas gigantesca, tanto en energía eléctrica como en gas», expresó  el  Secretario General de la CEEN, Raúl Hutín, agregando  «nuestros análisis indican que de ninguna manera las empresas proveedoras de dichos servicios pueden justificar semejantes aumentos .. Se transfieren subsidios del Estado  los consumidores, pero no se transparentan los costos. De esta forma irracional se  provoca una transferencia de ingresos desde los sectores más golpeados  de la sociedad hacia  grandes empresas con posición dominante» .

La CEEN pone de relieve que la  caída del salario real es otro de los factores que afecta notoriamente el desenvolvimiento del mercado interno,  que es el centro de actividad para  el 90% de las PYMES. Aseveran que  solo en estos 100 días, se precipito un 20% provocando sobre vastos sectores de la población un estado de angustia y desazón que afecta sobremanera el comportamiento social y económico en su conjunto.

Por su parte, los empresarios destacan que se ha producido  un arbitrario aumento de los precios de los insumos difundidos, primer eslabón de cada cadena de valor, colocando  al resto de las cadenas de valor   en una situación de perdida brutal de rentabilidad, ya que con las ventas frenadas casi en su totalidad es imposible trasladar a precio cualquier aumento y estos son absorbidos por las PYMES

.

A diferencia de otras entidades empresarias que defienden la apertura económica indiscriminada  la CEEN pone  de maniiesto que la apertura  de importaciones para alimentos y medicamentos  pone a la industria extranjera en mejores condiciones que a las empresas argentinas, aseverano ,  «entendemos que es una política injusta y arbitraria ya que al importador se le disminuyen los impuestos y se le permite liquidar su acreencia a los 30 días, mientras que a nuestras PYMES nos siguen cargando con más impuestos (ejemplo el impuesto país) y solo podemos importar nuestras necesarias materias primas básicas pagando a 30, 60, 90 y 120 días de arribada la mercadería a puerto del país.»

Juan Ciolli,, presidente de la CEEN refirió :  Vivimos esta misma experiencia tres veces a lo largo de las últimas décadas de presionar con productos importados a los fabricantes locales y siempre termino mal o peor, con la pérdida de 25.000 PYMES, con una desocupación del 20al 25% de nuestra mano de obra activa. La CEEN reclama enfáticamente que ese no es el camino, a los formadores de precios monopólicos u oligopólicos que se comportan cartelizadamente es necesario que el estado provea un sistema de control de precio ya que aguas abajo la competencia se amplia y el mercado puede regularlos con cierta facilidad.

Employees work at industrial manufacturing company Gottert in Garin, on the outskirts of Buenos Aires, Argentina November 1, 2018. Picture taken November 1, 2018. REUTERS/Marcos Brindicci

Los empresarios PYMES no podemos aceptar que conviertan a nuestro país en el más caro en dólares, que productos de primera necesidad de la misma marca y volumen cuesten el doble que en Europa o en EEUU, que la fruta resulte de las más cara del mundo, que se siga haciendo todo para frenar el consumo, inclusive poner nuevas reglas de juego para que muchísimas PYMES estén obligadas a cerrar ( la obligación de contar con sistemas de calidad certificada cuando su costo en este momento es inaccesible) o quitar de un plumazo la asistencia para las industrias que están en situación crítica.

La Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN), reclama reglas de juego justas y equitativas, las entidades financieras reparten utilidades record mientras que asistimos al cierre constante de pequeños negocios de industrias, de cooperativas de productores regionales sin que desde el gobierno nacional se esboce al menos una respuesta.