Axel Kicillof, sobre el trabajo infantil: «El Estado tiene que estar allí donde hay necesidades para perseguir la justicia social»

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, consideró hoy que «el trabajo infantil es un síntoma de situaciones muy injustas» y afirmó que el Estado tiene la obligación de impedirlo atacando los problemas estructurales que lo generan».

“No lo vamos a solucionar este problema solo fiscalizando y multando, sino erradicando la pobreza, la falta de inclusión social y generando mejor distribución de los ingresos», señaló KIcillof al participar en una jornada organizada por la Comisión Provincial para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (Copreti).

Según un comunicado oficial, el mandatario agradeció además “a todas las personas y las organizaciones que trabajan con convicción para que las condiciones de vida en los barrios sean cada día un poco más dignas”.

«El Estado tiene que estar allí donde hay necesidades para perseguir la justicia social. Tenemos que trabajar para distribuir, incluir y brindar igualdad de oportunidades. Nadie puede estar condenado por el lugar donde nació a no tener trabajo y que se cumplan sus derechos”, remarcó.

Hay 700.000 menores trabajando en Argentina

Por su parte, la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, afirmó que esta forma de explotación «no es una problemática aislada, si no que tiene que ver con la falta de oportunidades que tienen los padres y las madres».

«Por eso venimos a apoyar y aportar en la construcción de comunidad, conscientes de que nadie se salva solo y de que la única manera de salir adelante es trabajando en conjunto”, apuntó Ruiz Malec.

El encuentro se llevó a cabo en la Biblioteca y Centro Cultural del barrio La Carcova, ubicado en el partido bonaerense de San Martín, y además de KIcillof y Ruiz Malec también asistieron el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque; el intendente de San Martín, Fernando Moreira; el secretario ejecutivo de Copreti, Juan Brasesco; el referente de los curas villeros José María “Pepe” Di Paola; y el presidente de la biblioteca, Waldemar Cubilla.

La actividad se desarrolló para conmemorar el Día Mundial contra el Trabajo Infantil que se celebrará el domingo 12 de junio.