Edición n° 2747 . 30/05/2024

Axel Kicillof inauguró el aula número mil de su gestión

«Privatizar y cerrar dejará a nuestros pibes con los sueños rotos»

El gobernador dijo que «la desigualdad no es patrimonio de la provincia de Buenos Aires» y recordó la gestión Vidal: «Las escuelas explotaban y se caían a pedazos».

«Privatizar y cerrar dejará a nuestros pibes con los sueños rotos, por eso en la provincia de Buenos Aires no queremos ni el individualismo, ni el egoísmo, ni el sálvese quien pueda», aseguró Axel Kicillof durante la mañana del jueves en la ciudad de Los Polvorines, donde inauguró dos aulas para la escuela secundaria N°12.

En el municipio de Malvinas Argentinas, el gobierno bonaerense alcanzó las mil aulas construidas para la ampliación de 392 escuelas en 1.619 días de gestión. Si se suman los 222 establecimientos educativos construidos desde cero, son 2.323 las aulas nuevas. «Nosotros somos lo colectivo, la solidaridad y lo que es de todos», destacó el mandatario provincial.

Kicillof habló del contexto actual y del tiempo histórico que viven Argentina y el mundo. «La desigualdad no es patrimonio de la provincia de Buenos Aires, es un hecho de la sociedad contemporánea», dijo mientras, en simultáneo, tres de los canales que él llama «porteños» tenían al conurbano bonaerense como foco para mostrar delitos que ocurren, sin distinción, en todos los puntos del país.

Aseguró que «desigualdad» es una palabra que queda bien para describir el mundo actual y que las situaciones económicas tan disímiles generan trabajo, riqueza, perspectiva y posibilidades por un lado, pero grandes dificultades y falta de acceso por el otro. Sin embargo, Kicillof apuntó: «Si hay un factor, un elemento y un instrumento que sirve para combatir esa desigualdad es la educación».

«Es un tema colectivo y solidario, dejémonos de joder un poco con que todo es individual y egoísta», disparó el gobernador que, a su vez, resaltó que ese instrumento llamado educación no es abstracto ni está en el cielo, sino que se visibiliza en los barrios y en los pueblos. Mirando a los alumnos secundarios y alejándose del micrófono, Kicillof dijo que desde el Gobierno nacional «se fomenta que el Estado es horrible y es el problema, pero el Estado es esto», y posó su mano sobre la pared de una de las aulas nuevas.

Si bien explicó que al sistema educativo «le falta un montón, no es perfecto y tiene dificultades», recordó que «si no existiera, 5,2 millones de bonaerenses quedarían afuera», y comparó la iniciativa educativa de su gestión con la del gobierno de la macrista María Eugenia Vidal«Las escuelas explotaban y se caían a pedazos cuando llegamos».

Kicillof se refirió a la tragedia del 2 de agosto de 2018, en la que Sandra Calamano y Rubén Rodríguez perdieron la vida a causa de una explosión por pérdida de gas en la escuela primaria N.º 49 de Moreno.

«Cuando asumimos el estado de las escuelas y la educación era un gran debate, porque el gobierno de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri tenía una opinión mala de la educación pública. Cerraban las escuelas rurales, hablaban de ‘caerse’ en la escuela pública, y decían que las universidad debían ser privadas porque allí ‘no iban los hijos de los trabajadores'», apuntó el gobernador, que como contraposición indicó que bajo su gestión se inauguraron 222 escuelas nuevas y se están terminando ocho mil obras pese a que fueron paradas por el Gobierno nacional.

«¿Qué Provincia vamos a tener si no tenemos educación masiva? Entiendo el esfuerzo y el mérito, pero no están solos porque forman parte de una comunidad, y a la sociedad le interesa que cada pibe pueda tener un futuro mejor», agregó, mientras recordó que el elevado valor de las cuotas de las escuelas privadas «no permite que todos tengan acceso a la educación. No es un juicio de valor ni una crítica, son un negocio y esa es la realidad», sostuvo.

Al tomar la palabra, el director general de Cultura y Educación Alberto Sileoni aseguró que «el Estado nacional no está, se retiró y no cumple sus obligaciones, además de quitarle recursos a los docentes». Sileoni dijo que el Gobierno nacional «no debería tener una actitud de caridad», sino que «debería cumplir la ley». Al finalizar, indicó: «Estar cerca, cuidar a las personas y profundizar la noble igualdad de nuestro himno es el mandato que el pueblo bonaerense nos dio».

15.435 millones de pesos fue la suma que invirtió el Gobierno provincial para ampliar la capacidad de las casi 400 escuelas que están distribuidas en 92 de los 135 municipios bonaerenses. En total, la matrícula ampliada llega a 60 mil estudiantes en doble turno.

Las dos aulas inauguradas en el municipio gobernado por Leonardo Nardini fueron construidas mediante una inversión de 48 millones de pesos, número que también contempla los nuevos pizarrones, los escritorios, las mesas, las sillas y los aires acondicionados. El director del establecimiento, Leandro González, indicó que gracias a la ampliación de la escuela tendrán un laboratorio de ciencias naturales, que es la orientación de la secundaria, y una sala de computación para los estudiantes de quinto y sexto año.