Edición n° 2741 . 24/05/2024

Axel Kicillof aseguró que «la derecha está preparando y planificando destruir conquistas históricas del trabajador»

El gobernador bonaerense encabeza la caravana de Unión por la Patria que recorrerá distintos distritos de la provincia de Buenos Aires a días de las Elecciones Generales. «Se define la Argentina que vamos a dejar para nuestros hijos», manifestó.

Axel Kicillof encabezó la multitudinaria caravana que Unión por la Patria despliega a lo largo de distintos distritos del conurbano. Allí antogonizó con el gobierno de Javier Milei y advirtió: «La derecha está preparando y planificando destruir conquistas históricas del trabajador».

El gobernador de la Provincia se enfocó en los posibles escenarios que podrían resultar de las Elecciones Generales del próximo 22 de octubre y expresó: «Hablamos de una decisión histórica y decisiva. El pueblo entero está empezando a comprender todo lo que se juega en 15 días. No se juega solo un período de 4 años, porque la derecha está del otro lado»

«Quieren cambiar la matriz productiva de Argentina para terminar con una construcción que es el orgullo de nuestro país. Quieren terminar con industria nacional, la ciencia y universidades. Pero nosotros vamos a dar la cara porque no nos escondemos. Con el pueblo y para el pueblo es que se gana la elección. Se juegan cosas muy profundas, se define la Argentina que vamos a dejar para nuestros hijos», analizó el funcionario ante la multitud que lo acompañaba en Berisso.

En la misma línea, Kicillof remarcó que, haciendo referencia a los libertarios, «quieren amedrentar para apropiarse de los ingresos que son del pueblo trabajador. La militancia en la calle son los que entienden y comprenden que están en juego derechos que llevaron luchas inmensas conquistar».

El titular de la Provincia se refirió también a los modos en los que se baja el mensaje de los seguidores del candidato de La Libertad Avanza e indicó: «Creen que gritando en los canales de tv las familias pueden ser convencidas». En dicha afirmación complementó con las polémicas propuestas desde el espacio libertario en contra la salud y la educación pública y también tras las reiteradas actitudes negacionistas.

La idea de la caravana peronista surgió de los mismos dirigentes que organizaron el acto en el estadio Cambaceres y busca replicar el formato de cierre de campaña que realizó Axel Kicillof en 2019: un acto en una ciudad del interior, otro en una periurbana y el último en una gran ciudad.

Unión por la Patria despliega una multitudinaria caravana que cerrará Sergio Massa en La Matanza

En la previa al segundo debate presidencial, Unión por la Patria despliega una multitudinaria caravana que cerrará el candidato presidencial del oficialismo, Sergio Massa, en La Matanza. Además, será quien exprese la última palabra en la recorrida que iniciará en Berisso, para luego trasladarse por los principales municipios del conurbano bonaerense y culminar con un acto en la localidad de González Catán.

Están presentes el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, el diputado y presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner; la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, quienes también buscan ser reelectos en las próximas elecciones generales del 22 de octubre.

La misma inició a las 10 del sábado en la intersección de las calles Nueva York y Marsella, en Berisso, identificado como el «kilómetro 0 del peronismo», porque desde allí partió hacia Plaza de Mayo, el 17 de octubre de 1945, la más gruesa columna de trabajadores para exigir la liberación de Juan Domingo Perón, detenido en la Isla Martín García. A su vez, el cierre será por la tarde con un acto en la plaza Dorrego de González Catán, en la calle Soberanía Nacional 6.550.

«El pueblo está empezando a comprender todo lo que se juega en 15 días: la derecha está del otro lado, planificando destruir conquistas históricas del pueblo trabajador y los sectores medios»Axel Kicillof

Así, reflexionó el gobernador que «esta marcha, esta caminata por las calles de la militancia, no debe parar hasta el 22 de octubre para todos los que entienden que están en juego derechos y conquistas».

A posteriori, expresó que algunos candidatos «creen que gritando en televisión, las familias serán convenidas de que se puede pagar la primaria, el jardín o la secundaria», pero remarcó que «están completamente equivocados porque la educación pública, gratuita y universal para el pueblo no se vende, se defiende».

«Creen que las dificultades será caldo de cultivo para regalar la salud pública a los que negocian con la enfermedad, los tratamientos y los medicamentos, pero la salud pública no se toca», enfatizó.

En igual tono, Kicillof agregó: «Creen que los trabajadores resignarán sus derechos. Puede faltar distribución y salario, pero los derechos de los trabajadores no se tocan. Ningún trabajador puede pensar que sus problemas se van a solucionar entregando salario, aguinaldo, convenio y vacaciones».

«Ningún trabajador puede pensar que sus problemas se van a solucionar entregando salario, aguinaldo, convenio y vacaciones»Axel Kicillof

Pidió «salir a explicar qué está en juego y en riesgo, por más malestar que haya» y apuntó que el peronismo no está dispuesto «a entregar la soberanía de las Malvinas» dado que «nadie que tenga amor a la camiseta, a la patria, puede pensar que estos candidatos pueden llegar a la presidencia para negociar la soberanía de Malvinas o discutir la memoria, la verdad y la justicia».

«Hubo mucha lucha. Fueron 30.000. No los olvidamos. Su lucha y memoria viven entre nosotros. Vamos a disputar el voto y lo vamos a hacer con amor y alegría, con comprensión», concluyó Kicillof.

En el acto, acompañaron al mandatario bonaerense los intendentes de Ensenada (Mario Secco) y Berisso (Fabián Cagliardi); la vicegobernadora Verónica Magario; los ministros de Justicia (Julio Alak), de Trabajo (Walter Correa), de Desarrollo (Andrés Larroque); el jefe de Asesores, Carlos Bianco; el titular de ARBA, Cristian Girard; la titular del Instituto Cultural, Florencia Saintout, y dirigentes sindicales como Hugo Baradel, Hugo Yasky y Oscar de Isasi.