Edición n° 2710 . 23/04/2024

Avanza proyecto para la creación de una empresa yerbatera

El plan de negocios incluye exportar yerba en bolsones de 50 kilos, envasar para pequeñas Cooperativas o productores a demanda, y lanzar su marca propia.

En la localidad de Andresito, una nueva empresa yerbatera manejada por un consorcio de Cooperativas, productores, productoras y pequeñas empresas -aglutinadas bajo el nombre de Colonias Unidas del Norte-, comenzará a producir de manera colectiva a partir de un molino de gran escala que se inaugurará el año próximo.

El molino yerbatero de Andresito funcionará bajo el paraguas de la Cooperativa Agropecuaria, Yerbatera, Forestal e Industrial Colonias Unidas del Norte Limitada. Esta Cooperativa funcionará como un consorcio a partir de la integración de otras entidades, tales como la Cooperativa Yerbatera Andresito Limitada, la Cooperativa Agrícola Unión Limitada, Cooperativa Agropecuaria Colonia Itatí Limitada, Cooperativa Agrícola Colonia El Verde Limitada y dos secaderos privados de la zona.

Por otro lado, se estima que la inversión final del Estado provincial rondará, al finalizar el proyecto, los mil millones. Se considera a este molino yerbatero como la punta de lanza de la estrategia del gobierno provincial de tener una yerbatera “testigo” que apuntale el precio de la hoja verde.

Con capacidad para procesar inicialmente hasta 20 millones de kilos de yerba canchada al año que se comprarán a secaderos de la zona que participan del consorcio (un número aproximado a lo que venden yerbateras grandes como Rosamonte o La Cachuera).

El molino apuntará a exportar yerba en grandes bolsas de 50 kilos, envasar para pequeñas Cooperativas o productores a pedido y también prevé lanzar su marca propia, aunque aún no tiene nombre ni una estrategia comercial definida para este segmento del negocio.

Consorcio

El presidente la entidad de base, Cooperativa Agropecuaria, Yerbatera, Forestal e Industrial Colonias Unidas del Norte Limitada, César Alcántara, explicó que el sistema diseñado permite una mayor capacidad de molienda, lo que a su vez da un mejor rendimiento en kilos por día. “Vos programás el blend el tipo de yerba con el que querés salir al mercado. La máquina solita va a hacer todo. Será uno de los molinos mejor tecnificado de la zona”, sostuvo.

“En lugar de venderle a otras provincias, se comercializará la yerba con el molino de acá que pagará al contado. Ahí economizarán con los fletes y ese dinero podrán hacerlo extensivo a los productores”, explicó Alcántara.

Una gran inversión en fierros

En un predio en la zona industrial de Andresito, ya se construyeron dos cámaras de estacionamiento semi-natural y 6 cámaras de estacionamiento acelerado. Tendrá ocho zarandas, dos más que las que tiene el Grupo Kabour, principal exportador de yerba del país.

Se está terminando de construir el molino yerbatero en la metalúrgica Anderssen de Oberá y ya se encargaron las modernas máquinas envasadoras al exterior, cuya llegada está algo demorada por las conocidas restricciones a las importaciones.

Cuenta con tres galpones en uno de los cuales ya hay 3 millones de kilos de yerba canchada. Las oficinas ya están terminadas y aún resta contratar un gerente para que maneje la empresa bajo un plan de negocios que también se está terminando de delinear. Aunque la estrategia del nuevo molino está clara.

La intención del Estado misionero es ayudar a intervenir o apuntalar el precio de la materia prima y alcanzar el anhelo de que al productor chico se le pague el equivalente a 60 centavos de dólar por kilo de hoja verde.

Fuente: El Portal de las Cooperativas