Edición n° 2747 . 30/05/2024

Armando Leguizamón: “Apostamos a desarrollar una minería sustentable y en manos de la gente”

Soberanía Tecnológica aplicada a la extracción minera: «No hay un invento si no hay una necesidad, un fin práctico».

( #motorcumple6Soberanias / Por Estefanía Cendón) El presidente de la empresa Leguizamón Tecnología Minera define los ejes principales de un proyecto que apunta a la generación de tecnología nacional, no contaminante, aplicada a la extracción minera. Incentivo a las economías regionales, impacto social, el rol del Estado y la preservación de los recursos naturales.

«No hay un invento si no hay una necesidad, un fin práctico».

La primera “minera ecológica” a nivel mundial fue constituida con capitales 100% argentinos en un laboratorio de la ciudad de San Nicolás. Tras su lanzamiento en agosto de este año, el inventor profesional Armando Leguizamón dialogó con Motor Económico acerca del surgimiento de la empresa: “Me interesó concentrarme en la minería, una actividad que se encuentra en un estado virgen en términos de desarrollos tecnológicos. Esta es una realidad que se repite a nivel mundial, donde está todo por hacer”.

Al analizar la actividad minera a nivel local y mundial el especialista sostuvo: “Ser eficiente implica ser más tecnológico, resolver los grandes problemas que tiene la minería. El primero de ellos es la ecología, el uso de agua; en segundo lugar, el uso de químicos; en tercer lugar la minería no es participativa, la gente común no tiene la posibilidad de participar de las bondades que genera la minería económicamente. Estos puntos fueron considerados como pilares al momento de sustentar este proyecto”.

“Nuestra empresa dio origen a una novedosa tecnología para la extracción de minerales, sin requerir el uso de químicos o de sustancias contaminantes. Es importante destacar que tampoco utilizamos grandes cantidades de agua, como es usual en la minería tradicional. Tras 11 años de investigación construimos un módulo de extracción en seco capaz de separar polimetales. Es decir, podemos extraer oro, níquel, cobre, cobalto, plata, hierro y platino sin recurrir al uso de ningún tipo de químicos”, describió Leguizamón.

Transitar un sendero de apoyo explícito a la soberanía científica y tecnológica local implica el reconocimiento de este tipo de experiencias, así lo confirmó el presidente de la empresa en cuestión: “El antes es la minería tradicional, la que conocemos, el presente y el futuro somos nosotros. Lo nuevo debe ser participativo: apostamos a desarrollar una minería sustentable y en manos de la gente. Estamos ante un fenómeno nuevo y desde el Estado hay un interés explícito en reconocer esta tecnología y los beneficios que puede traer”.

MOTOR ECONÓMICO: ¿Cómo surgió el proyecto Leguizamón Tecnología Minera?

Armando Leguizamón: Los inventos surgen a partir de una necesidad, son concebidos para solucionar un problema. No hay un invento si no hay una necesidad, un fin práctico. Tampoco hay un proyecto de desarrollo si no hay un problema para solucionar. Por lo tanto, un inventor profesional no tiene un rubro específico, inventa en relación a la solución de necesidades.

Uno elige dónde quiere ver los problemas y, en mi caso particular, busqué solucionar aquellos rubros más rentables, los que menos explorados están y con los que se puede establecer una diferencia socialmente. Fue así como me interesó concentrarme en la minería, una actividad que se encuentra en un estado virgen en términos de desarrollos tecnológicos. Esta es una realidad que se repite a nivel mundial donde está todo por hacer. Generalmente los desarrollos en rubros que tienen injerencia en la población son aquellos donde más se ven los avances. Por ejemplo, las aplicaciones (Apps) de todo tipo que actualmente existen, donde muchas personas intervienen en el proceso de gestación aportando sus capacidades.

ME: ¿Cómo es el caso de la minería?

AL: En el caso de la minería no cualquiera puede desarrollar tecnologías vinculadas a esta actividad. Se necesita contar con mucho conocimiento de las diferentes etapas del proceso minero, entonces no hay una intervención directa de la mayoría de las personas. En minería está todo por hacerse en términos tecnológicos.

ME: El impacto ecológico es una de las preocupaciones de su empresa.

AL: El impacto ecológico está vinculado a dar solución a los problemas que tiene la minería. Hay pocas empresas en este rubro y mucho por hacer. Esas pocas empresas tienen un capital muy interesante, por lo que la única forma de competir en el rubro es siendo más eficiente.

ME: ¿Qué implica ser eficiente en el rubro minero?

AL: Ser eficiente implica ser más tecnológico, resolver los grandes problemas que tiene la minería. El primero de ellos es la ecología, el uso de agua; en segundo lugar, el uso de químicos; en tercer lugar la minería no es participativa, la gente común no tiene la posibilidad de participar de las bondades que genera la minería económicamente. Estos puntos fueron considerados como pilares al momento de sustentar este proyecto.

El primer reto fue generar la tecnología adecuada, algo que logramos en el período 2011-2016, sumado a las pruebas pertinentes. Luego trabajamos en la conformación de un grupo interdisciplinario, lo que nos llevó casi 6 años, el que permite operativamente llevar adelante este proyecto. Actualmente atravesamos la etapa de darnos a conocer y desarrollar la producción (2021-2031), sumado a la oferta en marcha de las restantes empresas que conforman este grupo.

ME: ¿Quiénes integran el equipo que encara este proyecto?

AL: Como fundador de la empresa realicé una investigación pormenorizada en cada detalle: la relación con los aspectos jurídicos, financieros, operativos, el área de geología, química. En este sentido, apunté a la conformación de un equipo interdisciplinario para poder gerenciar el proyecto. Contamos con especialistas en Derecho Societario, Derecho Bancario, Medio Ambiente, la actividad social, Geología, organización. Además, contamos con una proyección de crecimiento: sólo en lo que hace al desarrollo minero serán incorporadas entre 600 y 1200 personas.

ME: ¿En qué consiste la tecnología que lograron desarrollar y en qué se diferencia de los esquemas/mecanismos de extracción tradicionales?

AL: Nuestra empresa dio origen a una novedosa tecnología para la extracción de minerales, sin requerir el uso de químicos o de sustancias contaminantes. Es importante destacar que tampoco utilizamos grandes cantidades de agua, como es usual en la minería tradicional, ya que nuestro proceso se efectúa en seco. Para determinados productos, y dependiendo del tipo de yacimientos o el tipo de mineral que busquemos, podemos usar agua o no usarla. La extracción se adapta dependiendo del recurso.

ME: ¿Cuáles son las principales ventajas de este método?

AL: No utilizamos químicos en ningún proceso. Tras 11 años de investigación construimos un módulo de extracción en seco capaz de concentrar polimetales. Es decir, podemos extraer oro, níquel, cobre, cobalto, plata, hierro y platino sin recurrir al uso de ningún tipo de químicos.

Estamos muy adelantados a la tecnología existente en minería. Generamos un proceso diferente para la extracción de minerales, se puede decir que es la primera refinería. La minería tal cual la conocemos hoy tiene más de 100 años, no hubo grandes avances. A partir de la puesta en marcha de nuestra tecnología en un yacimiento vendrán muchos competidores, los que van a comprender que es posible innovar.

ME: Si es rentable, ¿por qué no se llevó a cabo antes?

AL: Hay pocas mentes trabajando en minería, no hay grandes avances. Los mismos ocurren cuando muchas personas pueden pensar en el problema y buscan soluciones diferentes. Más que un tema de rentabilidad es una cuestión de ideas y de dar solución a través de tecnologías que deben desarrollarse.

ME: ¿Cuál es el impacto a nivel social?

AL: Con respecto a los conceptos que manejamos, esta es una empresa del siglo XXII atrapada en el siglo XXI. Contamos con un plan de ética empresarial que aborda cómo se relaciona la empresa con la política, la sociedad, el medio ambiente, cómo deben comportarse los directivos de la empresa con los clientes. Este plan de ética empresarial busca que la minería se abra a la gente. El antes es la minería tradicional, la que conocemos, el presente y el futuro somos nosotros. Lo nuevo debe ser participativo: apostamos a desarrollar una minería sustentable y en manos de la gente.

ME: ¿Cómo sería la participación de la población?

AL: Estamos estableciendo herramientas jurídicas para que la gente pueda invertir en nosotros con herramientas reales, no herramientas financieras especulativas. A modo de ejemplo, cuando estas herramientas estén disponibles la población podrá comprar acciones a través de nuestros operadores o invertir en fideicomisos financieros. Estamos estableciendo alianzas estratégicas con algunas empresas para que vendan nuestros derivados financieros, podrán formar parte de fideicomisos cerrados y eso va a ser por sector.

El primer beneficiado tienen que ser los actores: por ejemplo, al desarrollar un emprendimiento en una provincia los primeros que deben invertir son sus habitantes. Ellos son con quienes vamos a convivir y quienes permiten que el negocio sea rentable. Contamos con aspectos disruptivos en múltiples aspectos, lo que nos va a convertir en una de las empresas más importantes del rubro minero.

ME: ¿Cuál es el impacto a nivel regional?

AL: El plan de ética empresarial de Leguizamón Tecnología Minera contempla la educación, salud, y la formación profesional. Cuando hablamos de salud nos referimos a brindar capacitación a los lugareños para que formen parte de la cadena de valor, se trabaja en conjunto con organismos oficiales, como las universidades, para la formación de las comunidades. Esto tiene directa vinculación con el incentivo a las economías regionales.

En otro plano, en octubre de este año nos reunimos en la ciudad de Asunción con el viceministro de Minería y la directora de Minas y Energía del Paraguay. El objetivo fue proyectar las tareas para establecer la compañía en ese país y poder explotar yacimientos de oro y otros metales con tecnología no contaminante. También hicimos entrega de dos proyectos de Ley convenidos: el de Declaración de Interés de la Tecnología No Contaminante en Minería y el Proyecto Integral de Ley de Minería, que incluye la creación de una empresa estatal de regulación Minera y un Plan Minero para Paraguay elaborado por nuestra empresa a consideración de las autoridades.

ME: ¿Actualmente desarrollan operaciones en terreno?

AL: Estamos adquiriendo yacimientos a través de la figura de Royalty. Tenemos varias propiedades mineras, de las cuales 23 están ubicadas en La Rioja y dos en Salta. También estamos gestionando propiedades en Jujuy, Catamarca, Santa Cruz, Neuquén y Paraguay.

En esta primera etapa nuestra meta es alcanzar las 200 propiedades mineras. Una cifra que planificamos alcanzar para 2024, pero que en mayo de 2023 podemos lograr. El plan de expansión de la empresa es muy estratégico y concreto, lo estamos cumpliendo.

ME: La empresa es 100% de inversión nacional, por lo tanto hablamos de una tecnología gestada en el país.

AL: Sí. Hay un concepto muy humano y de inversión de muchas horas de trabajo en este proyecto. Ahora estamos yendo en búsqueda de capitales internacionales, pero el porcentaje mayoritario del capital quedará en manos de la empresa y capitales nacionales. El financiamiento internacional estará orientado a mantenernos operativos a nivel de los yacimientos, algo que lograremos antes de 2024/2025/2026.

ME: ¿Contemplan la participación estatal en la empresa?

AL: El Estado podría ser partícipe de este negocio, estamos abiertos a compartirlo. Hoy tenemos vínculo a nivel estatal en comentarles de qué se trata la iniciativa, nos han recibido muy bien en la gobernación de La Rioja y de Salta.

ME: ¿Considera que hay una política de Estado que apunte a desarrollar una minería sustentable?

AL: Es algo que inevitablemente va a ocurrir. Estamos ante un fenómeno nuevo, que tiene que ver con desarrollar una minería más sustentable y desde el Estado hay un interés explícito en reconocer esta tecnología y los beneficios que puede traer.