Edición n° 2737 . 20/05/2024

Argentina ratifica su liderazgo regional en temas nucleares en la Conferencia General del OIEA

La delegación de nuestro país sostuvo una agenda de actividades que incluyó la presentación de informes técnicos, reuniones bilaterales y la participación en diferentes foros científicos. Fueron presentados los avances de los principales proyectos nucleares en marcha: los reactores CAREM y RA-10 y el Centro Argentino de Protonterapia. El director general de OIEA Rafael Grossi destacó la importancia estratégica de esos proyectos y el rol clave de Argentina para el sector nuclear en los países de América Latina.

Este viernes concluyó la 67° Conferencia General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en Viena, Austria, con intensa participación de la Argentina en sesiones científicas, reuniones bilaterales y presentaciones de proyectos nacionales y regionales de cooperación técnica.

La delegación estuvo integrada por el embajador argentino ante Austria y el OIEA, Holger Federico Martinsen; la presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Dra. Adriana Serquis y un equipo técnico, además de representantes de la Autoridad Regulatoria Nuclear, de Nucleoléctrica Argentina S.A. y de la empresa INVAP.

“Tuvimos una reunión con el área de cooperación técnica del OIEA, en la que se destacaron los numerosos proyectos financiados por el Organismo Internacional que se desarrollan en nuestro país, así como los programas regionales que nos permiten fortalecer las redes con otros países de América Latina y el Caribe”, dijo Serquis. “En la Argentina hay proyectos específicos aptos para realizar intercambios y formar más personal, como el laboratorio de haces de neutrones (LAHN)”, contó.

En la reunión con el director general del Organismo, Rafael Grossi, se pasó revista a la agenda de cooperación técnica con el OIEA, destacándose los proyectos financiados por la entidad internacional y las tres grandes obras de ingeniería que se llevan a cabo en Argentina: el Proyecto CAREM, un reactor modular pequeño de diseño nacional, el RA-10, el reactor multipropósito que se construye en el Centro Atómico Ezeiza, y el Centro de Protonterapia, en la ciudad de Buenos Aires.

Argentina también tuvo visibilidad con un stand compartido entre la CNEA e INVAP, en el que se exhibieron maquetas y se brindó información sobre el CAREM y el RA-10. A su vez, la delegación de CNEA también participó en el Foro Científico destacándose la presentación “Nuevos reactores nucleares para la producción de energía”, donde se informó sobre el CAREM y su rol como parte de la solución a la crisis climática.

En el marco de un evento sobre la red Global Water Analysis Laboratory (GloWAL) del OIEA, Serquis expuso los resultados de un proyecto de cooperación técnica con el Organismo que fue implementado entre 2016 y 2021. “Ese proyecto permitió realizar la evaluación de la calidad y la disponibilidad de las fuentes de agua en ciertas regiones de nuestro país usando las técnicas de hidrología isotópica”, dijo. “En este encuentro se destacó la importancia que tiene el uso de las técnicas analíticas nucleares, como el estudio de los diferentes isótopos del agua que permite clasificar la edad del agua subterránea. Esta información se utiliza para estrategias del manejo de este recurso que es vital”, explicó la presidenta de la CNEA.

Argentina mantuvo reuniones con contrapartes técnicas de diferentes países, entre ellos Francia, Brasil, Hungría, China, Sudáfrica, Arabia Saudita e Indonesia. También con instituciones como ANSTO (Australian Nuclear Science and Technology Organization), que tiene a su cargo el reactor OPAL, desarrollado por INVAP. “Vamos a continuar ampliando las cooperaciones relacionadas con instalaciones similares, como el RA-10 y el OPAL”, anticipó Serquis.

Esta semana, además, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y su par de Francia, la CEA, firmaron un acuerdo de cooperación en los ámbitos de los usos pacíficos de la energía nuclear, así como de las nuevas tecnologías energéticas.

Por otra parte, se mantuvieron reuniones con los directores generales adjuntos de las diferentes áreas del OIEA, entre ellos el jefe del Departamento de Energía Nuclear, Mikhail Chudakov, y la jefa del Departamento de Seguridad Nuclear Tecnológica y Física, Lydie Evrard. “En todas estas reuniones se destacó la importancia que tienen en nuestra región las actividades que lleva a cabo la Argentina relacionadas con el desarrollo de la tecnología nuclear y sus aplicaciones”, sostuvo Serquis.

En el marco de la Conferencia, además, la presidenta de la CNEA fue invitada a participar en una reunión de la Red Regional de Reactores de Investigación e Instituciones Relacionadas de América Latina y el Caribe (RIALC).

Women in Nuclear

En colaboración con Women in Nuclear Global (WiN Global), la organización internacional sin fines de lucro que promueve el involucramiento activo de las mujeres en el sector nuclear desde hace más de 30 años, Argentina organizó un evento en el que se destacó la importancia de la educación e innovación en el ámbito nuclear. En el mismo participaron Serquis y la titular de WiN Global, Dominique Mouillot, así como representantes del OIEA y de la Agencia de Energía Nuclear (NEA, por sus siglas en inglés). Serquis se refirió al rol histórico que tiene y tuvo la educación en el desarrollo del sector nuclear nacional, mientras que Mouillot resaltó las contribuciones de las mujeres a la ciencia y tecnología, la relevancia de su participación en todas las instancias de toma de decisiones, así como la importancia de la energía nuclear para la transición energética.

El rol del OIEA

El OIEA integra el sistema de las Naciones Unidas y tiene como misión trabajar en pos de los usos pacíficos de la energía nuclear, en torno a tres pilares: seguridad tecnológica y física, ciencia y tecnología y salvaguardias. Cuenta con dos órganos rectores: la Junta de Gobernadores, que tiene 35 integrantes, incluyendo uno por parte de la Argentina, y la Conferencia General, que se realiza una vez al año.
La asamblea de este año se realizó a 70 años de “Átomos para la paz”, el discurso que ofreció el presidente estadounidense Dwight Eisenhower ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York y que inspiró la creación del OIEA.

Durante la Conferencia, se analizó y aprobó el presupuesto del OIEA y prestó juramento su director general, el argentino Rafael Grossi, quien renovó su mandato.