Edición n° 2744 . 27/05/2024

Alimenticias y supermercados apoyan la baja del IVA

Funes de Rioja, jefe de la cámara COPAL, aseguró que «favorece los consumos esenciales y básicos». En los híper observan que «mejorará el poder de compra». 

Un día después de que el ministro candidato, Sergio Massa, anunciara el descuento del IVA a las compras con tarjeta de débito para jubilados, trabajadores y titulares de asignaciones, los sectores empresarios, asociaciones de consumidores y dirigentes sindicales salieron a bancar la medida. De esta manera, la oposición de Juntos por el Cambio quedó sola votando en contra de los proyectos de ley de ayuda económica del Estado para reforzar el bolsillo

El respaldo de mayor peso vino de la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal). El presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja, manifestó que «nosotros, desde 2015 propiciamos en Copal la devolución de IVA bancarizado para los sectores de menores ingresos de modo tal de favorecer los consumos esenciales y básicos”.

El también presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) remarcó el hecho de que la devolución se practique en los consumos con tarjeta, “para evitar que el beneficio desaparezca”, al mismo tiempo que subrayó que “también se formaliza y se asegura que el beneficiario reciba efectivamente ese crédito para aplicarlo a su fin específico: consumos que cubren necesidades básicas”.

“Finalmente, también es importante que sea para aquellos que tengan ingresos como jubilación mínima, salario mínimo, sin perjuicio de la reforma integral que entendemos debe hacerse en la Argentina, donde la industria de alimentos y bebidas tributa entre Nación, provincias y municipios niveles que llegan desde casi el 40% al 50%” sobre el valor final del producto.

En el mismo sentido, el director de Relaciones Institucionales de la cadena Changomas, Juan Pablo Quiroga, consideró que “debería mejorar el poder de compra” con la decisión del ministro Massa. “Nosotros entendemos que es una medida positiva que debería mejorar el poder de compra en productos básicos de sectores que realmente lo necesitan”, indicó Quiroga. Asimismo, evaluó que esta medida “debería contribuir a formalizar y bancarizar gran parte de las operaciones de consumo masivo”. “Por lo demás, estamos esperando los detalles técnicos para su implementación inmediata”, afirmó el ejecutivo de Changomas.

Los gremios y los consumidores

El presidente de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (Adduc), Osvaldo Bassano, calificó de «excelentes» las medidas impulsadas por el Gobierno nacional y valoró que «el Estado está yendo por el camino que corresponde y demuestra que está rápido de reflejos».

El titular de Adduc destacó la necesidad de «profundizar los controles» en las empresas que venden alimentos, y solicitó que la devolución del IVA también alcance a «quienes pagan con tarjeta de crédito o a través de transferencias».

Por su parte, el secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) de los Trabajadores y diputado nacional Hugo Yasky (Frente de Todos) destacó las medidas anunciadas por Massa y sostuvo que, con esas decisiones, el Gobierno «está dando señales de que quiere ir hacia un horizonte de justicia social».

En este sentido, sostuvo que se trata de medidas que marcan «hacia adónde queremos ir», que es «resolver la distribución de la riqueza y la inflación». Además, el legislador nacional resaltó que la campaña de cara a las elecciones del próximo 22 de octubre «es de hechos, no de palabras» y se mostró convencido de que Unión por la Patria (UxP) «va a tener un triunfo».

El alcance de la medida

La decisión comunicada por Massa el miércoles último plantea la devolución del IVA, con un tope de $ 18.800 mensuales alcanza a trabajadores que cobran salarios hasta $ 708.000, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), 2,3 millones de monotributistas que no perciben otro ingreso y 440.000 empleadas domésticas. 

Tendrá vigencia desde el lunes próximo y hasta el 31 de diciembre, pero ese mismo día el Poder Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley para que este beneficio se extienda a 2024 por hasta $ 23.000 mensuales.

El reintegro del IVA por compras de canasta básica no precisa inscripción de ningún tipo y vuelve al consumidor en 48 horas desde que se realiza la transacción. Las compras pueden hacerse en cualquier comercio, incluyendo a carnicerías y verdulerías que vendan de manera formal.