Edición n° 2738 . 21/05/2024

Alberto. Rumbo ratificado, discurso fortalecido

Por Gabriel Fernández *

El presidente Alberto Fernández ratificó el rumbo y endureció su discurso. En la apertura de Sesiones del Congreso Nacional enfatizó los logros económicos alcanzados durante los dos primeros años de gestión, detallando datos concretos de un crecimiento impulsado por el Estado, en contra del oleaje negativo generado por la recesión heredada y la pandemia de Covid 19.

Ese fue el eje conceptual, aunque con rastro emocional (y jurídico) se desplazó sobre la deuda externa, como veremos. El jefe de Estado subrayó el desarrollo de la industria en varios rubros y la mejoría general de la actividad que derivó en un 2021 con los indicadores en alza. Rechazó que su administración esté dispuesta a aplicar tarifazos, ajustes, cambios negativos en el sistema previsional y deterioros en el esquema laboral argentino. Enrostró a la oposición, con energía, el no poder contar con el Presupuesto diseñado para el tramo en curso.

El mandatario consideró que el principal desafío que se afronta es el de la inflación; la consideró resultado de muchas causas y se comprometió a combatirlas coordinadamente. Indicó que se priorizará la economía popular (Pro Huerta y Sembrar Soberanía), se sostendrán incrementos salariales por encima del indicador de precios y se seguirán alzando las exportaciones sin afectar la provisión del mercado interno.

El enlace entre ambos temas se afincó en las consideraciones referidas al pre acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El presidente se preocupó por señalar que el gobierno que lo precedió contrajo el adeudo, impagable, en condiciones imposibles de cumplir. Recordó que dispuso por decreto la investigación sobre responsabilidades, decisión que no fue canalizada a través del Poder Judicial. También objetó los cuestionamientos internos surgidos en el Frente de Todos: “He escuchado con sorpresa opiniones que critican que hayamos logrado un acuerdo sin los condicionamientos que tantas veces tuvieron consecuencias desastrosas para nuestro país”. El ex titular de su bancada, Máximo Kirchner, no estuvo presente.

La tensión se plasmó cuando, casi como admisión de culpa y relevo de prueba, una parcela de la bancada opositora se retiró de la cámara baja que contenía a la Asamblea Legislativa. La movida fue rápidamente detectada por medios propios y extraños como un traspié, pues el ideograma originado fue el de legisladores que no admiten indagar en las culpabilidades del problema que atosiga la economía nacional. Resultó evidente, y portador de una proyección interesante, que ese camino preocupa a quienes respaldaron el accionar del gobierno macrista.

El tramo clave de la exposición se sintetiza en estos fragmentos:

“¿Cuáles son objetivos realistas que la Argentina se puede proponer para los próximos años?

1) Podemos crear anualmente, solo con la ampliación de la matriz productiva, al menos 200.000 puestos de trabajo de calidad en el sector privado.

2) Podemos poner en marcha 10.000 nuevas empresas por año.

3) Podemos reducir la inflación año tras año, de modo sostenido y paulatino.

4) Podemos alcanzar y superar los 100 mil millones de dólares de exportaciones sumando bienes y servicios.

Nuestro principal desafío es salir del péndulo de políticas económicas contradictorias. Debemos darle sostenibilidad a este desarrollo integral y salir definitivamente de la famosa restricción externa.

En el mediano plazo podemos duplicar las exportaciones de la Argentina. Necesitamos aumentar las exportaciones por la vía de una mayor producción, no con menos consumo interno. Producir para exportar, no saldos exportables.

Vamos a impulsar la producción y las exportaciones para generar empleo, mejorar los ingresos, generar divisas y bajar la inflación. No se trata de exportar a costa del mercado interno. Se trata de exportar para mejorar la vida de los argentinos.

La lógica del futuro es clara: debemos crecer, aumentar y diversificar nuestra oferta exportable para estabilizar nuestra economía. No se trata de estabilizar para después crecer, sino de crecer para estabilizar.

Nuestro plan para este año indica que las exportaciones de bienes crecerán entre un 5% y un 13% respecto a 2021. En materia de servicios en 2021 se estiman unos 9.000 millones de dólares y también se prevé una mejora para 2022. Por eso, sumando bienes y servicios, existe la posibilidad de que este mismo año nos acerquemos a los 100 mil millones de dólares de exportaciones”.

Con posterioridad ningún tema de la vida nacional quedó fuera del discurso inaugural. Con clima despejado tras el impulso de quienes se fugaron del recinto después de fugar capitales del país, Alberto pasó revista a las medidas adoptadas para fomentar ese crecimiento, a la relación con China, la situación educativa, la seguridad, e impactó con energía sobre los sótanos, la labor de los servicios de inteligencia y la defección de la Corte Suprema de Justicia. Denunció, explícitamente “complicidad judicial con el poder económico”.

También solicitó al Congreso la revisión necesaria de la Ley de Alquileres para instrumentarla lo antes posible, ratificó la existencia de libertad de expresión en el país (donde cada cual dice lo que quiere, aseveró) y planteó una agenda legislativa moderada, que denota la intención de lograr los acuerdos básicos para concretarla parlamentariamente, con varios proyectos.

Entre ellos, el desarrollo del cannabis para uso medicinal y cáñamo industrial, que ya tiene media sanción, la ley de inversiones automotrices, para estimular nuevos proyectos y crear nuevos puestos de trabajo, la ley de electromovilidad, para estimular la fabricación y difusión local de los vehículos eléctricos y trabajar en la cadena de valor del litio, la ley agro bio industrial, para estimular la inversión y agregar valor en las economías regionales. Según su parecer, esa normativa permitirá crear 700 mil puestos de trabajo e impulsar exportaciones por 100 mil millones de dólares.

También promoverá la ley de Compre Argentino, para fortalecer el poder de compra del Estado como elemento de tracción para el desarrollo industrial, en particular sobre PYMES y cooperativas, la ley de desarrollo hidrocarburífero, para potenciar la industria, desplegar el desarrollo y las exportaciones. Anunció que en breve se presentarán la ley de Nano-biotecnología, que actualizará la Ley de Biotecnología moderna, la ley de Hidrógeno orientada al desarrollo de una actividad en la cual Argentina aspira a presentarse en un lugar de liderazgo mundial y una ley del Sistema Nacional de Calidad para dotar a la producción de mayor autonomía, control y desarrollo que permita evitar los casos en que el país no puede exportar productos de nivel internacional.

Si el arranque estuvo enfocado sobre una justa narración de la lucha social y estatal contra el coronavirus, en varios tramos se destacó la política internacional argentina que enfatiza la predisposición a adentrarse en la Multilateralidad, así como la trascendencia que se le otorga a la conducción de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Dadas las circunstancias de público conocimiento, Alberto Fernández no avanzó en evaluaciones planetarias más precisas.

Por supuesto que muchas dudas persisten. Sobre todo cómo afrontará el gobierno la creciente de precios en la práctica, de qué modo se buscará la eliminación de una pobreza de dimensión récord, por qué no se amplía el concepto de libertad expresiva sobre el sostenimiento concreto de los medios populares, con qué herramientas se fortalecerá el Mercosur, y evitó referirse a algunos temas sensibles como la propiedad de tierras en manos extranjeras, así como las demandas soberanas sobre las vías navegables. Sí refrendó la argentinidad inobjetable de las Islas Malvinas.

Primeros apuntes para un debate que recién empieza y será enriquecido por el accionar concreto del oficialismo y, bien cerca, por el debate parlamentario en derredor del pre acuerdo con el FMI sobre la deuda externa.

Vale repasar el discurso completo, en nuestra página: https://radiografica.org.ar/2022/03/01/alberto-fernandez-abre-el-periodo-de-sesiones-ordinarias-discurso-completo/

Area Periodística Radio Gráfica / Director La Señal Medios / Sindical Federal

Fuente: Radio Gráfica