Edición n° 2803 . 25/07/2024

Alberto Fernández no irá por la reelección / El Presidente se bajó de la carrera presidencial

El mandatario publicó un video en el que dice que el próximo 10 de diciembre entregará la banda presidencial. «Trabajaré fervientemente para que sea un compañero o compañera de nuestro espacio político», aseguró. 

El presidente Alberto Fernández anunció que no se presentará como candidato para ser reelecto en las próximas elecciones generales de octubre. El jefe de Estado afirmó que tomó esa decisión “con la certeza de no haber tomado una sola medida en contra de nuestro pueblo” y sostuvo que durante este tiempo, hasta el 10 de diciembre, concentrará su “esfuerzo, compromiso y corazón en resolver los problemas de los argentinos y argentinas”.

De esta manera, el jefe de Estado abrió paso a que los distintos sectores que integran el Frente de Todos decidan, por acuerdo de unidad o a través de las PASO, quién será el aspirante a sucederlo en el cargo que asumió en diciembre de 2019. Su deseo fue que el nombre surja de las elecciones primarias, pero tras este anuncio eso aún está por verse.

“Cuando comencé a militar políticamente en los años ’70 nunca antepuse una misión personal a la necesidad del conjunto. Como militante peronista siempre supe que primero estaba la patria, luego el movimiento y por últimos los hombres. Es por eso que voy a cumplir con esta escala de prioridades”, argumentó en un video publicado en sus redes sociales.

Es por eso que, añadió, “voy a cumplir con esa escala de prioridades”, debido a que el contexto de económico lo obliga “a dedicar todos mis esfuerzos a atender los difíciles momentos que atraviesa el país”.

“Creo fervientemente en la democracia” y por eso sugirió que “las PASO son el vehículo para que la sociedad seleccione los mejores hombres y mujeres de nuestro frente que mejor nos represente en las próximas elecciones generales”.

Aseguró que como presidente del Partido Justicialista promoverá “un nuevo ciclo virtuoso” en el que otros “se empoderen para volver a conquistar los corazones de quienes siguen mirándonos como el espacio que garantiza que no volverá la derecha a traernos su pesadilla y su oscuridad”.

“Voy a involucrarme directamente para que esto sea posible”, sentenció en el anuncio de cuatro minutos donde no dijo explícitamente que no se presentará para ser reelecto pero que sí lo dejó en claro al sostener que el 10 de diciembre próximo “le entregaré la banda presidencial a quien haya sido electo legítimamente en las urnas”. «Trabajaré fervientemente para que sea un compañero o compañera de nuestro espacio político», aseguró.

Momento de definiciones en el Frente de Todos

De esta manera, Alberto Fernández le puso fin al suspenso que mantenía en vilo al Frente de Todos, en momentos las demás fuerzas políticas de oposición comienzan a cerrar sus alineamientos de cara al cierre de listas que tiene como fecha límite el 24 de junio, es decir dentro de dos meses.

Si bien aún no se conoce el trasfondo de consultas y conciliábulos que gravitaron momentos antes del anuncio, la decisión de Alberto Fernández fue tomada en una semana que definitoria por el contexto desatado en la economía tras las corridas cambiarias que sacudieron el sistema financiero producto de rumores, renuncias e internas en el Gobierno.

No en vano fue la reunión que el jueves mantuvo en la Quinta de Olivos con el ministro de Economía, Sergio Massa. De hecho, hubo una premura inusitada por publicitar la foto de ese encuentro, donde se los ve sonrientes y al presidente poniendo una mano en el hombro a su principal funcionario.

La imagen tuvo el objetivo (y el efecto) de llevar tranquilidad a los mercados desbocados por la escalada del dólar ilegal, pero también fue vista por varios como un espaldarazo político al titular del Palacio de Hacienda, a quienes no pocos ven como figura candidateable del oficialismo.

El anuncio de Alberto Fernández de no competir por su sucesión también fue sugestivamente hecho a horas de la reunión que esta tarde mantendrá el Consejo del Partido Justicialista, que él mismo encabezará como presidente de la mayor fuerza política del país.

La reunión tenía como objetivo definir una estrategia política de cara a las próximas elecciones y se esperaba que en ella los distintos sectores del partido le exigieran una definición al presidente de la Nación. La definición llegó y puso en modo “recalculando” a la agenda de detractores, aduladores y aspirantes a algún cargo. Hay expectativa por lo que haga Cristina Kirchner, para muchos dirigentes del Frente de Todos la candidata natural para encabezar el espacio en las próximas elecciones.