Edición n° 2765 . 17/06/2024

Alberto Fernández habló con Cristina Kirchner y aseguró que el Frente de Todos «apoyará mayoritariamente» el acuerdo con el FMI

Habló de cómo sigue su relación con la vicepresidenta y contó los temas de la conversación con ella. Refutó las críticas sobre sus comentarios alrededor de la dependencia argentina a EE.UU. y el FMI y aseguró que «no duda» de que el acuerdo con el FMI tendrá respaldo mayoritario en el FdT.

(Por Melisa Molina) A un día del cierre de su gira por Rusia, China y Barbados, el presidente Alberto Fernández expresó que está «muy contento» con los encuentros que sostuvo con los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y con el de China, Xi Jinping. Además, agregó que ambos «fueron muy necesarios para la Argentina». Fernández contó ante un grupo de periodistas argentinos, entre los que estaba Página/12, que «los dos países expresaron su satisfacción por el acuerdo alcanzado con el FMI porque tiene que ver con las posibilidades de avanzar en materia de inversiones». El mandatario comentó que cuando llegó a la ciudad de Beijing, y antes de reunirse con el presidente chino, conversó por teléfono con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner: «le comenté como había sido la reunión con Putin y era la víspera de la reunión con Xi, hablamos un poco sobre esas cosas», confió. 

Alberto y Cristina, entre anuncios y un llamado a la unidad: "No hace falta  que todos pensemos igual" - La Unión Digital

La conversación con Cristina Kirchner

Sobre cómo quedó su relación con la vicepresidenta luego de la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque oficialista en Diputados, Fernández explicó que «seguimos trabajando juntos para poner de pie a la Argentina, que es la preocupación que tenemos. También están las dificultades con las que lidiamos. Algunos con unas miradas, otros con otras, todos compartimos el común denominador de querer hacer lo mejor para la Argentina y en eso respeto todas las posiciones. Me toca decidir a mí, pero escucho y presto atención a todos. Obviamente que también a CFK, que tiene mucha experiencia», aclaró. 

Además, Fernández indicó que, durante el llamado, conversaron  con la vicepresidenta de «temas generales», y añadió que «no estoy poniendo en duda que nuestra fuerza política mayoritariamente apoye al acuerdo con el Fondo«.

En Rusia y en China Fernández pudo agradecerles a ambos presidentes por la «comprensión» que tuvieron con nuestro país, sobre todo en materia sanitaria durante la pandemia. «Hablamos con ambos presidentes la posibilidad de que colaboren con nuestro país mediante los derechos especiales de giro (DEG) y estaban al tanto del tema y de esa posibilidad. Vamos a tratar de seguir encaminando esas cuestiones», dijo el Jefe de Estado. 

Luego contó que con el presidente chino también dialogaron sobre la posibilidad de extender el swap: «hay un pedido preciso del Banco Central de la Argentina. Se está trabajando en eso y confío que tendrá éxito. Lo que hay que hacer es dar es tiempo a que las partes técnicas de los gobiernos, sus bancos Centrales y sus ministerios de Economía y Finanzas vean el modo», explicó.

Las relaciones con Estados Unidos

En el encuentro que Fernández sostuvo con Putin, el mandatario había dicho que «Argentina tiene que dejar de tener esa dependencia tan grande con el FMI y EE.UU». Consultado por los periodistas, Fernández explicó que «lo que dije es una verdad de perogrullo. Argentina debe nada más y nada menos que 44 mil millones de dólares al FMI y también hay una gran masa de dinero adeudada y atomizada en diferentes fondos de inversión, muchos de ellos estadounidenses. Dije algo que todos sabemos».

El viaje generó en el Presidente distintas reflexiones. La distancia y la estadía, tanto en Rusia como en China, le hicieron entender más que nunca la necesidad del multilateralismo. «Algunos siguen creyendo que hay un mundo bipolar donde están los comunistas del este y los capitalistas del oeste. Ese mundo no existe más y sería bueno que miremos como funciona todo hoy. Tuve la oportunidad de verlo en este viaje y cada vez estoy más convencido de la necesidad de los vínculos multilaterales», subrayó. Además, destacó que con Estados Unidos, «hay que mantener relaciones respetuosas, serias y responsables, como las que mantenemos con todos los países del mundo». 

«Desde acá lo que veo que Argentina no entiende que el mundo es otro. No lo entiende la política, ni los medios de comunicación. En esos días hasta llegué a leer que ‘le mordí la mano a quien me ayudó'», dijo el Presidente haciendo referencia a publicaciones que cuestionaban sus dichos en Moscú sobre el FMI. «Para buscar una solución con el Fondo me ayudaron los países europeos, China, Rusia y los países latinoamericanos. Nadie más», señaló Fernández. «Lo que sí sé, es quién hizo mucho trabajo para que ese préstamo sea dado: el anterior gobierno de Estados Unidos. No lo digo yo, lo ha dicho el propio Fondo», concluyó tajante.

El ingreso a los BRICS

En la reunión con Xi Jinping, como en la bilateral con Putin, Fernández también pidió por la incorporación de la Argentina a los BRICS, una asociación económica-comercial compuesta por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Acerca de la importancia de que nuestro país se integre a ellos, Fernández dijo a este diario que «es algo que nos interesa mucho porque el Brics tiene un banco de desarrollo que financia inversiones de los países miembro. Le plantee nuestra intención de sumarnos al presiente Putin y a Xi y ambos me dijeron que estarían muy de acuerdo. Ahora deben decidirlo en conjunto con el resto de los países miembro y ver si acuerdan nuestro ingreso».

Luego de una escala por Madrid, que solo le dio tiempo al mandatario para cenar unas tapas en la embajada, por la tarde del lunes Fernández y su comitiva arribaron a Bridgetown, capital de Barbados. Mañana martes el Jefe de Estado se reunirá con la primera ministra de ese país, Mía Mottley. «Fue algo que me impuse cuando asumí la presidencia de la Celac. El Caribe insular pasa un momento muy complejo por el cambio climático. Pude escuchar a la primera ministra en dos ocasiones y llamó mi atención la complejidad del problema. Considero que los latinoamericanos no le prestamos atención suficiente al tema y por eso quise dar una señal muy clara de mi preocupación con esta primera salida como presidente de la Celac», indicó el Presidente.