Edición n° 2647 . 20/02/2024

AFIP desarticuló maniobras de evasión por 4710 toneladas de mercadería/ Freno a la comercialización ilegal de granos

La cifra equivale a 158 camiones con acoplado, de los cuales la soja representó más del 65 por ciento de los granos detectados en infracción.

La AFIP evitó maniobras de evasión por 2.464 toneladas de granos | BAE  Negocios

Los controles de la AFIP para detectar maniobras fraudulentas durante el verano continúan. Esta vez desarticuló la comercialización abusiva sin avales correspondientes de 4710 toneladas de granos en Córdoba, Entre Ríos, Corrientes, Chaco, Buenos Aires, Tucumán y Mendoza. De esta forma entre septiembre de 2021 y febrero de 2022, interdicto más de 35.500 toneladas de granos.

Los operativos llevados a cabo desarticularon maniobras de evasión por 4710 toneladas de mercadería, equivalentes a 158 camiones con acoplado, de los cuales la soja representó más del 65 por ciento de los granos detectados en infracción (3.179 toneladas).

Los productos que fueron identificados en infracción a lo largo del último mes son principalmente soja, trigo, maíz, maíz partido, pero también se hallaron irregularidades en la comercialización de azúcar, avena, alpiste, ajo y semillas para cultivo de pasto forrajero (rye grass).

Evasión en el campo: la AFIP decomisó 8.100 toneladas ilegales de maíz y  502 de soja

Desde el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont destacan que la incorporación de nuevas herramientas a lo largo 2021 representa mejoras significativas en las capacidades de fiscalización sobre el sector agrícola, y los principales cambios introducidos fueron la utilización y procesamiento de imágenes satelitales, así como la implementación de la carta de porte electrónica para trasladar granos por las rutas del país.

En un solo operativo en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, la DGI interdictó 1266 toneladas de soja tras identificar que una firma no contaba con capacidad operativa, económica y financiera, además de estar incluida en la base de datos de contribuyentes no confiables de la AFIP. Otra maniobra detectada como parte de la investigación fue que la empresa emitió cartas de porte para el supuesto traslado del grano, pero que tenían el mismo destino y destinatario.

Otro caso fue en un puesto de control de Gendarmería Nacional en Villa Olivari, Corrientes. El procedimiento permitió detectar 270 toneladas de soja, 120 de maíz y 90 maíz partido a granel que eran transportadas en 16 camiones con destino a la provincia de Misiones. A través de la investigación efectuada por distintas áreas del organismo, la DGI pudo constatar la existencia de diversas irregularidades en la trazabilidad de los granos transportados.

En enero, la AFIP desarticuló maniobras de evasión por 2.464 toneladas de granos en las provincias de Buenos Aires, Mendoza y Córdoba, en los procedimientos de control y fiscalización desplegados en el verano. En aquella ocasión, los productos agrícolas interdictados por la DGI equivalieron a más de 80 camiones con acoplado.

Las fiscalizaciones y controles de la AFIP abarcan también otros productos agrícolas, pues en dos localidades de Mendoza se constató la existencia de unas 1.000 toneladas de ajo sin documentación respaldatoria que acredite su tenencia. Las interdicciones de esta mercadería fueron en la localidad mendocina de Pareditas, por un total de 890 toneladas de ajo; y en La Primavera, donde se detectaron 61 toneladas sin su correspondiente documentación respaldatoria.

En diciembre desbarató en Santa Fe una maniobra de evasión con granos no declarados de unas 9.150 toneladas de maíz y soja. El operativo realizado en Santa Fe equivale a más de 300 camiones que, estacionados uno atrás del otro en la ruta, ocuparían siete kilómetros.

La maniobra fraudulenta identificada y desarticulada incluyó el uso de productores fantasma. Una empresa exportadora adquirió 8900 toneladas de maíz partido y 250 toneladas de soja a contribuyentes sin capacidad operativa, ni solvencia patrimonial, económica ni financiera para haber producido o adquirido esos volúmenes.

Frente a este escenario la DGI tomó la decisión de aplicar medidas para resguardar el interés del fisco. La desarticulación de estas maniobras abusivas protege a los operadores que cumplen las normas vigentes. De esa forma, evita la competencia desleal.