Edición n° 2747 . 30/05/2024

Advierten sobre un preocupante derrumbe de pymes en Salta

Desde comienzos de año cerraron cerca de 60 negocios y al menos 300 trabajadores perdieron su empleo en un sector ahogado por la recesión, tarifazos, alquileres, presión fiscal y competencia desleal.

Ajustes, recesión, elevada presión fiscal, tarifazos de servicios, onerosos alquileres, importaciones con aranceles reducidos y competencia desleal conforman en la Argentina de hoy un clima de tormenta perfecta en el que las micro, pequeñas y medianas empresas que sostienen el 70% del empleo privado del país están llevando la peor parte. Ayer, en diálogo con El Tribuno, la tesorera de la Cámara Pymes, Miriam Guzmán, reiteró que el sector registra en Salta un preocupante desgranamiento que exige una serie de medidas urgentes que eviten más cierres de negocios formales y pérdidas de puestos laborales registrados.

El viernes, en declaraciones a FM Profesional, Guzmán había señalado que desde diciembre a la fecha se cerraron cerca de 60 pymes y al menos 300 trabajadores quedaron sin empleo. Esas cifras prendieron una luz de alerta, que se sumó a otras voces del comercio, los sectores gastronómico y hotelero, y las cámaras empresarias del interior que en las últimas semanas advirtieron sobre cierres de panaderías, librerías y locales de venta de diferentes rubros de la actividad.

Tarifazo eléctrico

En línea con los clamores que se hicieron escuchar desde el norte y sur de la provincia, Guzmán remarcó que uno de los factores que más incidieron en los cierres fue el tarifazo eléctrico, que desde los vencimientos operados desde marzo último se tradujo en incrementos en el servicio que en muchos casos superaron el 400%, con facturas que saltaron a uno o dos millones e incluso a cifras bastante más pesadas, como en el caso de negocios que no pueden prescindir del uso de heladeras y sistemas de refrigeración de carnes, pescados, lácteos y otros productos alimenticios. Lo propio ocurrió con panaderías y pizzerías que en algunos casos utilizan hornos eléctricos y en otros, de gas, servicio en el que también asoman subas que acentuarían la situación de ahogo de pymes que están cada mes más endeudadas y con cadenas de pago cortadas.

Bajas relevadas

«La situación es más que acuciante», afirmó Guzmán, tras aclarar que parte del derrumbe de pymes se percibe en estos días tanto por las bajas que se relevan en el seno de la Cámara como por las críticas situaciones que se exponen, viernes tras viernes, en las ampliadas rondas del Café de las Pymes, un espacio en el que la comunidad empresarial se reúne para intercambiar ideas y fortalecer la red de contactos bajo el lema: «La clave es la unión».

Moras y endeudamiento

La tesorera de la Cámara Pymes subrayó que a la par de las impagables tarifas eléctricas, que a gran cantidad de usuarios no residenciales hicieron caer en moras en las facturas vencidas en marzo, abril y las que están en las puertas este mes, muchas micro, pequeñas y medianas empresas acusaron otro duro golpe con los alquileres, que se encarecieron al igual que muchos productos por encima de la inflación y la evolución del propio dólar, con remarcaciones totalmente desmadradas, mientras se registran caídas en las demandas que se elevan desde el 25 hasta el 40% en distintos rubros.

Competencia desleal

Uno de los rubros con mayor caída en las ventas es de las indumentarias, donde a la par de la recesión y la caída del poder adquisitivo de los salarios, se acrecentó la competencia desleal. Guzmán precisó, al respecto, que empresas formales con elevada presión fiscal y empleo registrado ya no solo ven limadas sus ventas por las típicas ferias americanas sino también por locales que comercializan ropas nuevas o usadas en el área céntrica de la capital salteña sin debida habilitación, tributación impositiva ni trabajo registrado. También hizo notar que proveedoras nacionales, que afrontan elevadas cargas impositivas y costos de producción, también deben competir en notable desigualdad frente a importaciones asiáticas de productos tanto nuevos como usados.

En relación con el proyecto de ley de bases que tiene media sanción de la Cámara de Diputados, Guzmán sostuvo que las principales beneficiarias serían grandes compañías y no las más chicas incluidas en el apartado laboral, porque estas últimas están cayendo una tras otra.

Ejecuciones fiscales

En el crítico contexto actual, desde Cámara Pyme insisten ante la AFIP y la Dirección General de Rentas de la Provincia en la necesidad de extender al menos hasta fin de año la suspensión de ejecuciones fiscales, que el organismo nacional, por resolución 5482/2024, dispuso hasta el 31 de julio.

Planes de pago de la AFIP y Rentas  

A través de una presentación que realizó en forma conjunta el Consejo Profesional de Ciencias Económicas en febrero último, la Cámara Pymes solicitó a la Afip y la Dirección General de Rentas de Salta un régimen de regularización acorde a las difíciles circunstancias actuales, porque con el estado de endeudamiento, contribuyentes del sector  no tienen posibilidades razonables de regularizar su situación fiscal con los planes de pago dispuestos en seis cuotas.