Edición n° 2736 . 19/05/2024

2023 y un modelo para armar

El Frente de Todos navega en estos meses, previos al cierre de listas, en un marco de indefinición e incertidumbre en relación a su estrategia electoral. A su vez navega, en los ámbitos de gestión diaria, en un mar de acechanzas, debilidades, dudas e incapacidades que agravan aun mas el panorama para los próximos meses.

( Por Antonio Muñiz) La primera linea dirigencial muestra una desorientacion manifiesta, que por supuesto se  derrama hacia abajo, agravada en los últimos tiempo a medida que se iba perdiendo que aumentaba el fragor de las internas y se iban desdibujando la/s conducciones del espacio.

Ejemplos de esta falta de estrategia global o por lo menos sectorial, podemos citar, en los últimos días vimos por un lado un sector queriendo expresar un “albertismo” tardio, a través de Victoria Tolosa Paz y miembros del gabinete, por el otro una acto del PJ porteño en el marco de la campaña clamor por Cristina 2023, cerrado en su discurso final por el presidente del PJ bonaerense  Máximo Kirchner.  Y ya que estamos podriamos citar también el faltazo manifiesto de Máximo Kirchner al acto multitudinario organizado por el Cuervo Larroque dentro del operativo clamor.

Una renuncia anunciada:

La renuncia del presidente Alberto Fernández a la posibilidad de ir por su reelección a dado paso una interna mas abierta, mas real, ya que la reelección de AF era una gesta inviable mas allá del voluntarismo del presidente y de su circulo de colaboradores.

Una sumatoria de errores propios, internas furiosas, mucha incapacidad en sus equipos de colaboradores y también una serie de factores externos que fueron condicionando la gestión casi desde el primer día: la herencia catastrófica que dejo el macrismo sintetizada en deuda,  inflación y niveles de corrupción  pocas veces vista en nuestra historia,  mas la pandemia, la guerra y para completar el circulo macabro, la sequía.

Sin embargo, esta lista de complicaciones que afectaron al gobierno de AF no pueden tomarse como excusas. La obligación de todo gobernante es dar respuesta a los problemas y conflictos, construyendo las políticas y el poder necesario para enfrentarlas.

Los errores fueron licuando el poder y la imagen de un gobierno que en los primeros meses de gestión, en medio de la pandemia, alcanzó una imagen positiva cercana al 80%.

La renuncia de AF, si bien por un lado, libera trabas en el armado de la estrategia electoral, por el otro abre dudas sobre la fragilidad de un gobierno, que ya venia muy desgastado, conducido por un presidente casi sin poder de gestión, en un momento de profunda crisis económica, alta inflación, intentos de corrida cambiaría, dolares escasos, caídas estimadas en la recaudación de divisas de cerca de 20 mil millones de dolares, pago de la deuda y atados a un acuerdo con el FMI de características leoninas.

Un horizonte muy delicado, sobre todo mirando la terminación del mandato en diciembre,  pocos meses, pero de un eternidad en términos políticos y sobre todo económicos, dada la aguda precariedad en todas la variables macro económicas.

La oposición mas grupos economicos ligados a los fondos buitres siguen alentando el fantasma de una corrida cambiaria e hiperinflacionaria, que se lleve puesto a la gobierno y acelere los tiempos de recambio. 

En estos días vimos como desde algunas cuevas se alentaba la especulación sobre el dolar , que generó una corrida que hasta el día de hoy no ha parado y por el otro operadores de la city ligados a Mauricio Macri operando sobre funcionarios del FMI para que no libere fondos y flexibilice los acuerdos, según lo que estuvo negociando Sergio Massa en estos días.

El objetivo es desatar una crisis profunda termine de destruir al odiado populismo y abra las puertas a un programa de ajuste brutal pero “legitimado” por las necesidades de parar la hiperinflación.

Escenarios y candidatos.

La renuncia de CFK a ser candidata en las próximas elecciones, sumado a la inhabilitacion judicial a ocupar cargos públicos por parte de la Justicia Federal, latente sobre su potencial candidatura, también agrega mayor incertidumbre al escenario electoral.

El operativo clamor por parte un sector importante del kirchnerismo a fin de que CFK revea su posición y acepte ser candidata, mostró hasta ahora  mucho fervor militante pero escasa respuesta por parte de la vicepresidenta.

Al día de hoy pueden configurarse diversos escenarios en la oferta electoral del FDT, ya hay una danza de nombres y potenciales alianzas. Sin embargo no  aparecen candidatos con peso propio, conocimiento y aceptación por parte de la ciudadanía y los dirigentes del espacio, que sobresalgan sobre el resto.

Por ahora la decisión final se pasó para el congreso partidario el próximo 16 de mayo, donde se definirá la estrategia electoral, pero la discusión se esta  dando en los pasillos y despachos, formula única de consenso o internas entre varias listas.

Cualquiera sea el mecanismo acordado, llegar a una formula que sintetice el amplio espectro del campo popular parece un proceso complejo dada la crisis general de la dirigencia política, la situación social y económica y en este caso el arrastre negativo de una gestión fracasada sobre las espaldas de los futuros candidatos.

Rosqueando en el Titanic.

Nunca , tal vez, es tan valida de la metáfora sobre el Titanic. Una clase política peleando espacios de poder en medio de un caos, en un barco que esta muy averiado desde hace tiempo y en peligro de hundimiento en cualquier momento.

En Juntos por el Cambio los potenciales candidatos Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bulrich, Santili, Ritondo, María Eugenia Vidal, Gerardo Morales y Facundo Manes, etc,  se anotan en una carrera también muy difícil, dada los niveles de enfrentamiento entre los diferentes espacios; donde el fuego amigo ha hecho estragos en sus filas.

Esta lucha interna, ha entrado en una meseta y un acuerdo al parecer de no pasarse de los limites. La percepción de que superada la interna tienen allanada la llegada al gobierno ha logrado disminuir el conflicto publico.

Hay que ver hasta cuando durara la paz, ya que por debajo parece verse una lucha desangrante, donde Mauricio Macri,  a pesar de su renuncia, sigue pesando y el fantasma de Milei, que divide aguas en la coalición.

Milei con su discurso estrafalario le quita votos por derecha por lo que obliga al sector duro de Cambiemos Macri- Bulrich a radicalizar su agenda, alejándolos cada vez mas de los sectores medios mas moderados.

Las encuestas y el sentido común marcan a un Rodríguez Larreta ganando las Paso y posible triunfador en el balotage; este con un discurso mas moderado y llamando al dialogo va marcando su camino.

Tampoco aquí el proceso parece sencillo, en un espacio donde la escucha y el espionaje de la vida privada de los dirigentes y el “carpetazo” ha sido una moneda corriente para saldar las internas.

¿Y si vamos por la tercera? ¿Que hara Cristina Fernández?

Todo el armado electoral esta dependiendo de la decisión final  de CFK. Si ella decide presentarse como candidata, se acaban las discusiones y todo o casi todo en espacio del FdT se alinea detrás de ella. La  misma  posibilidad de inhabilitación judicial desaparece, no hay poder que, sin consecuencias, se anime a una proscripción.

La decisión final la tiene ella, por eso las expectativas  en sus próximas apariciones públicas.  El acto programado para el próximo 25 de mayo, parece la última fecha posible para una definición, sin embargo en  esta situación de caos puede ser una  fecha demasiado lejana.

Esta claro que el FdT no cuenta hoy con un candidato que garantice  un buen desempeño en la primera vuelta y mucho menos  que pueda conseguir un triunfo en el balotage.

Seguramente  si CFK  decide no ser, la formula del kirchnerismo sera  Massa –  Wado. Por los menos la alianza de Massa con Máximo les garantiza un peso interno muy fuerte. Pero Sergio Massa esta atado a los resultados de su gestión , hoy bastante vapuleada por los mercados. Si bien cuenta y no es poco con el apoyo bastante explicito del Departamento de Estado norteamericano.

Un poco mas abajo en sus posibilidades esta Daniel Scioli, que desde hace varios meses viene tejiendo con bajo perfil.  A su favor esta su distanciamiento de las internas, por lo que podría ser un candidato de consenso. Por supuesto con un candidato K como vice. En esta caso también podría ser Wado.

Wado de Pedro es un dirigente joven , bien valorado por el sistema político y económico, pero que hoy no mide electoralmente. Podria, especulan algunos , ser el hombre de CFK, pero la transferencia de votos no  es lineal y es siempre dificultosa.

Estas y otras distintas combinaciones podrían producirse, pero sigue sin vislumbrarse una que reúna todo lo necesario para consolidarse.

Pero como decíamos mas arriba  estas elucubraciones pasan a segundo plano ante una eventual candidatura de Cristina.

Queda claro que la centralidad de su figura en el escenario político argentino es mucho mas importante que los números que muestran las encuestas , siempre amañadas y relativas. Su sola aparicióngeneraría un cimbronazo muy fuerte tanto dentro del FdT como de la misma oposición.

En principio no habría internas, todos o la gran mayoría de los dirigentes de FdT se alinearía detrás de ella y sobre todo concentraría el voto popular. Lo cual podría garantizar ganar la primera vuelta, mas teniendo en cuenta la dispersión del voto de la derecha.

Es cierto que el balotage se puede hacer cuesta arriba, dada el nivel de rechazo que su figura genera en los medios de comunicación, sectores empresarios y clases altas.

La historia y diversos escenarios actuales muestran que en definitiva, más allá de las particularidades de cada caso, cuando prima el descontento social, el rechazo a lo político y a la política hay elementos emocionales que  pesan  más que las ideas. Un ejemplo concreto es el fenómeno Milei, cuyas ideas liberales y peligrosas, en general no generan apoyo de su electorado. Ven en el una representatividad  porque expresa el enojo del votante ante la política que no le da respuesta.

Este es así un voto muy fluctuante, poco fiel, no ideológico. Hace solo unos meses en Francia, los votantes de izquierda, que en primera vuelta votaron por Malechon en la segunda votaron a Marine Le Pen , una candidata de extrema derecha, en contra de los políticos tradicionales, como Macron.  En otros países ha sucedido fenómenos similares, caso Colombia y en menor medida Italia.

Tomar como referencia las elecciones intermedias de 2017 , donde CFK perdió por 5 puntos frente a Esteban Bulrich es equivocado, ya que los escenarios son dispares. En ese momento el macrismo estaba en su apogeo, y Cristina estaba siendo atacada por todos lados a través del lawfare y campañas mediáticas.

Hoy después del fracaso rotundo del gobierno macrista el escenario es otro. El corrimiento de Cambiemos hacia un discurso cada vez mas a la derecha, mas violento y retrogrado, hacen que diversos sectores vayan en la búsqueda de otras alternativas. La encuestas muestran un amplio espacio de indefinición en cuanto  a quien votarían.

La candidatura de Cristina podría generar una amplitud en las ideas y el debate, hoy ausente en la política argentina. A eso hay que sumar una ampliación del FdT, construyendo una mayoría sólida detrás de un programa de gobierno que rompa la lógica economicista que hoy predomina en el debate político. Solo un gran frente político y social podrá sacar a Argentina de la crisis.

Ademas, en caso de que los proyectos de la derecha neo liberal consigan un triunfo en las elecciones, sus propuestas y objetivos son tan contra mano de la historia, tan reaccionarios, que lo hacen inviable y están condenadas al fracaso muy rápido.

La derecha en el gobierno acelerara la crisis estructural  actual, llevándonos a un abismo que terminará de destruir las bases de nuestra coexistencia como nación, ya que la única manera de lograr sus objetivos es la violencia extrema y la represión indiscriminada.

Y aun en un escenario de derrota es fundamental  que CFK sea la conductora y referente de la oposición, que pueda frenar las políticas de destrucción de los derechos de los argentinos.

Lamentablemente la ultima experiencia 2015/19 se vio a sectores peronistas y kirchneristas sirviendo y acompañando las políticas regresivas que llevó adelante el macrismo. Ese escenario seria nefasto en una próxima experiencia de gestión neo liberal.

En otras palabras: si ningún candidato del campo popular pueda ganar la elección, reafirmemos la unidad  interna, bajo un liderazgo fuerte y luchemos por la carrera presidencial, pero no descuidemos  la carrera por el liderazgo opositor.

No es tiempo de darse por vencido.

Las dudas, la incertidumbre y los obstáculos para establecer una estrategia electoral exitosa son absolutamente lógicos, dada la realidad local y global.

La crisis global y cuyas secuelas soportamos también ponen limites a cualquier estrategia  de gobierno. Lamentablemente la dirigencia política local, sobre todo la derecha neoliberal,  lee muy poco y  entiende menos sobre la política geo estratégica mundial y el rol que Argentina y Latinoamérica debería cumplir en el nuevo orden que se esta gestando

El espacio nacional y popular sigue manteniéndose relativamente competitivo en líneas generales. Mas claro, las elecciones del 2023 no están perdidas de antemano. No es tiempo de darse por vencido, ni especular con la derrota anticipada.

Hay que aprender de los errores del pasado, 2015 por ejemplo, donde amplios sectores jugaron a la derrota de Scioli porque “no garantizaba el proyecto”. Se apostó a abroquelarse en la pcia de Buenos Aires y en los municipios y se cedió el gobierno nacional. Así nos fue, perdimos la nación, la provincia y muchos municipios: el pueblo argentino pagó el error de un grupo de dirigentes “iluminados”

El rompecabeza que nos encierra y condiciona no tiene una solución fácil. Hay que confiar en el pueblo que acompañara si podemos mostrarle una dirigencia representativa y confiable y una agenda de gobierno que de respuesta a sus necesidades.  Y audacia para romper la lógica posibilista que nos tiene sometidos, rapidez porque el tiempo apremia y parafraseando a  Perón, generemos el acontecimiento que rompa la trampa que nos impone nuestro adversario, pongamos el escenario a nuestro favor: Cristina Presidente.

Antonio Muñiz

Abril 2023