Política nacional

Recordó que él ya se lo había dicho a la misión del Fondo

Alberto Fernández respaldó a Cristina en su cruce con el FMI: "Su observación es muy pertinente"

Alberto Fernández definió hoy como "caótica" la situación económica de la Argentina y manifestó que el país necesita "más plazo" para hacer frente al compromiso con el Fondo Monetario Internacional, pero alertó que indicó que no debe ser costumbre "vivir con la deuda" porque es un "gran condicionante".

Fernández expresó en declaraciones radiales su deseo de que “el FMI se comprometiera con el crecimiento del país, porque puede ayudarnos a salir de la catástrofe alimentaria y de pobreza que tenemos" y estimó que hay “un diálogo sensato” con el organismo de crédito.

"Muy pertinente"

"Siento que no estamos mal con el Fondo. En ese sentido, la observación de Cristina es muy pertinente", agregó respecto de las palabras de la vicepresidenta, quien recalcó que el FMI había ido en contra de su normativa al prestar dinero para alimentar una fuga de capitales. "Cuando me vinieron a visitar los del Fondo, y después se reafirmó con un comunicado, yo les marqué cómo habían incumplido normas que prohíben prestar plata para cubrir corridas cambiarias", expresó el mandatario.

La respuesta del Presidente hacía referencia a la reunión que tuvo a fines de agosto con la comitiva del Fondo encabezada por Alejandro Werner y Roberto Caldarelli . En ese encuentro, Alberto Fernández dejó clara su "preocupación por el hecho de que los créditos otorgados por el FMI al Gobierno Nacional hayan sido utilizados, en gran parte, para financiar la salida de capitales". Y en el comunicado distribuido a la prensa tras la reunión se afirmaba, completamente en línea con lo expresado el sábado pasado por CFK en La Habana , que "Este fenómeno constituye un incumplimiento flagrante a lo dispuesto por Artículo VI del Acta Constitutiva del organismo cuyo primer párrafo dispone que 'ningún miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital'".

La voz del vocero

La palabra del Presidente se sumó así al intercambio que por la mañana inició el vocero del Fondo Monetario, Gerry Rice, ante las preguntas de los periodistas sobre el pedido de quita realizado por Cristina Kirchner.

"La quita no está permitida por los estatutos, y no sólo en el caso de la Argentina", expresó Rice al ser consultado en la sede del FMI. Además, dijo: "Puedo asegurarle a todos que no hubo violación de las reglas del FMI" en el crédito stand by otorgado al gobierno de Mauricio Macri, del cual llegaron a desembolsarse 44 mil millones de dólares.

La consulta periodística surgía de los dichos de Cristina Kirchner cuando presentaba su libro, "Sinceramente". En su discurso enfatizó, con repecto a la renegociación de la deuda con el FMI: "No se puede hacer una quita porque el estatuto prohíbe hacer quita, pero también prohíbe prestar para fugar capitales. ¿Por qué vamos a hacer valer una prohibición y la otra no? Quiero que me apliquen el estatuto del FMI entero".

El respaldo de Alberto Fernández a lo dicho por su vicepresidenta se realizó en el mismo tono dialoguista con el que Rice se refirió a la relación actual entre el FMI y el gobierno argentino. Rice destacó que "tenemos un diálogo muy activo entre el staff técnico y el Gobierno. Caracterizamos este diálogo como constructivo. Y sigo pensándolo así: compartimos los objetivos del Gobierno para estabilizar la economía y proteger a los más débiles con un crecimiento inclusivo".

Los errores de Macri

En el reportaje radial, el presidente de la Nación fue aún más allá con el tema de la deuda. Puso como ejemplo que "si te endeudás para tener un auto más cómodo, lo entiendo, pero no que te endeudes para pagar deuda", e insistió en que es "muy difícil" la realidad por la que transita el país.

Para Fernández, “la deuda que tomó el Gobierno anterior fue muy alta y a muy corto plazo, ése es el problema", pero consideró que “ya sabemos cómo tenemos que pararnos en la cancha”. En ese sentido, remarcó que se debe "sortear la primera etapa del reordenamiento de la deuda porque es un fuerte condicionamiento".

Respecto de la posibilidad de caer en cesación de pagos, no dudó en decir que, tal como lo viene sosteniendo desde la campaña, el país se encuentra “en default técnico” desde los últimos meses del gobierno de Mauricio Macri y que no quiere "mentirle a la gente" porque "no depende todo" del Gobierno, dado que "la Argentina no está en un buen momento, está en una situación muy difícil, con una situación realmente caótica que han dejado".

Sobre las críticas de la oposición en cuanto a que su gobierno no tiene un plan económico, se defendió: "Tenemos un plan. Es más, tenemos dos. Por si pasa ´a´, o por si pasa ´b´". Y opinó que los dirigentes que consideran que no hay plan, "chicanean" a su gestión. Opinó que el ministro Martín Guzmán habló el miércoles con "la más absoluta realidad" en el Congreso sobre el tema de la deuda y estimóque la caída de los mercados no obedece a a sus palabras, sino al cambio de la fecha para el pago del bono dual.

Jubilaciones

En otro orden, se refirió a las jubilaciones y estimó que con la suba de marzo, la mayoría "cobrará más de lo que hubieran cobrado con la fórmula anterior". También destacó que "hay un mecanismo de crecimiento de consumo", al tiempo que subrayó que “le estamos llenando la heladera al que no tenía heladera".

Reforma judicial

También habló del Poder Judicial. "Mi idea es crear una Justicia federal que se aboque a hacer justicia de una vez por todas y se olvide de la política. Que ponga todos sus esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”, dijo antes de asegurar que está "casi listo" un proyecto de reforma judicial que "no va a significar la remoción de ningún juez ni que pierda las causas que ya tiene”.

Detenidos arbitrariamente

El jefe de Estado negó que haya presos políticos. “Hay gente que está detenida arbitrariamente por su posición política contra Macri. Cuatro años estuve diciendo esto”, afirmó. Y negó tener difrencias con sus ministros por ese tema. "Tienen la libertad de pensar y eso hace más rico el gabinete. Detesto el discurso único. Lo que está claro es que el que decide soy yo”.

Reunión con Bolsonaro

El presidente afirmó además que no se reunirá con Jair Bolsonaro en Montevideo el 1º de marzo, dado que ese día deberá dar su discurso ante la Asamblea Legislativa. “Lamentablemente no podré viajar ese día, es el discurso en la apertura de sesiones ordinarias”. Ese domingo, Luis Lacalle Pou asumirá la presidencia de Uruguay y se barajó que allí podría darse el encuentro con el mandatario brasileño. “Si no puedo viajar ese día, iré al día siguiente”, añadió.

Contactos con Macri

Fernández admitió haber tenido dos contactos telefónicos con Mauricio Macri con posterioridad al 10 de diciembre. "Me llamó para ver cómo estaba. Macri estaba de vacaciones en el Sur. Puede ayudar a solucionar los problemas que crearon, a que la Justicia funcione mejor”, consideró.

La relación con CFK

En el cierre de su diálogo con Radio Rivadavia en Casa de Gobierno, el mandatario habló de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. "El día que me esté quedando sin tinta, Cristina me va a alcanzar un cartucho". Fue una respuesta a su interlocutor, Oscar González Oro, que la semana pasada había sostenido la tesis del “doble comando” al afirmar que "en el país hay una sola lapicera número 1 y la tiene Alberto, pero lamentablemente el cartucho con la tinta lo tiene Cristina".

Fuente: Página 12

···