Motor Pymes

Sectores empresariales alertan que la continuidad de este escenario económico pone en riesgo 500 mil puestos de trabajo

(Por la Redacción) En la tarde de hoy sectores vitales para el desarrollo de la industria nacional afectados por las políticas económicas del gobierno realizaron una Conferencia de Prensa en el Hotel Castelar de la Ciudad de Buenos Aires en la que expusieron la situación que atraviesan y concluyeron en un documento común en el que solicitan la "inmediata convocatoria de las mesas sectoriales que funcionan en el ámbito del Ministerio de Producción de la Nación que habiliten la implementación urgente de un plan de estabilización del nivel de actividad de nuestros entramados productivos que, al tiempo, nos permita preservar los puestos de trabajo y que permitirán, al menos en parte, reparar el daño provocado por un entorno macroeconómico que ha venido erosiona a la actividad manufacturera nacional."

El documento titulado "Declaración de los sectores vitales. Somos una oportunidad" destaca que la disminución del nivel de actividad que ha provocado recortes en las horas trabajadas, suspensiones y despidos de puestos de trabajo hasta el cierre de líneas de producción y de fábricas." E interpretan que "la continuidad de este escenario pone en riesgo a nuestros entramados industriales y con él a los más de 500 mil puestos de trabajo directos que nuestras cadenas emplean."

La Declaración firmada por la Asociación de Curtidores de la Provincia de Buenos Aires (ACUBA); Sindicatos de Empleados , Capataces y Encargados de la Industria del Cuero (SECEIC); Sindicatos de Obreros Curtidores de la República Argentina (SOCRA); la Cámara Argentina de Industriales Proveedores de la Industria del Calzado (CAIPIC); la Cámara Industrial de las Manufacturas de Cuero y Afines de la República Argentina Sindicato Argentino de las Manufacturas del Cuero (CIMA/SAMC); la Federación Argentina de la Industria del Calzado y Afines (FAICA); la Federación Argentina de la Industria de la Indumentaria y Afines Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (FAIIA/CIAI); la Federación de Industrias Textiles Argentina (FITA); la Fundación PROTEJER; la Federación Obrera de la Industria del Vestido y Afines (FONIVA); la Unión de Cortadores de la Indumentaria (UCI) y la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (UTICRA) señala que "lo que producimos eficientemente en nuestras plantas soporta la carga de los factores que estructuran la no competitividad sistémica de la economía argentina, como son: fuerte presión tributaria; altas tasas de interés; servicios financieros raquíticos y caros; concentración de los canales de comercialización, renta inmobiliaria exacerbada; costos logísticos y de energía por encima de los de la región, etc."

Horas antes de realizarse el encuentro, del que también participaron la Asociación de Obreros Textiles (AOT) y el Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA), que no firmaron el documento conjunto, el gobierno, a través del Ministerio de Producción que encabeza Francisco Cabrera, intentó evitarlo sin resultado exitoso.

"Pues debe quedar claro y explícitamente indicado que ni nuestros industriales ni nuestros trabajadores definen la asfixiante carga fiscal, ni las altísimas tasas de interés que son ya incompatibles con la lógica de la producción, como tampoco definen los desmesurados cuadros tarifarios que nos impactan por la doble vía del incremento de los costos de producción y por la erosión del ingreso disponible de nuestros trabajadores, afectando el nivel de demanda, entre tantos otros factores que se dirimen en el campo de las políticas públicas, todos ellos fundamentos que hacen que lo que eficientemente producimos al interior de nuestras plantas industriales llegue a precios no competitivos a nuestros consumidores."-expresa la Declaración conjunta.

El documento presenta una serie de propuestas y un anexo que contiene una "Agenda de acciones y lineamientos de políticas pública a implentar" en la convicción que, "Con la implementación del paquete de medidas que se proponen, en los próximos 10 años, tenemos todo el potencial para fijarnos como objetivo duplicar el nivel de actividad industrial alcanzado en el año 2015, replicar un comportamiento inversor como ya hicimos en los últimos años -que supere los U$S 5.000 millones en bienes de capital e infraestructura productiva-, alcanzar el millón de empleos sectoriales y superar la barrera de los 2.000 millones de dólares en exportación de valor agregado sectorial al final de la década."

"En efecto, tenemos por delante el desafío de reducir la pobreza y la desocupación, que es una deuda moral de todos hacia el pueblo argentino.

Estamos convencidos que la generación de trabajo industrial es la mejor herramienta para cumplir con este objetivo y afirmamos que nuestras cadenas de valor poseen características distintivas e irremplazables que resultan estratégicas para combatir estos flagelos.

Es nuestra obligación como sociedad generar las condiciones apropiadas e incorporar la totalidad de nuestro pueblo a la fuerza laboral, que redundará en un mercado de consumo más equitativo, vigoroso y de mayores oportunidades para todos los argentinos" -concluye el documento.

···