Motor Pymes

Pymes denunciaron que fueron excluidas del “consenso”

Dirigentes de todo el país nucleados en la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) manifestaron su rechazo a los lineamientos anunciados por Mauricio Macri. “Van a seguir beneficiando a sectores concentrados de la economía”, indicó su presidente, Eduardo Fernández.

Luego de los anuncios de reformas previsionales, tributarias y laborales expresadas por el presidente Mauricio Macri en el CCK, diversos sectores se manifestaron en contra de las medidas; entre ellos, los representantes de las pequeñas y medianas empresas que destacaron en un comunicado que “fueron excluidas del consenso”. Criticaron las medidas porque profundizan políticas que no estimulan el mercado interno, y reclaman que “sólo se beneficiará a las grandes corporaciones locales y extranjeras, sectores agroexportadores y de la especulación financiera”.

Eduardo Fernández, presidente de Apyme, manifestó en diálogo con Va Con Firma, que no fueron invitados al lanzamiento del paquete de medidas y destacó que “no solamente las pymes sino enormes sectores socioeconómicos como la economía social, cooperativas, científicos, universitarios”; que fueron “excluidos de este consenso” a través de las “medidas anunciadas en esta reforma”.

“Hay un pasado reciente, de la gestión de un gobierno que ha afectado a muchas pymes y ha colocado en estado de emergencia a otras, y esta situación no se menciona en las medidas”, explicó Fernández. Destacó que tampoco se contempla “la angustia que provoca en miles de pequeños empresarios que no pueden esperar reformas de cinco o veinte años”.

Desde Apyme alertaron que “ante las reformas enunciadas, en particular en las áreas laboral, previsional e impositiva”, se va a profundizar “el actual rumbo de las políticas económicas y sociales, que ya ha hecho desaparecer a unas 7.500 Pymes en dos años”.

“Si se pretende realizar un aumento de la “competitividad” empresaria a costa del poder adquisitivo del salario y de la demanda del mercado interno, sólo se beneficiará a las grandes corporaciones locales y extranjeras, sectores agroexportadores y de la especulación financiera”, completaron en un comunicado publicado ayer.

En este sentido, el presidente de la entidad advirtió que los anuncios van a generar “una retracción del mercado interno, por disminución del gasto o porque afecten de una u otra forma las retribuciones de los sectores laborales”, lo que va “a seguir beneficiando a sectores concentrados de la economía”.

“Queremos saber qué sectores van a compensar la pérdida de recursos del Estado porque no queremos ser cómplices del desfinanciamiento de sectores al que el Estado debe atender, como la educación, la salud o la justicia”, remarcó Fernández, quien agregó que “los ejemplos emitidos” por el presidente en su discurso “sobre el gasto estatal han sido puntuales para crear una sensación de que el gasto público es el problema principal”.

Los empresarios nucleados en Apyme señalaron que “tras el concepto presidencial de “reformas permanentes” en verdad se propone una fuerte política de ajuste y “achicamiento” del gasto en línea con el gigantesco endeudamiento externo en marcha y las consabidas recomendaciones del FMI, que casualmente está de visita en el país”.

Y se preguntaron “de qué modo crecerán las inversiones genuinas si se sostiene y profundiza la actual política monetaria, que favorece la bicicleta financiera y la fuga de capitales en lugar de las inversiones productivas”.

“Integración al mundo” e industria nacional

“Respecto de la “integración al mundo”, la entidad señala que es preciso poner el foco en las avanzadas negociaciones del acuerdo de libre comercio del Mercosur con la Unión Europea, que puede significar un golpe de gracia para los sectores productivos nacionales no contemplados en el programa oficial”, indicaron en el comunicado.

Fernández advirtió que el presidente no se refirió en sus planteos “a la inminencia” de este acuerdo que “va a dejar desprotegida gran parte de nuestra industria nacional”; y en cambio habló “de una apertura al mundo que nos ha traído muchos dolores de cabeza a los industriales nacionales”.

Y agregaron que “las pymes necesitan fundamentalmente un mercado interno fuerte y en expansión, así como medidas segmentadas que las favorezcan” y reclamaron por la insuficiencia de rebajas de aportes o beneficios impositivos “ante la continuidad de una emergencia sectorial que ha sido desatendida y ante la profundización de políticas de ajuste, tarifazos, aumentos de insumos, importaciones indiscriminadas y ahogo financiero”.

Convocaron a los “actores sociales excluidos” entre los que nombraron a las pymes, al empresariado nacional, el cooperativismo, la economía social, los trabajadores, las universidades y científicos; “a impulsar una agenda para el desarrollo”.

Plantearon la necesidad de basar esta agenda “sobre un papel activo del Estado, la protección de la industria nacional y las pymes, el fortalecimiento del mercado interno, el fomento del crédito productivo, una reforma progresiva del régimen impositivo (es decir, que grave a quienes más tienen y no desfinancie al Estado), el fortalecimiento del sistema científico local, el resguardo del medioambiente, los recursos estratégicos de la Nación y la soberanía nacional”.

(*) Fuente: Va con firma

···